miércoles, 9 de mayo de 2012

Camino a Bakú: el transporte

Por Miguel Alvárez.

Todos sabemos que Eurovisión es, para la ciudad organizadora, un acontecimiento que en mayor o menor medida revoluciona su rutina, convirtiéndola por unas semanas en un hervidero de actos, preparativos, cambios, decoraciones urbanas, y un largo etcétara. Aunque en realidad, toda esta actividad varía mucho dependiendo tanto del país como de la ciudad que ejercen de anfitriones. No es lo mismo que se celebre en una gran ciudad con una oferta cultural y de ocio variada, o que sea un destino turístico consolidado, a que se celebre en países periféricos sin aparente interés turísitico a nivel internacional. Para estos últimos, Eurovisión se convierte en una especie de revulsivo que empuja a cambios que, en muchos casos, son un paréntesis que desaparecerá a la vez que la edición del festival.

Una preocupación generalizada es la capacidad de la red de transporte público para absorver el trasiego de visitantes, tanto durante el día por toda la ciudad y sus rincones turísticos, como especialmente los desplazamientos desde y hasta el estadio donde tiene lugar el festival. Además, la lejanía de muchos de estos lugares respecto al centro urbano supone una dificultad adicional.

Bakú ha optado por un estadio nuevo en la periferia de la ciudad, a unos tres kilómetros del centro. Existe una buena red de autobuses que conecta el centro con el recinto, pero no nos podemos olvidar de que los desplazamientos tendrán lugar, al menos parcialmente, fuera de los horarios habituales del transporte público, dado que tanto la final como las semis comenzarám a las 00:00 horas locales. De momento, no ha trascendido información sobre cómo piensan solucionar este contratiempo. En el caso de que hayáis previsto viajar, y aunque no nos fiamos de la fidelidad de la información al 100%, en las web de transporte urbano de Baku figura que tienen parada en la zona del Crystal Hall las siguientes rutas: 88,89,120,121,124,137,193,201,205,207 y 210. La mayoría de ellas llegan a las inmediaciones de la ciudad antigua, o Icheri Seher, donde se puede conmutar con el metro y otras líneas urbanas. En este sentido solo hemos tenido conocimiento de que se ha puesto en marcha un nuevo autobús turístico denominado “Light your spirit with us”.

Por otro lado, en las últimas semanas hemos sido testigos de noticias sobre múltiples aspectos relacionados con el transporte, algunos interesantes, otros muy curiosos.

Por lo que respecta a la movilidad en general, el Ayuntamiento de Bakú modificará la sincronización de los semáforos de la ciudad durante los movimientos de los vehículos de las delegaciones y sus comitivas, en lo que llaman sistema "Green Wave". Como si en vez de Kaliopi y el resto de las frutas de Macedonia, fuese el mismo Obama el que se desplazase.También se restringirá la circulación de camiones por el centro de la ciudad.

El aeropuerto de Bakú ha sido objeto de pequeñas reformas, como la renovación de suelos, techos y fachadas, instalación de cabinas para fumadores, y mejoras en la zona de control aduanero. En conexión con este tema, el personal que controla la entrada al país ha recibido formación por parte de expertos holandeses para el control de la documentación oficial.
La red ferroviaria no se ha mantenido al margen de estos pequeños cambios. Los ferrocarriles azeríes están preparados para lanzar rutas turísticas a Tbilisi (Georgia) y a la segunda ciudad del país, Ganja, dependiendo de la demanda que les trasladen las agencias de viajes en estas últimas semanas. Además, están traduciendo todos los carteles de la estación central al inglés, y habilitando puestos informativos dentro de ella.

El suburbano tampoco se libra de este huracán. Se están reemplazando los antiguos carteles por paneles informativos electrónicos en azerí, ruso e inglés. Además, los empleados de metro han recibido formación sobre cómo lidiar con el incremento de usuarios extranjeros que prevén durante Eurovisión. Esto evitará los problemas que hubo en Moscú, donde las taquilleras ante las preguntas de los turistas, se limitaban a sonreir mostrando sus flamantes dientes postizos de oro.

Pero la noticia más curiosa que ha trascendido ha sido que Azerbaiyán ha importado en los ultimos meses 500 taxis británicos adicionales a los 500 ya importados en 2011, del tipo de los que circulan en Londres. Son de un color morado, y se llaman "The London Taxi Service".

Estamos seguros que en estas semanas seguiremos enterándonos de nuevos detalles sobre esta revolución que Eurovisión está provocando en la vida de los bakuenses.

No hay comentarios:

Publicar un comentario