domingo, 20 de febrero de 2011

Stefan Raab, de friki a gurú

Stefan Raab (a.k.a. Alf Igel)
Hay veces que el mundo da tantas vueltas que no se sabe dónde va a acabar uno. El mundo eurovisivo también. Desde 1998, muchas cosas han cambiado tanto que han terminado por ser al revés.

En aquel lejano final de la década de los 90, el Festival de Eurovisión comenzaba a desperezarse de un largo sueño de decadencia que le duraba ya casi 20 años. Los ritmos empezaban a cambiar y Europa cambiaba y se desmenuzaba en pequeños nuevos viejos países que pugnaban por despuntar y hacerse ver entre los veteranos y grandes países de siempre. En esta época de cambios, algunos de los grandes se las veían y deseaban para poder destacar. Era el caso de Alemania, que nunca tuvo mucho éxito eurovisivo, pero que en aquellos últimos años había decaído de forma alarmante.

Su primera musa: Guildo Horn (1998)
Un joven showman de la TV privada alemana, provocador e irreverente, irrumpió en el clásico programa de selección de la canción alemana para Eurovisión con un tema rock bastante cutre titulado "Guildo hat euch lieb" (Guildo os quiere), hecho especialmente para el festival y para su paisano Guildo Horn, un gordo calvo y melenudo vestido pretendidamente de forma muy hortera que se subía y bajaba del escenario, provocaba al público y berreaba con el único objetivo de intentar despertar de aquel largo sueño al espectador del festival. Aquel músico provocador era Stefan Raab, que se disfrazó bajo el pseudónimo de Alf Igel en clara referencia a Ralph Siegel, que hasta entonces había sido el nombre de referencia de Alemania en Eurovisión y autor de la única victoria teutona en 1982 con "Ein bisschen Frieden" (Un poco de paz). Con el pseudónimo no solo quería provocar, también quiso dejar constancia de que esa época de schlager alemán, aburrido y pastoso,  acomodado y oxidado, había pasado a mejor vida y desde entonces, las cosas tenían que cambiar. Lo cierto es que generó una controversia inaudita hasta ese momento en el festival sobre si eran esas posturas musicales tan radicales como la de "Guildo hat euch lieb" las que el festival necesitaba en contraposición al exhausto schlager o si había que dirigirse hacia temas enfocados a un público más joven que diera al festival un nuevo aire. Un éxito moderado en aquel festival (7º) parecía darle la razón.


A pesar de que Siegel fue 3º el año siguiente con un grupo turco-alemán, Raab volvió a su provocación innata en 2000 con un tema rock a lo retro, con estética de los cincuenta tipo Elvis, mucho brillo de nuevo pretendidamente hortera y coro de chicas semi-desnudas, que nada hacía por la calidad musical del festival, más bien se conformaba con el espectáculo a cualquier precio. "Wadde hadde dudde da" (¿Qué tienes ahí?) fue nada menos que 5ª, a pesar de la gran oposición que encontró entre buena parte del mundo eurovisivo. Su imagen de friki, provocador y figuro autodestructiva del festival no paraba de crecer.


Con gran éxito aún en sus diversos programas y shows musicales de la tv alemana, en 2004 a Raab se le encienda la parte seria de su personalidad y decide organizar en su programa TV Total el concurso SSDSGPS, siglas alemanas de "Stefan busca la súper gran estrella", que fue ganado por el joven Max. En ese intervalo de años, Alemania fue 8º en 2001, 21º en 2002 y 13º en 2003 (las dos últimas con Siegel como autor). Dado el éxito de sus representaciones eurovisivas en comparación a las participaciones posteriores y su popularidad en TV, la ARD le reserva una plaza a  Max en su preselección de ese año, que gana con apabullante diferencia con "Can't wait until tonight" (No puedo esperar hasta esta noche), compuesta también por Raab y que fue número uno de las listas alemanas.



El octavo lugar supo a poco. Los años venideros dieron a Alemania un último lugar (2005), 14º (2006), 19º (2007), 23º (2008) y 20º (2009) hasta que Stefan sintió de nuevo la llamada para salvar a Alemania del desastre continuo. Esta vez como productor de Unser Star für Oslo, la tv pública le dio carta blanca para organizar el show del que salió elegida Lena Meyer-Landrut con "Satellite", que se convirtió en número uno durante semanas en el país y que fue favorita hasta ser la ganadora del festival en mayo, por segunda vez solamente por Alemania.



El dúo ganador de celebración 28 años después
La victoria, con 246 puntos, fue un logro máximo que desató en el país un clima festivo y un ambiente tal que convirtió a Lena y Stefan en dos iconos eurovisivos, sucesores de su yuxtapuesto Ralph Siegel y de la modosita Nicole que 28 años antes se encontraron en su misma situación. Tanto fue así que Lena fue escogida automáticamente para repetir representación por Alemania en 2011 como anfitriona y Stefan Raab será uno de los tres presentadores del festival que se celebrará  en Düsseldorf.

Los tres presentadores de 2011
Compartirá escenario y presentaciones con Anke Engelke, canadiense más actriz que presentadora, pero figura habitual de programas especiales y presente entre el público desde los 12 años, y con Judith Rakers, presentadora del Tageschau (el Telediario alemán), que pondrá la nota seria y profesional en contraposición a las otras dos figuras del espectáculo.

Así que, de provocador anti-sistema (eurovisivo) a presentador del festival en apenas 13 años. ¡Quién te ha visto y quién te ve, Stefan!

2 comentarios:

  1. El Sr. Raab se está convirtiendo en la versión germana del Sr. Uribarri... Una figura que está allí y que se está haciendo insoportable.

    ¿Cómo es posible que una persona que tiene dos canciones participando en la preselección de este año pueda formar parte del jurado y poner verde a otras canciones? Me alegro que ninguna de sus dos canciones pasaran a la gran final y no se lleve royalties este año... Aunque ya sacará pasta de algún lado.

    ResponderEliminar
  2. La sacará del sueldecito que coja por presentarlo y de lo que le esté sacando a Lena como productor, que ya es bastante...

    ResponderEliminar