miércoles, 11 de mayo de 2011

RESUMEN DE LA PRIMERA SEMIFINAL.

Este martes hemos disfrutado de unas de las semifinales más emocionantes de los últimos años donde han habido canciones y puestas en escena para todos los gustos. Problemas de sonido aparte, creo que al final ha quedado un buen espectáculo visualmente hablando donde todos hemos podido disfrutar durante muchos momentos de la transmisión aunque el comienzo de la gala sin ningún “Opening act” ha quedado algo descafeinado.

Como siempre ocurre, no siempre pueden estar en la final los países que uno desea y después de disfrutar del espectáculo del grupo “Gold Steel” se ha procedido a saber que 10 países van a estar en la final de Eurovisión 2011.

Los países clasificados: Serbia, Lituania, Grecia, Azerbayán, Georgia, Suiza, Hungría, Finlandia, Rusia, Islandia

Desde luego se preveía que iba a ser una final de sorpresas pero es que se ha llevado este año la palma: Por primera vez desde que existen las finales de Eurovisión ni Turquía, ni Armenia están en una final de Eurovisión. Noruega una de las favoritas ha quedado fuera y han entrado varias canciones que tras los ensayos habían subido muchos enteros y han sido las de Islandia, Finlandia y Suiza. La gran sorpresa sin duda la ha causado Lituania ya que creo que nadie se esperaba que se clasificara, ni siquiera lo más optimistas. Ya vemos que no siempre las apuestas de pago dan en el clavo. Pasemos a hablar un poco de cada una de ellas.

POLONIA: Podría haberse clasificado perfectamente pero de la preselección a esta noche han pegado un gran bajón. Magdalena Tull no ha cantado tan bien como ella podría haberlo hecho, el vestuario era horroroso y ella ha estado demasiado estática para lo que pedía la canción. Aunque a última hora se esperaba su pase a la final no se ha ganado la clasificación ya que traían una buena canción que se ha visto lastrada por una puesta en escena por debajo de las posibilidades que esta canción requería.

NORUEGA: Otro de los países favoritos caídos en desgracia. Estaba entre los favoritos (aunque había bajado en los últimos días en las apuestas), traían una canción animada, divertida, simpática y con un toque exótico que siempre se agradece pero ni siquiera tirando confetti e intentando contagiar su alegría al público han logrado clasificarse para la final. Noruega se queda otro más fuera de la final (recordamos que en el 2007 tampoco lo logró).

ALBANIA: Otro de los países que vuelven a quedarse fuera en una final de Eurovisión. Lo habían logrado en los últimos 3 años pero ni la fuerza vocal de Aurelia ni la bellísima puesta en escena han logrado cautivar lo suficiente al público. En este caso las encuestas si que han acertado con Albania que no le daban un largo recorrido en Eurovisión a pesar de que traían a una gran cantante, quizás este año ha sido la canción lo que se ha convertido en el lastre de los intereses albaneses ya que soñaba muy extraña y dificilmente audible en algunos momentos, sobre todo desde que fue traducida al inglés. Albania se cae otro año más de los finalistas, aunque creo que esto solo ha sido un lapsus y el año que viene volverá a pasar a la final.

ARMENIA: Sorprende que Armenia no esté en la final. Vale que la canción era mala, mala, la cantante guapa y dulce pero nada del otro mundo y la puesta en escena no era mala, pero el fondo horrible. A pesar de todo este país siempre ha estado en la final desde su debut por lo que sorprende su no clasificación. Por una parte me alegro, porque le habría quitado el puesto a un país que de verdad se lo merecía. Particularmente pienso que ya era hora de irle bajando los humos a algunos países que no piensen que manden lo que manden iban a estar en la final y esta es la muestra.

TURQUÍA: Otro de esos países que se clasifican por si solos. Por primera vez desde 1994 (que se dice pronto) este país no estará en una final de Eurovisión. Presentaban una canción del estilo de los últimos años, aunque también es verdad que de mucha peor calidad que la de Manga por ejemplo. Aún así y aunque hubiera sido in extremis, se esperaba su clasificación. Quizás una señal más de que llega el momento de que Turquía cambie de estilo y deje de repetirse que ya cansan.

SERBIA: No se si se puede considerar una de las sorpresas de la noche pero si es verdad que aunque Serbia siempre ha estado en una final de Eurovisión (salvo el 2009) esta noche tenía muchas canciones para hacerle sombra y pocas posibilidades de estar en una final. Aún así, la simpatía de la canción, la belleza del idioma serbio y la simpatía y energía de Nina han logrado que este país vuelva a estar en un final de Eurovisión a pesar de no tener las encuestas de cara. Veremos que pasa el sábado.

RUSIA: Que decir de este país. Dudo que a alguien le haya sorprendido que esté en la final, si el año pasado quedarón 11º este año top10 asegurado. Un tio bueno con pinta de vacilón, unos bailarines que lo hacían muy bien y una puesta en escena y coreografía como muy callejera, pues ahí está el resultado. Salvo sorpresa, Rusia al top10 de cabeza.

SUIZA: Se puede decir de Suiza que ha sido la sorpresa por un lado pero por el otro se esperaba que se clasificara. Cuando Suiza eligió esta canción nadie daba un duro por ella pero cuando descubrimos la magia que Anna Rossinelli desprendía sobre el escenario, que el tema era de esas canciones de amor que siempre nos han gustado y como que te reconcilian con el mundo y que encima han llevado una puesta en escena sin estridencias y elegante, estaba claro que su clasificación se la había ganado a pulso. Aunque reconozco que no era uno de los temas que mas me gustaban de esa semifinal, al final me ha conquistado y espero que Suiza el próximo sábado logre un puesto decente porque se lo merecería.

GEORGIA: Otro de esos países que se clasifican por sí solos. A pesar de llevar la peor canción en su corta historia en el festival, ya sea por sus vecinos, ya sea por su toque más moderno respecto a otras canciones o ya sea por otros motivos, tenemos a este país de nuevo en una final de Eurovisión. Clasificación más que previsible pero que el próximo sábado puede sufrir un gran revés. Veremos lo que pasa.

FINLANDIA: Otra de esas canciones que uno no sabría decir si ha sido su clasificación una sorpresa o no. Después del exitazo de Tom Dice el año pasado, nadie esperaba que otra copia del belga se clasificara para la final pero hay que admitir que entre tanta puesta en escena con columnas de humo, con luces de discoteca, con confettis y con pirotecnia, la sencillez del tema ha logrado calar en los siempre corazones sensibles de los eurofans. Ya veremos si el sábado obtiene una buena clasificación pero al menos, por esta vez, Finlandia deja de ser el patito feo de los países nórdicos y la vemos en una final de Eurovisión. Me alegro por ellos.

MALTA: No ha sido una sorpresa que no se clasificara. En ninguna de las apuestas estaba que este año el pequeño país lograra su clasificación para la final. A pesar de la energía que Glen Vella le ha puesto, a pesar de su simpatía y de su energía pero ha sido claramente inferior a otros muchos temas de la final y al contrario que Suiza o Finlandia este era uno de esos temas que ni en los ensayos había conseguido calar lo suficiente para considerar su paso a la final. Mejor suerte el año que viene.

SAN MARINO: Otro de esos temas que estaban ahí, ahí. Primero que si se clasificaba, luego que no y al final ha sido que no. Presentaban un tema elegante, sobrio con una cantante con profesionalidad demostrada pero que no ha sabido transmitir lo suficiente para que el resto de países votaran por ella. Además estando en la final con baladas como las de Finlandia, Suiza o Azerbayán habría sido un milagro que pasara. Espero que esto al menos no provoque otro par de años de ausencia de este país.

CROACIA: De Croacia si que podemos decir que era un país que ni estaba ni se le esperaba. Ni con 3 cambios de vestido, ni cantando en inglés ni nada. Este año la canción de este país balcánico poco tenía que hacer. Sonaba anticuada desde el segundo 1, su cantante no era la octava maravilla y la puesta en escena era discreta no, lo siguiente. Su clasificación habría sido un despiporre. A ver que nos traen el año que viene.

ISLANDIA: Al igual que Suiza o Finlandia ha vuelto a triunfar la sencillez, la simpatía y el buen directo de estos muchachos. Quizás el hecho trágico de porque son ellos los que están aquí y no otros ha podido influir pero no se puede negar que son todos cantantes muy buenos y lo han demostrado. Me alegro por ellos aunque no creo que el sábado hagan mucha pupa. Ya veremos.

HUNGRÍA: Por fin volvemos a ver a Hungría en una final de Eurovisión. Aunque ha sido un tema que ha gustado a gran parte del público eurofan, se ha visto lastrado por el directo de Kati Wolf y por la puesta en escena menos llamativa de lo que se esperaba de ella. Aún así creo que Kati lo ha hecho bien y el juego del escenario con el fondo y las luces ha creado muy bien ambiente y han logrado que este país esté en la final. Aunque en los ensayos se comentaba que no iban a estar en la final, lo han logrado pero no se deben confiar. Tienen que mostrar todas sus armas el próximo sábado y Kati tiene que dar el 100% si quiere que Hungría esté bien alto y en los puestos de cabeza.

PORTUGAL: Otro país que habría sido sorprendente su clasificación,. A pesar de llevar una canción protesta, estaba claro que no era ni el momento ni el lugar y ni la canción ni el grupo tenían posibilidades de lograr algo en Düsseldorf. A pesar de que querían ser simpáticos hablando de lucha y alegría la canción ni ha dejado alegría ni nada. Quizás es hora de que Portugal siga con sus baladas...

LITUANIA: Si que se puede considerar una de las sorpresas de la noche. Yo creo que ni ellos mismos se lo esperaban. Una brillante y sentida actuación de la joven Evelina en el escenario pero teniendo en cuenta lo que le cuesta a este país clasificarse no estaba en ninguna encuesta que fuera una de las 10 finalistas de esta primera fase. Finalmente lo ha logrado y me alegro por ella. Aún así, Lituania el próximo sábado, bottom 5 asegurado.

AZERBAYÁN: Pues uno de los países matemáticamente clasificados. Su preciosa canción, su bonita puesta en escena y sus dos buenos cantantes han logrado lo que se esperaba de ellos. Están ya en la final y quedarán muy bien el sábado seguro. Han transmitido una muy buena atmósfera y han cantado bastante bien.

GRECIA: Previsible clasificación de este país aunque ha obtenido críticas adversas por su extraña mezcla entre la antigüedad y la modernidad. Los dos lo han hecho muy bien y la actuación ha sido bastante buena en general. Estaba claro que este país se iba a clasificar pero siempre se esperaba que se diera el batacazo como le ha tocado este año a Armenia y a Turquía.

Esto ha sido un pequeño resumen de lo que ha dado de si esta primera semifinal. Nos vemos el jueves.

1 comentario:

  1. Excelente análisis amigo! Verdaderamente disfruté mucho la primera semifinal. Y principalmente porque 8 de mis 10 favoritos pasaron. Se me quedaron por el camino Turquía y Armenia, porque la chica me gustaba y la verdad que la canción era tonta, pero aun asi me imaginaba a Armenia en la final. Mi sorpresa es Islandia, nunca la esperaba.
    Mis dos favoritos han pasado con holgura: Paradise Oskar y Annita Rossinelli, la Celine Dion suiza a la que ele espero un 4to o 3er lugar el sabado. Me agarada el tema de Azerbaiyan, creo que estará entre los 5. Y me alegro por Croacia. El tema en croata era bueno. En ingles quedo horrendo.A unque el error ya venia desde antes, con dejar en la final a Jacques Houdek, la mejor voz croata de estos tiempos... Saludos y toda la suerte para la egunda semi! ! !
    PD: El coro de las Twiins se escuchará como en los ensayos????? Es espantoso! Ademas ni se escucha una de las hermanas, creo que Karolina. Saludosssssss!!!!

    ResponderEliminar