martes, 1 de mayo de 2012

La jugarreta de TVE

TVE ha dado ha conocer hoy varios aspectos referidos a la programación y equipo relativo al festival de Eurovisión 2012. En primer lugar, el veterano José María Íñigo volverá a ser el comentarista desde Bakú para la cadena, como ya hiciera el año pasado en Düsseldorf y en 2005 en Copenhague por el 50 aniversario. En segundo lugar, la presentadora del canal 24 horas Elena S. Sánchez será la portavoz de los votos al igual que el año pasado. Y, por último, que solamente retransmitirá en directo la primera semifinal, a la única que está obligada por la UER.

*ACTUALIZADO: Anuncia el diario El Mundo, junto a una entrevista a José María Íñigo que comentamos en nuestra página de Facebook, que, finalmente, y tras muchos rumores, la final de Eurovisión se emitirá en La 1 a pesar de su coincidencia con el partido de fútbol amistoso España-Serbia de ese mismo sábado. Disparidades con el horario y otras federaciones de fútbol europeas habían hecho peligrar la retransmisión del festival en el primer canal. Se ha impuesto la cordura y el partido será a las 6 de la tarde, en lugar de a las 10 de la noche, como se previó. Se augura, por tanto, un sábado con cuotas de pantalla excepcionales para TVE gracias a ambos eventos.*

Siendo esta la noticia, pasamos a la opinión que os merece.
El trabajo desarrollado por el veterano periodista y showman vasco puede ser considerado como suficiente en la edición del año pasado. Si bien se limitó a comentar las biografías de los cantantes con ciertas lagunas y en las votaciones llegó a dejarse llevar por el tópico de la votación vecinal, también tuvo sus puntos fuertes al defender la filosofía del festival como excepcional escaparate artístico para sus participantes. Cierto es que en otras de sus apariciones como invitado a programas sobre Eurovisión, sus frases no han sido siempre halagadoras para el show, pero confíemos en la fe del converso y que haya visto la luz cuando aterrizó en Alemania y pudo vivir in situ las delicias de aquel festival. No es una mala elección dentro de lo posible, aunque siempre seguiremos esperando a que sea un nombre convencido al 100% de lo es y significa el festival.

En lo que se refiere a la elección de la portavoz, no podemos más que criticarla. Es muy probable que sea una excelente periodista, pero su pronunciación del inglés es tan patética que no cabe duda de que debe de haber otras profesionales mejor dotados que ella para hacerlo y mejorar la imagen de España siquiera en este aspecto. 

Y, para acabar, lo que más indignación ha despertado entre los seguidores: no se emitirá la segunda semifinal, ni siquiera en La 2. Todos nos preguntamos qué programación tienen comprometida para no poder emitirla: alguna otra semifinal de algún deporte del que posiblemente estos saturados, alguno de esos reportajes de indudable calidad pero repetidos múltiples veces, alguna magnífica película clásica, de cine europeo, de culto o española que puede ocupar esa franja cualquier otro día del año, ... 

¿Qué diferencia hay entre la semifinal de Eurovisión y los pesados amistosos de la selección nacional de algún deporte ya sea mayoritario o minoritario? Lo único que está claro es que no podremos fiarnos nunca de TVE en cuanto a su interés verdadero, real, profundo y claro por Eurovisión. Ya hace años que dejaron de emitirse los videoclips, la promoción de la participación española es muy reducida y no saben qué hacer más para desperdiciar la gran audiencia que a sus decadentes índices podrían aportar tres shows de primera línea internacional en una semana entera de música y competición a escala europea. 

Es una lástima que uno defienda a la televisión pública frente a los ataques que está recibiendo del gobierno de turno para que luego compruebe que son tan torpes para ciertas cosas. Solo falta que algún año sin querer se encuentren con una victoria en Eurovisión. Pagaría por ver sus caras descompuestas.

3 comentarios:

  1. Estoy de acuerdo con algunos puntos y en total desacuerdo con otros pero prefiero aprovechar este comentario para hacer una reflexión. Sabemos que TVE hace siempre lo posible por poner todos los impedimentos que esten a su alcance para dificultar que España quede bien en Eurovision pero... me pregunto cuándo los "eurofans" dejaremos de criticarlo todo por defecto y empezaremos a criticarnos a nosotros mismos. Quizas nosotros tambien tengamos algo de culpa de la imagen que tenemos en Europa cuando damos muestra de nuestra intolerancia ante cualquier comentario que de cualquier eurofan europeo que de a entender que no le gusta la representacion española. O cuando alardeamos de que nuestros videos son los mas vistos, los mas vistos por españoles claro, no es que los rusos o los ucranianos se vuelvan locos con nosotros. Pero parece que eso no queremos verlo. En fin que pienso que quizas un poco de autocritica no nos vendria mal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno creo que en generalizar está el error. No creo que todos los eurofans españoles o extranjeros sean así.

      Eliminar
  2. podría verse la segunda semifinal en otro canal europeo?
    por ejemplo el italiano... he pasado varios días viendo videos en italiano y la mayor parte es comprensible...
    además este país es muy educado y se basa en las canciones no en los países vecinos

    ResponderEliminar