jueves, 1 de septiembre de 2011

Nada en claro tras la reunión en Bakú

Ayer y hoy se han reunido en Bakú los organizadores de la tv pública azerí y los responsables de la EBU con vistas a la revisión de los trabajos realizados y las condiciones en las que se desarrollará el próximo festival de Eurovisión 2012. 

Recordamos que los puntos más importantes que estaban en revisión eran la política de visados, el recinto que lo acogerá y la libertad de expresión y derechos humanos. Pues bien, lo más claro que podemos sacar de las declaraciones que se han realizado desde Bakú es que todo se andará. A excepción de la confirmación de las fechas de celebración para el 22, 24 y 26 de mayo, algo que ya sabíamos, lo demás queda en vagas suposiciones sin confirmar por nadie.

Vaguedades tales como "tenemos grandes expectativas para este festival", "esperamos ver algo nuevo", "estamos satisfechos con el proceso", "la cooperación será crucial", 

En cuanto a la política de visados, se entiende que el gobierno azerí ha presentado los documentos que garanticen la entrada a todos los asistentes al festival ya que era uno de los puntos principales que la UER exigía al país caucásico, pero nada en claro se sabe,  solo que han sido solicitadas las medidas adecuadas al gobierno. Desde octubre pasado, la concesión de visados se restringió considerablemente y ya no es posible obtener el visado de entrada en el aeropuerto directamente. Es más, si en el pasaporte del visitante consta haber visitado Armenia anteriormente, la entrada es denegada. Por tanto, el primer punto continúa siendo una duda.

En lo referente al lugar de celebración, nada ha sido desvelado. Informaciones cruzadas dicen, por un lado, que se aprueba la construcción del Baku Crystal Arena e incluso indican que será  construido en 8 meses a orillas del mar Caspio por una empresa alemana y que la localización de reserva será el vetusto estadio Tofik Bakhramov, que no parece cumplir ni por asomo con las especificaciones que se han convertido en habituales en los últimos años. Por otro, hay rumores de que numerosos habitantes de los alrededores de la Plaza de la Bandera han sido realojados en otros puntos de la ciudad para demoler y hacer espacio al nuevo recinto para albergar el concurso. Desde la UER nada se ha confirmado y Jon Ola Sand indica que "es demasiado pronto para decidirse aún, hay muchas opciones sobre la mesa pero no hay una decisión todavía".


Por tanto, solo sabemos que no sabemos nada. Es de esperar que eurovision.tv lance una noticia resumiendo todos los aspectos tratados en esta reunión en Bakú y podadmos entonces confirmar los numerosos aspectos que siguen en el aire.

No hay comentarios:

Publicar un comentario