sábado, 30 de abril de 2011

Tal día como hoy............... Eurovisión 1994.


El 30 de abril de 1994 se celebró en el Point Theatre de Dublin, la edición número 39 del Festival Europeo de la canción de Eurovisión. Participaron 25 países de los cuales 7 eran países debutantes. Por tercer año consecutivo ganó Irlanda y por segundo año como anfitrión. Tienen el record de victorias consecutivas en un festival de Eurovisión.


Un primaveral día de abril Irlanda organizó por segundo año consecutivo una nueva edición del Festival Europeo de la Canción de Eurovisión. Irlanda lo había ganado el año anterior con la inolvidable canción “In your eyes” y la joven Niam Kavannagh. El escenario fue el Point Theatre de Dublin. Era un teatro que tenía capacidad para 8.500 personas y donde se hacían obras de teatro, ópera o funciones de circo. Además también se usó para la celebración de congresos y seminarios. El certamen estuvo presentado por Cinthya Ni Mhurchú y Gerry Ryan. El escenario del Point Theatre. sirvió para la presentación de las 25 canciones que ese año representaron a los respectivos países. El escenario estaba inspirado de alguna manera en la ciudad de Nueva York y sus rascacielos. El intermedio fue amenizado por un grupo de bailarines con el espectáculo “Riverdance” que desde entonces ha recorrido el mundo entero con mucho éxito.



En 1993, 7 países fueron eliminados (Bélgica, Dinamarca, Eslovenia, Israel, Italia, Luxemburgo y Turquía, al renunciar Italia a participar en el festival, Chipre se clasificó) y en 1994 debutaron 7 nuevos países Polonia, Rumania, Eslovaquia, Hungría, Lituania, Estonia y Rusia aunque con desigual fortuna. Polonia y Hungría fueron los dos países debutantes que obtuvieron mayor éxito ya que Polonia quedó segunda con la inolvidable Edyta Gorniak y su canción “To nie ja” y Hungría quedó cuarta con Friderika y la canción “Kinek modjam el vétkeimet” que recibió los 12 puntos de los 3 primeros países y se perfiló como ganadora al principio de las votaciones. La suerte contraria la obtuvieron Estonia que solo obtuvo 2 votos y no volvería a Eurovisión hasta 1996 y Lituania que no obtuvo ni un solo voto pero si volvería al año siguiente. Como curiosidad el jurado maltés concedió sus 12 puntos a la canción de Eslovaquia ante el asombro del público y de los propios participantes allí congregados.

Alejandro Abad era nuestro representante. A pesar de haber sacado 3 discos al mercado, Alejandro Abad era más conocido como compositor de canciones para Dyango o Marcos Llunas. En 1993 compuso la canción “Enamorarse” cantada por Ana Reverte y que gano el Festival de la OTI ese año. En 1995 compuso la canción “Eres mi debilidad” con la que España volvió a ganar el Festival de la OTI, esta vez con Marcos Llunas. Posteriormente seguiría desarrollando su faceta como productor y compositor de otros artistas y como jurado de algunas ediciones de Operación Triunfo. Suyo fue la composición de la canción “Dile que la quiero” cantada por David Civera con la que España logró un sexto lugar en el Festival de Eurovisión en 2001. Volviendo al Festival de Eurovisión, en 1994, España obtuvo un discretísimo 18º lugar con 17 votos y que nos hubiera supuesto la eliminación de no ser por los dos 2 puntos que nos otorgó Francia en último lugar y que causaron la eliminación de Eslovaquia del festival, país que volvería en 1996 al igual que Estonia. Sería hasta el momento una de las peores clasificaciones de España en el festival en la década de los 90 hasta la llegada de Lidya.



Respecto a los ganadores, una vez más fue Irlanda, la que se llevó el triunfo aunque no querían volver a ganar para no tener que organizar otra vez el festival. Ganaron con la canción “Rock “n” roll kids” y los cantantes Paul Harrinton y Charlie McGettigan. Ganó con rotundidad ya que logró 60 votos más que Polonia, la segunda clasificada. Es hasta el momento uno de los temás más aburridos que Irlanda ha llevado al festival, a pesar de su victoria y de su indudable calidad.



Entre los temas de calidad de ese año, encontramos, como no, a Polonia que llevó a una jovencísima y guapísima Edyta Gornyak que con una puesta en escena sin zarandajas y dando protagonismo a su voz logró un segundo lugar y meter a Polonia en un top5(quedó segunda), algo que no ha podido repetir hasta el momento.



Otro tema de calidad y que creo que tendría que haber quedado mejor fue Portugal con la elegante balada “Chamar a musica” y la cantante caboverdiana Sara Tavares. Con 16 años y vestida muy elegante Portugal demostraba un año más, que podía optar a puestos de cabeza aunque lamentablemente se quedaron en el intento con una octava posición que supo a poco para un tema de tanta calidad.



Noruega aportó a dos grandes cantantes haciendo un dúo. Ella era Elizabeth Andreasson, una de las mejores cantantes que Noruega ha llevado al festival y que participaría por cuarta y última vez en Eurovisión en 1996 (y por primera y única vez en solitario, obteniendo un grandioso segundo lugar). El era Jan Werner Danielson también muy buen cantante que falleció en extrañas circunstancias en el 2006. La canción titulada “Duett” era también una balada como la mayoría de canciones de ese año pero adquiría gran fuerza y belleza en la voz del grandioso dúo noruego. Como diría mi admirada Reyes del Amor, era un tema que podría haber merecido perfectamente un primer premio, pero se tuvieron que conformar con una merecida sexta posición.



Otro tema de los mejores fue el de Chipre que volvía a repetir con otra de las grandes cantantes que este pequeño país nos ha permitido dar a conocer gracias a Eurovisión. Ella es la gran Evridiki y su canción “Ime anthropos ki ego” que nos permitía volver a disfrutar de un tema evocador y con un sabor mediterráneo tan característico que tanto amamos a los que, entre los que yo me encuentro, nos encanta la música greco-chipriota. Lamentablemente Evridiki repitió un 11º puesto como ya le ocurriera en 1992.



Y aunque ese año hubieron muchos grandes temas, tengo que resaltar la canción alemana por lo divertido de sus representantes y que pusieron la chispa a un festival lleno de canciones lentas. El grupo era Mekado (el nombre estaba formada por las dos primeras letras de sus nombres, Melanie, Katja y Dorkass) y la canción “Wir geben`ne party”. Fue un número divertido, simpático aunque la canción no estaba a la altura de otras baladas pero lograron ser terceras. La canción estaba escrita por los incombustibles Ralph Sieger y Bernd Meinunger.



Sería el penúltimo festival ganado por Irlanda en su historia y como curiosidad muchos de los representantes de ese año repitieron en festivales de Eurovisión posteriores bien como cantantes o bien como autores. Alma Cardzic representó por segunda vez a Bosnia Herzegovina en 1997, Roger Pontare hizo lo mismo por Suecia en el festival del 2000. Evridiki volvió a representar a Chipre en el 2007 y Elizabeth Andreassen hizo lo mismo en 1996 representando otra vez a Noruega (fue su cuarta vez) y quedando en segundo lugar en el festival de Eurovisión celebrado en Oslo. Moira Stafrace fue la compositora de la canción maltesa del 99 “Believe in peace” cantada por el grupo Times three y Alejandro Abad como ya hemos comentado, compuso la canción “Dile que la quiero” cantada por David Civera y que nos representó en el 2001. Además el festival fue un éxito en Polonia y a la semana siguiente volvieron a repetir la gala y el debut de Rusia consiguió que el festival en su país fuera visto por 65.000.000 de personas.

Espero que hayan disfrutado de la crónica. Nos vemos en posteriores crónicas ;)

No hay comentarios:

Publicar un comentario