jueves, 13 de octubre de 2011

"Gracias por quererme tanto"

Salomé pasó como un torbellino por el VI Congreso OGAE España del sábado pasado. Con un humor socarrón y a prueba de bombas, la ganadora de Eurovisión hizo un recorrido por parte de su carrera, por su elección como participante en Eurovisión, por su peculiar relación con la otra ganadora española, Massiel, y por varios aspectos de la vida en general que nos hicieron pasar una tarde inesperadamente divertida. Os traemos un resumen de su charla y una remesa de vídeos que no os podéis perder.
Se presentó realmente emocionada y con un sincero agradecimiento a nuestras muestras de cariño, después de tantos años de carrera y de su triunfo en Eurovisión. Nos contó cómo comenzó a prepararse su participación por España en 1969, tras ser una de las caras representantes de TVE en los diversos festivales musicales de Europa de la época (Sopot, Karlovy Vary, etc...), con anécdotas divertidísimas que podéis oír en este primer vídeo:



"El Vivo cantando fue el coño de la Bernarda"

Personalmente se reunión con Manuel Fraga, ministro de Información y Turismo por aquellos años y encargado por tanto de Radio Televisión, al que le comentó que tras su trabajo la TVE en aquellos festivales  no había ganado dinero por ello y que le gustaría ser la representante de España en Eurovisión en 1969, que además sería en Madrid. Fraga la escuchó y le dijo que la tendría en cuenta: "Me gusta usted", le espetó, y fue llamada meses después confirmándole su participación. De aquella reunión surgió una amistad que llega aún hasta hoy y que nos cuenta en el siguiente vídeo. Relata divertida la cantidad de versiones que se hicieron del "Vivo cantando" -"aquella canción fue "el coño de la Bernarda""- y tras la pregunta de un socio llegó el tema que levantó las mayores carcajadas de la tarde: su relación con Massiel.



"Señor Kaps, no corra que se me caen los canutillos"

Se queja de que, a pesar de que a ella siempre le resultó simpática la artista madrileña y se alegró de su triunfo en Londres, Massiel en cambio todavía no se ha alegrado del suyo. A petición del presidente de OGAE España, José Juan Santana, relató otra desternillante anécdota de aquellos años donde se mezcla la intrahistoria de Eurovisión 69 y el inefable abrigo de chinchillas que Massiel lució en la entrega de premios a los 4 ganadores, además de cómo le dijeron que había ganado y la arrastraron al escenario -Mujerra, vamos corrienda que has ganado otro ves-. No os lo perdáis:



"Mi favorita fue la canción de Frida Boccara"

Preguntada sobre sus gustos entre las ganadoras de 1969, se queda con la francesa Frida Boccara y su "Un jour, un enfant", por encima de las otras "dos mamonadas" de "De troubadour" y "Boom-bang-a-bang". Afirmó que la verdadera autora de "Vivo cantando" fue María José Cerato, "a pesar de que os cuenten otra cosa", de lo que podemos deducir que Aniano Alcalde no contribuyó tanto como parece a la composición del tema. Por España, se queda con Mocedades y "Eres tú". Ante la aparición de Massiel y su abrigo, todas quedaron sorprendidas y comenta la situación un mucha gracia, con un trocito del "Vivo cantando" en euskera:





"A nadie hay que contarle las alas por tener 85 años"

Opinó sobre la posibilidad de que Lys Assia represente a Suiza en Eurovisión a la edad de 85 años y le defendió: "los tiene como el caballo de Santiago". También comentó en tono de broma de nuevo que la próxima representante de España debía ser Massiel. Luego, nos comenta cómo ve ella las imitaciones que han hecho de ella a lo largo de su carrera.



"La la la es mejor canción que Vivo cantando"

No tuvo problemas según contó en su participación en cuanto a censura. Ella quiso llevar otro vestido de gasa en lugar del  famoso de canutillos, ambos de Pertegaz, pero acertaron en decirle que no era propio para el tema que iba a interpretar y con el tiempo se dio cuenta de que tenían razón y ella estaba equivocada. Reconoce, y le honra hacerlo así, que "La, la, la" es mejor canción que "Vivo cantando": "Dice más cosas". Ella lo explica con su desenfadado estilo...:





Finalmente, nos deleitó con su tema ganador, a coro con nuestras voces y nos volvió a agradecer nuestro cariño entre grandes aplausos: "lo que habría dado yo por tener un público así por esos mundos de Dios". Aunque no sabemos si se quitó años, puesto que nos dijo que tenía 65 y sus biografías dicen que anda por los 72, sigue siendo una señora divertida a raudales y con una amabilidad que llega a todo el que la rodea. 



Sin duda, contar con todo un mito eurovisivo como Salomé entre nosotros ya es algo indescriptiblemente emocionante para un eurofán, pero si encima tiene el arte y el desparpajo, la simpatía y la cercanía de esta gran mujer. Son momentos impagables y le agradecemos siempre a  la organización del Congreso la oportunidad que nos da de vivirlos. Esperamos que, a todos los que no pudisteis asistir, estos vídeos os hayan permitido disfrutar tanto como lo hicimos nosotros con la presencia de Salomé.

Gracias por dejarnos quererte tanto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario