viernes, 30 de septiembre de 2011

La única, en el Congreso OGAE

A una semana del próximo VI Congreso OGAE España, reproducimos el artículo que dedicamos en ENYD  hace unos meses a una de las invitadas a dicho congreso, la única mujer que ha presentado un festival de Eurovisión en España, Laura Valenzuela. Sin duda, un tesoro vivo de la historia eurovisiva nacional que seguro guarda muchos recuerdos y anécdotas de aquella edición, que además de ser el primero y único celebrado en España, el segundo y, a la postre, último, ganado por España también resultó especialmente controvertido al ser ganado por 4 países, otro caso único en la historia del festival. En aquella ocasión, repasábamos la carrera de la presentadora y celebrábamos su 80 cumpleaños.

Hoy, 18 de febrero, fecha importante para los eurovisivos de España ya que una nueva canción será elegida para representarnos en el festival, coincide que es también una fecha destacada porque la única presentadora que ha conducido el festival en España cumple nada menos que 80 años.

Efectivamente, Laura Valenzuela (eterna Laurita), de nacimiento Rocío Espinosa López-Cepero, sevillana de nacimiento y madrileña de crianza, cumple 80 años. La que fuera actriz y presentadora de TVE en sus primeros años celebra esta fecha con bastante anonimato a pesar de ser una de las figuras más populares de las pantallas españolas cuando TVE era un modesto estudio en un chalet del paseo de la Habana de Madrid, junto a otro eurovisivo histórico, José Luis Uribarri.

Es nuestro único nombre en la larga lista de presentadores del festival de Eurovisión, algo que la dota de un apartado totalmente exclusivo que ninguna otra figura de la TV nacional ha conseguido igualar. Por todos es recordado el "papelón" que le tocó desempeñar con el sorprendente cuádruple empate que se produjo en aquel festival de 1969 y su estado de shock que le impedía casi articular palabra antes de pedir a mister Clifford Brown que le guiara para acertar a decir quiénes eran los ganadores excatamente. 



Su imagen quedará unida para siempre al "inesperado final para esta Canción de Eurovisión 1969" (tal y como ella misma pronunció) y, tras los primeros momentos de duda, supo templar el ánimo y conducir el final del show con dignidad, a pesar de su completo desconocimiento del inglés (que también produjo momentos inolvidables aquella noche).



Poco después, Laurita se retiraría junto a su bien situado esposo, el productor de cine José Luis Dibildos, para criar a su única hija, la actriz y presentadora Lara Dibildos, tras dejar numerosas actuaciones en el cine en muchas de las producciones de su marido y su trabajo en los más importantes programas de la época, como Galas del Sábado (junto a Joaquín Prat, comentarista de Eurovisión 71 para España) o Canción 71.

No fue hasta 1990 que la volveríamos a ver aparecer en aquel primer programa matinal llamado Telecinco, ¿dígame?, cadena en la que continuaría hasta 1996, cuando presentó breve tiempo Las mañanas de la Primera. En 1997 se despidió de las pantallas con solo una breve reaparición posterior para la Gala del 50 Aniversario de TVE en 2006.

Desde aquí un pequeño homenaje a "La única", a nuestra única. Más de 40 años después sigue siendo la única cara que España ha dado a Europa llevando el festival de Eurovisión a cada hogar europeo. Animo y ruego a nuestros amigos de OGAE o AEV para que en el alguno de los próximos congresos que se organicen, Laurita sea una de las invitadas. Estaríamos encantados de oír todas las  anécdotas que tuviera que contarnos sobre aquel trabajo que nos ofreció y que ha quedado en la historia.

¡Felicidades, Laura!

No hay comentarios:

Publicar un comentario