lunes, 21 de mayo de 2012

San Alejo, aléamelo! Países que no conviene tener cerca en la gran final

En ocasiones no sólo el puesto de salida no es lo único importante a la hora de conseguir que un tema sea recordado o no, hay muchos factores que nos pueden ayudar bien a destacar o bien a hundirnos en la más absoluta miseria si nuestra posición de salida no destaca por sí sola, o no destaca entre las demás.
En este artículo, vamos a analizar qué canciones  pueden  beneficiarnos o perjudicarnos en caso de salir cerca de la actuación española.
Partiendo de que justo después de nosotros sale Alemania, podemos pensar que este tema nos podría hacer un poco de daño, ya que ambos temas son tranquilos, bien interpretados, aunque bastante distintos también. La apuesta de Pastora cuenta con un gran chorro de voz que despliega una balada clásica frente a la alemana, que cuenta con la candidez y la buena aceptación de su intérprete en un tema de calidad con aires más actuales, y con un estilo musical que ha tenido buena aceptación los últimos años de concurso, sobre todo en las participaciones que ha aportado Dinamarca.
A priori y casi de cajón, nos interesa que el tema que salga previo a la participación española sea un tema rítmico para tener un cambio de registro justo a continuación. Pero, ¿qué temas de ese tipo no conviene que actúen cerca? Podemos destacar varios. En primer lugar a la gran favorita, Suecia: que el país nórdico actúe previamente a nosotros puede ser un arma de doble filo: por un lado, tendríamos una audiencia excepcional asegurada, pero por otro salir entre dos grandes favoritas que ya a priori cuentan con el favor de jurados y con el voto de la diáspora y de algunos vecinos, nos puede dejar exhaustos y colocados en un discreto puesto en la tabla. Otro país que cuenta con esa dualidad en caso de salir en el puesto previo al español es Rusia. En segundo lugar, un país que debemos mantener lo más lejos posible de la actuación española es Rumanía: este año cantan gran parte de su tema en español, y esto puede crear cierta confusión.
Temas que podrían hacernos un buen favor serían Grecia, Chipre, Israel, Turquía, entre otros.
Entre las grandes baladas que tenemos este año en el festival, hay varias que jamás deberíamos desear tener cerca. Creo, personalmente que la que más daño podría hacernos es Serbia: gran favorita de jurados y público, del voto de la diáspora, con muchos vecinos que le apoyarán seguro, y con una gran interpretación vocal de Željko Joksimović. Temas similares que tampoco nos vendría bien tenerlos cerca serían Albania, Islandia, Dinamarca (por su parecido con Alemania), Estonia, o incluso Macedonia, que aunque su canción no tiene nada que ver en estilo con la de Pastora,  también cuenta este año con una gran intérprete que derrocha calidad de voz y entusiasma con su interpretación.
Esperemos que la suerte nos acompañe en el sorteo final, aunque de todos modos, todos estamos seguros de que Pastora conseguirá brillar con luz propia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario