miércoles, 23 de mayo de 2012

Voces de Oro en Eurovisión

Fue a principios del pasado invierno cuando recibimos entre la sorpresa y la ternura la noticia de que Lys Assia estaría en la preselección suiza para Eurovisión 2012. Desafortunadamente para muchos su emotiva "C'était ma vie" no ganó aquella final. Sin embargo el debate de la edad se abrió paso entre quienes pensaban que Eurovisión tenía que dar una imagen juvenil y para quienes el Festival tendría que ser una fotocopia demográfica de esta Europa multicultural, diversa y donde nuestros mayores siguen formando parte activa en la sociedad.

Como la suiza fue la primera preselección, a medida que fuimos conociendo otros representantes, la atención se desvió y el debate se cerró. En falso.

La BBC había estado jugando al ratón y al gato con muchos nombres conocidos de la escena pop británica como posibles representantes de la Unión Jack en Azerbaiyán. El tiempo pasaba y la nómina de posibles sucesores los Blue aumentaba. El golpe de efecto fue brutal: Engelbert Humperdinck sería a sus 76 años el intérprete más veterano de la historia del Festival. Agencias y medios de comunicación comenzaron a difundir el impresionante currículum del veterano crooner para darle a conocer a muchísimos eurofans a los cuales ese nombre no les decía absolutamente nada.

Sin embargo, el récord de Humpy fue efímero: en Moscú las Abuelas de Buranovo ganaban por sorpresa una final nacional destinada a estrellas rusas como Dima Bilan, Yulia Volkova o Timati. Y entre ellas la entrañable Natalya Pugachova cuyo recuerdo de cuando tenía seis años el día que los nazis invadieron la URSS y su padre se fue al frente para no volver, enterneció a todos. Quizás no tanto a Engelbert, que haciendo cuentas percibió que por unas semanas la pequeña Natalya le quitaba la marca de longevidad.

Puede ser una tendencia para el futuro y que artistas veteranos de toda Europa, voces de Oro de la música, intenten una aventura eurovisiva. Echando la vista atrás encontramos solo 9 casos de artistas de más de 50 años participantes en el festival. Vamos a repasar que pasó con ellos:


Jacques Pills

Cronológicamente fue la primera voz de más de 50 años en pisar escenario eurovisivo. Fue en 1959 y entonces tenía 53 años. Su nombre real era René Jacques Ducos y representó a Mónaco con un tema que hoy invita a la doble lectura, "Mi amigo Pierrot". Su vida personal fue muy intensa, debutó en el Moulin Rouge en los años 20 y se casó con dos grandes de la escena francesa: Lucienne Boyer y la mismísima Edith Piaf. La eterna Marlene Dietrich fue testigo de este enlace.  Lamentablemente para él su paso por el Festival se tradujo en un último puesto. Paradojas de la vida, su hija, Jacqueline Boyer, ganaría la edición de 1960 con "Tom Pillibi". Jacques Pils falleció en 1970, a los 64 años.


Lale Andersen

De un mito de la escena francesa, a otro de la alemana. La intérprete de "Lili Marleen" llego a la Eurovisión de Cannes 1961 con un aspecto formidable para sus 56 años. Y teniendo en cuenta que su carrera había comenzado más de treinta años antes en los cabarets berlineses. Allí conoció a Norbert Schulze que le regaló "Lili Marleen", una historia de dos amores que se separan. La grabó en 1939 pero hasta dos años después no se hizo popular en plena II Guerra Mundial.

Tanto los Aliados como los Nazis hicieron suya la canción que sonaba en las ondas. Hasta que el mismísimo Goebbels la prohibió, vetó a Lale Andersen y la obligó a hacer una película y grabar canciones patriotas. Fue el castigo por su amistad con varios artistas judíos. Intentó suicidarse y tras recuperarse se retiró a las islas alemanas del Mar del Norte. La guerra terminó, Lale se había casado por segunda vez y en los años 50 volvió con éxito. En 1961 compitió como una más contra otros 12 artistas en la final alemana para acudir a Eurovisión. Su tema "Nos encontraremos de nuevo" parecía un resumen de su ajetreada vida. Pero como en tantos otros casos, Eurovisión no reconoce carreras pasadas y Lale terminó 13ª . Un ataque al corazón terminó con su vida en Viena en 1972, cuando la diva tenía tan solo 67 años.





Dave Benton

Para quitarnos el mal sabor de boca de la amarga vida de Lale Andersen hablemos de una historia de amor, superación y éxito. Efrén Eugene Benita nació en la tropical isla de Aruba en 1951. A los 20 años se fue a Estados Unidos donde su carrera musical como batería y corista le llevó a trabajar con Tom Jones, Billy Ocean, José Feliciano y Los Platters.  Tras representar a su país, bajo el nombre de Antillas Holandesas en la OTI 81, en los años 80 comenzó a cantar en cruceros de lujo con su nuevo nombre artístico y  recorriendo los Siete Mares.

En uno de ellos conoció a una bella estona llamada Maris con la que en 1997 se asentaría en el frío país báltico. Nunca fue un artista de estudio, sino de actuaciones en vivo, prueba de ello fueron sus tours por todo el norte de Europa haciendo covers de los grandes crooners. Como anécdota tuvo que sustituir a Engelbert Humperdinck en una gira en Australia. En 2001 un listo productor decidió unirle a la emergente estrella del rock estonio Tanel Padar y a un grupo de cantantes y bailarines al estilo Backstreet Boys del país báltico que se hacían llamar 2XL, la combinación interpretó la festiva con algún ritmo calypso, "Everybody". Y ganaron. Benton tenía aquella noche mágica de Copenhague  justo 50 años.




Jorgen Olsen

Seguimos hablando de historias con final feliz. Junto a su hermano Niels - cuatro años más pequeño - y con tan solo 15 años creó la banda The Kids con la que llegaron a telonear a los mismísimos The Kinks en los años 60.  Su estilo era tan punk y alternativo que protagonizaron el musical "Hair" entrados los rebeldes setenta. Desde entonces han publicado 12 álbums siempre bajo el nombre de "Olsen Brothers". Jorgen siempre tuvo ganas de ir a Eurovision, y hasta cuatro veces con su hermano y dos en solitario participó en el Dansk Melodi Grand Prix. En 2000 le llegaría el gran momento, con la mítica "Fly on the wings of love" que ganó por sorpresa en Estocolmo. Aquella noche y al igual que Benton, Jorgen tenía 50 años la noche de su triunfo. Lo volverían a intentar en 2005 y él en solitario en 2007. Estamos seguros que pronto les volveremos a ver en el escenario eurovisivo.




Dado Topic

Largas carreras, experiencias internacionales, renombre en el panorama artístico... no siempre son garantía de éxito. Ni tratándose de los siempre agradecidos Balcanes, donde por encima de credos y nacionalidades saben apreciar a sus grandes artistas lleven la bandera que lleven. El croata Adolf "Dado" Topic siempre fue un referente en el panorama rock de Yugoslavia.  Con su banda Time introdujo el rock progresivo en la zona y desde los años 70 sus conciertos llenaban recintos y las nuevas generaciones le tomaban como referente. 

A diferencia de otros artistas de su género no despreciaba los festivales y tras participar en el Yugovizija en dos ocasiones en los 80 y en el DORA en 2001,  decidió aceptar el reto de la HRT  de compartir escenario con una banda joven llamada Dragonfly y participar en un ya por entonces devaluadísimo DORA. Ganaron por un puntito, pero no pudieron pasar de la semifinal en 2007. En Helsinki, Topic participó a sus 57 años.


Ladislav Demeterffy

Casualmente los derrotados por Dado Topic en aquel Dora 2007 fueron los Kraljevi ulice que para ahondar más en la crisis de la que un día fue la mejor preselección balcánica se llevaron el pasaporte a Belgrado 2008. Iban acompañados de este hombre, al que pusieron de nombre artístido "75 cents", parodiando al famoso rapero "50 cents" y refiriéndose a la edad del cantante. Hasta la edición 2012, el más veterano en pisar escenario eurovisivo. Ladislav, o Laci, siempre fue un músico callejero, como los Kraljevi. Su paso por Eurovisión terminó en un 21º puesto, el peor de Croacia en una final. Laci, falleció a los 77 años, dos años después de su aventura eurovisiva.


Horváth Károly

Aunque todos en Hungría le conocen como Charlie. Y así se presentó en 1998 en Birmingham. No fue la primera opción porque hasta unas semanas antes la representante era Erika Zoltan que descubrió estar  embarazada y decidió reposar. Entonces Charlie, de 51 años durante aquellos días, ya era un nombre mítico de la escena magiar. primero fue bailarín y luego en los 70 lider del grupo jazz y blues Tatra con la que recorrería medio mundo a un lado y otro del telón de acero. Protagonizó películas y ha ganado premios de todo tipo. Hasta ahora ha grabado 14 álbumes de estudio y la mayoría han entrado en top10. Todavía en activo, su "Mañana no será triste" no funcionó y obtuvo el antepenúltimo lugar.


Peppino di Capri

Si pudiésemos encontrar un antecedente a la apuesta de este año de la BBC, ese sería el de la RAI en 1991. ¿Qué tiene que arriesgar uno de los nombres más respetados en un Festival como Eurovisión?. Peppino di Capri a sus 52 años cerró el festival de Roma, jugando en casa y siendo fiel a su estilo en años en los que se llevaba el colorín y los arreglos efectistas. Había ganado ya dos veces San Remo en los años 70, quizás fue su afición a los festivales (tiene el récord de más participaciones en San Remo con quince) el que le hizo aceptar el reto de la RAI. "Tan dulce como el mar" fue su canción en dialecto napolitano, gustó y finalizó en 7º lugar.  Todavía sigue en activo.


Jean Claude Pascal

Para finalizar hay que hacerlo con un broche de oro para un post dedicado a las voces del más preciado metal... y no hay duda que si alguien pisó con clase, charme y elegancia... evocando tiempos de gloria, de carreras llenas de éxito que presencian los focos apagándose poco a poco, ese fue Jean Claude Pascal. Ganador del Festival en 1961, galán en la gran pantalla y en los escenarios, tuvo una infancia difícil al coincidir su adolescencia en Estrasburgo, pleno campo de batalla de la Segunda Guerra Mundial. 

Se fue a Paris donde vivió ayudando al mismísimo Christian Dior en sus talleres de costura. Fue diseñando trajes de teatro cuando se interesó por el mundo de la escena y empezó a protagonizar películas a finales de los años 40 y siempre compartió pantalla con estrellas como Anouk Aimée, Brigitte Bardot, Romy Schneider, Michèle Mercier e incluso nuestra Pepa Flores 'Marisol'.  Eran los años de la "Nouvelle Vague" y sus películas eran demasiado comerciales, lo cual hizo que la crítica fuera terrible contra su tipo de cine. 

Para completar su perfil lleno de talento artístico, escribió bastantes novelas policiacas e históricas. Las dos veces que acudió a Eurovisión lo haría representando al Gran Ducado de Luxemburgo. La segunda tuvo lugar veinte años después de su triunfo,  cuando con 53 años tomó el escenario de Dublín y en el que obtuvo un 11º lugar. Falleció en 1992, tras haber recibido la Orden de Comandante de las Artes y Letras francesas y el título de Caballero de la Legión de Honor, sus cenizas fueron lanzadas al mar de Hammameth en Túnez y sus trajes están en el Museo de la Camisería y la Elegancia Masculina de Argenton. Todo un número 1.

1 comentario: