viernes, 8 de abril de 2011

Círculos

Una breve reflexión.

Hay círculos eurovisivos que se cierran. Personalmente, cerré el mío en 2010: grabé mi primer festival en vídeo en 1996 y por eso consideré que sería ideal tomar aquel 18 de mayo como mi bautizo eurovisivo. El año pasado tuve mi otro bautizo: viví mi primer festival en directo, cerrando el círculo que se empezó a trazar también en Oslo 14 años antes.

Pues puede que este año se cierre algún otro círculo. En 1998, Dana International venció en Birmingham con una polémica espectacular dado que una transexual ganaba en nombre de un país como Israel, en el que buena parte de su población son ultraortodoxos en materia religiosa. La polémica se extendió por todo el mundo y los informativos incluían en sus noticias a Eurovisión. Dana International no sólo cambió la forma de ver las cosas en su país, también en buena parte del continente y por supuesto en Eurovisión, donde nada sería ya como hasta entonces.

Por aquella época, el conservador Benjamin Netanyahu era el primer ministro israelí. 14 años después está también en el poder y Dana International vuelve a Eurovisión. Seguramente ya algunas cosas no puedan cambiar tan revolucionariamente como entonces, pero Dana consigue cerrar su círculo. La díscola cantante que provocaba a los más rancios sectores del mundo ahora es una diva del pop mucho más estable, lo que antes era un escándalo ahora es normal e incluso aquel estilo de música que impuso su canción y que revolucionó Eurovisión ahora está casi pasado de moda en el propio festival. Dana cierra un círculo pero posiblemente alguien antes haya abierto algún otro que trataremos de seguir hasta ver donde nos lleva. 

¿Cerrará  también el señor Netanyahu el suyo? Ein bisschen Frieden.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada