viernes, 25 de mayo de 2012

Análisis de la segunda semifinal

Hemos vivido el segundo show de los tres que componen el festival de Eurovisión 2012. La segunda semifinal, tildada de la más competida de las dos, si cabe, se ha desarrollado con soltura y vamos a comentarla a continuación.

SERBIA haciendo sencillo lo difícil. Una buena canción, un buen cantante y un show discreto y solvente. Zeljko puede convertirse en uno de los más exitosos participantes eurovisivos de la historia. Encima, sale 24º en la final, con lo cual su resultado puede ser espectacular. Habrá que contar con él.


MACEDONIA cuenta con una de las mejores intérpretes del año sin duda. Tanto vocal como dramáticamente. Consigue elevar el tema muy por encima de donde estaría con una cantante normal. Vuelve a la final después de 4 años ausente y es que no podía ser de otra manera. Actuando la 22 podría ser una buena apuesta colocarla en el TOP10.

HOLANDA lo ha intentado pero ha vuelto a fallar. Y van ocho años faltando de la fina. Se impone ya un escenario cambio de chip, más allá de contratar a John de Mol como productor. El show que han preparado para Joan no por elaborado ha sido el adecuado. Nos encantaría volver a ver a Holanda de vuelta en la final, le toca. Pero hay que currárselo un puntito más allá, con un tema más actual y mejores ideas.

MALTA dio la sorpresa colándose entre los finalistas. En alguna porra estuvo pero de la mayoría desapareció tras los últimos ensayos. Posiblemente la más floja y aunque actuará 21º, puede ser candidata al bottom.

BIELORRUSIA no logra imitar el éxito de sus vecinos y sigue siendo el lunar de la zona. El grupo Litesound no sonaba mal pero a todas luces era insuficiente ante una semifinal tan dura. Esperemos que Lukashenko no la tome con ellos y que el año que viene se dejen de pringoteos en su final nacional y elijan con sentido.

PORTUGAL casi lo tuvo con una presentación muy decente aunque demasiado clásica para el éxito final. Quizás habiendo salido más al final pudiera haberlo logrado. Habrá que ver cuánto le ha faltado realmente para clasificarse. Hay que volver al camino que habían tomado, presentando canciones de perfil más internacional porque por muy bonito que sea un fado, no gusta igual en todas partes.

UCRANIA ha presentado un gran show y un tema muy llamativo, si bien machacón y repetitivo a más no poder. Saliendo el 25º está llamado a ser uno de los más firmes candidatos al TOP10. Ucrania ha dado con la tecla y es una de las delegaciones más eficaces de la historia.

BULGARIA aparece como la más probable candidata a haber ocupado el último lugar de la clasificación de hoy. Ni los fuegos artificiales añadidos a última hora ni el esfuerzo de Sofi han logrado lo que era inevitable. Mucho trabajo hay que añadir para que Bulgaria levante cabeza me temo.

ESLOVENIA ha sido la mayor sorpresa entre las no clasificadas. Si bien siempre mantuve que ni la canción ni la presentación me parecían estar entre las más conseguidas del año, a pesar de ser bastante decente, estar acompañada de 4 vecinos más le daba una ventaja interesante que no parece haber sabido aprovechar la más joven del festival. Vocalmente aceptable pero un punto por debajo del toque que hay que darle a estas canciones.

CROACIA no ha logrado de nuevo el pase ni aún trayendo a una de sus mayores estrellas. El error de presentar este tema tan plano le ha costado caro a la delegación croata y Nina Badric no ha logrado el milagro en que se ha convertido que el país vuelve a aquellos éxitos tan lejanos ya en Eurovisión. Croacia debe mirar atrás y saber recuperar aquellos momentos convenientemente actualizados y el éxito volverá seguro.

SUECIA sigue adelante como no podía ser de otra forma. Buen show y buena canción que puede llevarle a un buen puesto en la final e incluso a competir por la victoria. Loreen ha defendido bien el tema y merece por originalidad y buen hacer el reconocimiento el sábado, que actuará 17º, un buen puesto.

GEORGIA ha perdido su récord del 100% de clasificaciones tras intentar enmascarar la basura musical que presentaban este año. Por muchos arreglos, bailarines chillonas, plataformas, pianos y hábitos que le pusieron no han podido disfrazar lo que había. Anri es un buen cantante pero su imagen es horrenda y el show era insufrible. En 2005 quizás hubiera sido una finalista segura, pero afortunadamente los tiempos han cambiado a mejor. El año que viene tienen que pensar en hacer música de verdad.

TURQUÍA en cambio ha sabido adornar un tema modesto con una coreografía simpática y nada estridente. Can es un cantante sencillo y defiende su tema con la languidez que le caracteriza pero es suficiente para colocar al país de vuelta a la final, dejando claro que lo de 2011 fue solo un mal momento. El apoyo de los azeríes a sus hermanos turcos ha sido impresionante. Actúa delante de España y creo que nos beneficia, tras varios temas movidos aparece el vozarrón de Pastora y la paz de la balada de España.

ESTONIA ha tenido a su favor varias cosas: un sorteo que le colocaba después de varios temas rítmicos (o incluso ruidosos), un cantante que da muy bien en cámara y un tema bonito. Los añadidos de Ott a la versión en directo han sido acertados al menos en parte. Si bien hay algunos en los que le convendría moderarse, en otros el efecto es excelente. Actúa 11º, algo emparedado entre temas rítmicos, Italia y Noruega. Por un lado, salir después de 3 canciones uptempo resaltarla. Por otro, temo que corra el riesgo de quedarse perdida en medio del camino.

ESLOVAQUIA sigue el camino de Bielorrusia y es otro de los países con la final negada. Nunca desde su vuelta en 2008 la han alcanzado y el de Max Jason Mai es el único tema heavy que no ha pasado el corte. Sin duda su interpretación no ha sido suficiente ni vocal ni dramáticamente. ¿Volverá Eslovaquia en 2013?

NORUEGA ha logrado batir el fantasma del Haba-haba y a pesar de un directo más bien mediocre de Tooji y sus acompañantes, el eficaz tema ha podido imponerse. El puesto de actuación no es muy aclaratorio. Me inclino a pensar que no logrará el TOP10. Creo que hay temas rítmicos igual de brillantes pero que están o bien mejor interpretados o bien mejor colocados en el sorteo.

BOSNIA-H. ha tenido la capacidad de mantener su 100% de clasificaciones. Y este año se le habían puesto algunos puntos en contra. SU tema resulta tan maravilloso para algunos como aburrido para otros. Y seguramente el colchón de puntos de su diáspora y sus vecinos han evitado la caída. En la final sale 5, delante de Rusia y tras varios temas lentos que la podrían ensombrecer bastante. Podríamos estar ante la peor posición del país en los últimos años.

LITUANIA es la otra sorpresa de la noche. Personalmente siempre creí que este tema tenía el gancho suficiente para el espectador medio europeo. Balada primero y ritmo desfasado después, mezcla ideal para enganchar a aquellos espectadores más veteranos con gustos simples. Actuará 4º, sin duda un puesto bastante mediocre para sus aspiraciones. Candidato al bottom.

No hay comentarios:

Publicar un comentario