sábado, 29 de enero de 2011

Pero, ¿ésto qué es?


Comienza el escándalo

Ya tenemos el escándalo inherente a cualquier preselección de TVE. En esta primera gala, el jurado "especialista" ha dejado fuera a los que unánimemente han sido los mejores (véase Facebook, Twitter y demás  redes sociales) en favor de otras apuestas bastante cuestionables.

Son finalistas ya:

David Sancho, un autodenominado "Crooner" que lo mejor que se puede decir de él es que pasa desapercibido. Grave error para un concurso como Eurovisión. No molesta, pero no destaca, ni por voz ni por desparpajo, pero sin embargo ha conseguido pasar gracias al televoto.


Lucía, una modesta gallega que interpretó "No tengo edad" con cierto aire desganado y poco gancho. Lo dicho para Sancho es válido para ella. No destaca entre 25 participantes, no llama la atención a pesar de su candor.



Auryn, el grupo vocal de jóvenes promesas que es de lo más  destacado del grupo finalista aunque su interpretación de "Fly on the wings of love" no fue todo lo brillante que esperábamos, aunque tienen margen para mejorar. Lo más negativo de estas buenas voces es que este estilo de grupo vocal no tiene mucho éxito en Eurovisión. Podemos recordar a los Cosmos, por Letonia en 2006.



Por el jurado, en el que por su condición de "especialista" confiábamos que podrían seleccionar a los mejores de los que quedaban, pasan:

Gio, el friki del año, sin intención de ofender, pero refiriéndome a su estilo, atuendo, presencia física y maneras, creo se acerca más al anti-cantante del año que a la estella que todos buscamos. A su favor hay que decir que no cantó mal y su versión de "Satellite" era original. Mucho me temo que será alguien contra quien habrá que luchar para evitar su triunfo. Boris se encargó de elogiarlo de sobra.

Da igual, el grupo rockerillo, que versionaron el tema fetiche "Bailar pegados" de forma solvente, que sería una apuesta distinta e interesante para Eurovisión.



Lo peor no es que, de los 5, hayan pasado 3 que nos asegurarían el fracaso en Düsseldorf, si no que han dejado fuera a candidatos mucho mejores. Tremendamente mejores. Infinitamente mejores.

Es el caso más destacado el de María López, que a pesar de su nombre común, no es  para nada una intérprete común. Su versión de "Vuelve conmigo" ha sido impresionante. Personalmente no había visto nada de los cantantes hasta hoy y me ha sorprendido tanto que no dudado en darle mi máxima puntuación y considerarla la candidata favorita para Alemania. Una balada en su voz sería una apuesta de éxito. Quizás sea eso lo que TVE ha visto en ella y ha preferido evitar un nuevo posible triunfo, apartándola de la final. Darle la canción de Anabel, que la cante como lo ha hecho y dejarla fuera no puede ser más cruel. El caso de Baltanás es similar,  aunque su interpretación de "Fairytale" no ha sido tan brillante, sobre todo por la falta de coordinación y gancho en la coreografía que le han hecho. 

Por otro lado, los eliminados anteriormente fueron Roima (que interpretó de forma pasable "Wild dances"), Las Miranda (con un mediocre "Ding-a-dong"), Sunami (versión rock de "Gwendolyne", interesantes) y Paula Marengo (muy buena interpretación de "Tu te reconnaîtras"), que coincidió en el trío más igualado de la noche y tuvo que ser eliminada.

En cuanto a la gala, tuvo ritmo (la falta de publicidad anima el programa), no faltó algún leve problema de sonido, Dani un poco justo en su labor de co-presentador, pero poniéndole voluntad y gracejo, un poco desubicados el señor Casamajó y el millonario desocupado Javier Sardà en unos irónicos videos sobre las injusticias eurovisivas españolas, un jurado que sólo elogiaba y no valoraba (bien Reyes, con imagen de profesora muy elegante) y una producción musical bastante mejorable de los temas interpretados. Quizás haya sido buena idea no cantar en inglés finalmente porque el nivel es bajo en general. 

En resumen, personalmente creo, y en vistas a un buen resultado en Alemania, sin entrar en mayores disquisiciones sobre calidad vocal, sólo eligiría a Da Igual. Tendría que asignársele una canción muy concreta y potente a Auryn para que pudieran llegar lejos en Eurovisión.

Ahora bien, ¿y si todo esto es para que nadie pueda hacerle sombra al "As" que TVE tiene elegido? Quizás nos salvara de otro fracaso, pero no sería un proceso justo para los artistas que ya están cantando. El viernes que viene confíemos en tener más suerte. Es nuestro sino, no nos queda otra a los eurofans españoles que vivir de ilusiones.

3 comentarios:

  1. Mis tres favoritos, tras verles en la gala, están en la final: David Sancho, Da igual y Lucía Pérez. No entiendo que Tsunami se quedara fuera porque lo hizo mucho mejor que el resto de su terna y Gio espero que sólo sea un tipo al que cuelan en la final para quedar el último... por favor!! El quinteto de jovencitos empasta menos que un coro de motosierras y laudes, mucho tienen que mejorar.

    ResponderEliminar
  2. Lo siento, David Sancho me pareció horrorosa su interpretación. Muy aceptable el pase de Lucia y lo injusto d ela noche lo de María.
    Una decepción de gala como siempre para mi por parte de tve

    ResponderEliminar
  3. Yo creo que si mandamos al Sancho con lo que sea, estaremos de nuevo después del 20º. Y no ees que el chaval sea horrible, ni mucho menos, pero no destaca para nada en nada.

    ResponderEliminar