viernes, 28 de enero de 2011

Destino: ¿Eurovisión?

Destino ¿Eurovisión?


Esta noche comienza la preselección española para Eurovisión 2011. Un largo camino que empezó con los castings, las pruebas, laselección de canciones y los misteriosos jokers o ases que nunca aparecieron.

Hoy comienza, pero sigue habiendo numerosas dudas aún en el aire. La primera, esa: ¿Habrá o no "Ases"? ¿Habrá 9 ó 20 canciones? ¿Qué harán con las que son en inglés, si ahora resulta que todas deben ser cantadas en castellano? Si llega a haber Ases, ¿cómo los incluyen en el concurso? ¿Qué opinan de eso los participantes ya elegidos? ¿Porqué no ha habido un reglamento desde el inicio para todo el proceso? ¿Conseguirá superar el 10% de audiencia, que algunos expertos vaticinan difícil? ¿El jurado demostará valía y conocimiento o seguirá siendo torpe e iletrado (eurovisivamente)?  

Son demasiadas preguntas para algo que debería estar claro desde el principio. Hay que reconocerle a TVE el cierto interés que mantiene desde hace unos años por dotar a España de un canción elegida públicamente, pero no terminan de dar con el proceso correcto, y mucho menos consigue que ese proceso culmina con un éxito posterio en el festival.

Quizás haya que pararse y analizar qué es lo que conviene a la hora de organizar la preselección, tenerlo muy claro para poder implantar un sistema que se haga popular y duradero y con garantías desde su comienzo. La mayor crítica que puede hacerse a TVE no es sólo su desconocimiento general sobre el festival y el interés cuestionable, sino el descontrol general y la improvisación perenne en la que se haya todo lo que está relacionado con el festival.

Hay que recordar aquella gala de Eurocanción 2001 repleta de fallos y torpezas, aquel Carlos Lozano diciéndole a Björn Ericksen (directivo de la UER) "This is the acta" cuando se eligió a Rosa en 2002, casi fuera de plazo, aquella preselección surrealista de 2005 con canciones con letras insultantes, entre muchas otras cosas, el dedazo de Las Ketchup con estrepitoso fracaso, el sistema interminable y ridículo que se ideó en 2007, con tantos errores que es difícil acordarse de los aciertos, con la venta de Eurovisión a los ideólogos del Chiki-Chiki en 2008, el desastre del 2009 con gente herida, caída, sin sonido o abandonando la competición a la mitad,  cortando de 4 a 3 galas, no emitiendo semis y cambiando tenis por especiales previos, o finalmente en 2010 con JohnCobras de por medio y un proceso por internet totalmente lamentable donde eran los eurofans quienes tenían que avisar del no cumplimiento de las reglas.

Cada año nos ilusionamos con la "pre" española y es raro el año que salimos contentos. No hablo de los cantantes elegidos ni mucho menos, solo me refiero al proceso de selección. Es urgente acabar con el amateurismo eurovisivo que reina en TVE si queremos mejorar el palmarés de España en Eurovisión. Pero como cada año, démosle otro voto de confianza a TVE hasta que veamos como se va desarrollando. Y si esperemos que vaya bien, que será bueno para todos.

Cuando acabe la gala intentaremos responder a algunas de las preguntas de arriba. ¡No os lo perdáis!

No hay comentarios:

Publicar un comentario