martes, 16 de noviembre de 2010

Eurovisión, Flamenco y Olé

Popular por un "cero"
Yo nací en Jerez, una de las cunas mundiales del flamenco. Y vivo en uno de los barrios donde históricamente está más arraigado. Pero no soy flamenco. Aún así, tengo que alegrarme por que hoy la UNESCO ha tenido a bien nombrar al Flamenco Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. ENYD está siempre al cabo de la actualidad (además de hablar de antiguas estrellas) y os quiere acercar hoy las contribuciones más flamencas que España ha hecho a Eurovisión.

Quizás llamar flamenco a algunas de estas canciones sea poco estricto, son más fusiones con el pop o ritmos folclóricos derivados de él, pero por lo general tienen un fondo flamenco emparentado con este arte. Su resultado en el concurso ha sido diverso. Podemos decir que la primera canción con fondo flamenco que presentó TVE a Eurovisión fue la primera, en 1961, con "Estando contigo", de Augusto Algueró y Antonio Guijarro y cantada por Conchita Bautista:



"Estando contigo" fue un éxito en la voz de Carmen Sevilla (esposa de Algueró) y sobre todo de Marisol aunque en el festival fue 9ª de 16, que no era un mal resultado. Conchita volvió en 1965 con "Qué bueno, qué bueno",  de Antonio Figueroa. Aquí su éxito fue menor, tan menor que quedó última a 0 puntos, a pesar de su vigorosa interpretación y su poderosa voz. Mereció mucho más, se la vio mucho más suelta y relajada que en su primera vez pero los designios de los jurados son insondables y no obtuvo ningún punto.

En 1974, TVE seleccionó a Peret con una de sus populares rumbas catalanas. Hay mucha literatura eurovisiva sobre si quería o no quería ir, si fue o no obligado, si le presionaron para ir o para que no se dejara enviar... pero esa es otra cuestión... Compitió con ABBA, Gigliola Cinquetti u Olivia Newton-John y se clasificó 10º de 17 con una vibrante composición suya muy bien arreglada para la orquesta por el maestro Ibarbia que le iba como anillo al dedo y como micrófono a corbata...:



En 1983, Remedios Amaya fue elegida como cantante de "Quién maneja mi barca" de José Miguel Évoras e Isidro Muñoz, que ha quedado como uno de las canciones más populares de España en Eurovisivión (más  conocida simplemente como "La Barca") a pesar de su 0. Una canción seria y vanguardista demasiado difícil al oido para los jurados de los 80, más acostumbrados a ritmos facilones y festivaleros que a esta muestra de fusión de ritmos. Quizás gracias a ese cero, su imagen no falta en ningún resumen eurovisivo en España y ha seguido siendo popular a diferencia de otros de sus compañeros eurovisivos de los 80, aunque no consiguiera el éxito hasta bien entrados los 90:



En 1990 España seleccionó "Bandido", de Orellana, Stinus y Abel, con el dúo extremeño Azúcar Moreno, que se clasificaron en quinto lugar a pesar de los errores técnicos por ls que se vieron afectadas. Durante años fueron aclamadas por su resultado y varias veces estuvieron en las encuestas de las más deseadas por los eurofans para volver a Eurovisión.



Dos veces más estuvo el flamenco en Eurovisión: en 1996 con "Ay, qué deseo", una canción de la que simplemente podemos decir que no está entre las mejores del grupo Ketama, y que fue interpretada por Antonio Carbonell ( y las inefables Chamorro como coro) y obtuvo únicamente un 20º lugar, y en 2005 con el grupo sevillano Son de sol y la canción "Brujería" compuesta por Alfredo Panebianco, que acabaron vigésimo primeras. No os perdáis la presentación que Terry Wogan hizo de esta canción, definiéndola así: "España, como siempre, con un toque típico, tan familiar como una tapa con un Jerez seco" y calificándola al final de la canción con un simple "kitsch" (hortera). Curiosamente, el Reino Unido se clasificó por debajo de la "horterada española"... Fue una canción que intentaba aprovechar en cierta forma el éxito internacional del "Aserejé" de Las Ketchup sin mucho tino y con la desagradable presencia del acompañante masculino de las chicas. Paradójicamente, Las Ketchup mismas fueron las siguientes en representar a España y su resultado fue peor...



El cante jondo no tiene nada que ver con estas canciones que TVE seleccionó para Eurovisión, pero es una forma de ver que en nuestro querido festival siempre ha habido sitio para todos. Siempre quedará la polémica de si es conveniente o no presentar nuestro folclore a Eurovisión, si no resulta contraproducente hacerlo o si ni siquiera representa a todo el país. Ya podéis empezar a discutir con vuestros amigos eurofans sobre este tema o, si lo preferís, elegid cuál de estas canciones os gusta más. Y como diría Terry Wogan: Olé!

2 comentarios:

  1. Para Olé el que soltó Lulu al final de su interpretación en Madrid jejeje, obviamente me quedo con Bandido, porque no se trata de flamenco si o flamenco no, sino de canciones bien hechas y "llevadas" en el momento justo! Hay temas buenos y temas malos, buenas malas y regulares interpretaciones sean de flamenquillo, baladas, schlagers o turcadas!

    p.d. Melody a eurovisión jajajjaa!

    ResponderEliminar