jueves, 11 de octubre de 2012

DANIJELA MARTINOVIC', DULZURA Y SENSUALIDAD EN EL CONGRESO OGAE



Guapísima, muy simpática y con un sutil toque de picardía. Así se presentó el pasado sábado Danijela Martinović en el 7º Congreso OGAE, celebrado en el Centro Cultural San Chinarro de Madrid. Y es que la representante croata con el grupo Magazin en 1995 y en solitario en 1998 goza de una espectacular figura realzada en el evento con un elegante vestido corto en tonos beige y negro. Aún hoy le sigue emocionando su participación en Birmingham, un festival en el que actuó primera, algo que cree que no le afectó en su clasificación. Sobre ese certamen recuerda como ella y el resto de la delegación observaban sorprendidos a Dana International no dando crédito a lo que veían e incluso Danijela llegó a bromear sobre el tamaño de sus pechos. 
La artista balcánica se mostró muy crítica con la televisión croata al ser preguntada sobre el por qué de los recientes fiascos de su país en el festival. En este punto conviene recordar que no pasan a la final desde 2009 y su mejor resultado en la última década es un undécimo lugar logrado en las ediciones de 2002 y 2005. “Los cantantes no van suficientemente respaldados a Eurovisión” dijo Danijela que además criticó abiertamente al jurado del DORA (la preselección croata) con la contundente frase “no hacen bien su trabajo”. En ese sentido, Danijela no sabe con que canción croata de la última década se quedaría y señaló que muchos artistas conocidos de su país tienen miedo a presentarse al DORA por el miedo a que un mal resultado en Eurovisión suponga un lastre en su carrera musical.
Aunque le encanta trabajar con su marido, Petar Grašo, (compositor de “Neka mi ne svane”),  reconoció que es muy exigente y recordó como mientras preparaban la canción que la llevó al quinto lugar en Birmingham, Petar la hacía parar una y otra vez corrigiéndola. Sobre la posibilidad de volver a participar en el festival, Danijela lanzó la pelota a los fans: “si me lo pedís, vuelvo”, a lo que el público respondió con un sonoro grito de “¡sííí!”, tras lo cual, la artista hizo un gesto hacia su marido, presente en el congreso, como queriendo decir “ya sabes lo que nos toca”.  
Como guinda a su intervención la cantante interpretó los temas “Pola, pola”, “Brodolom” (definido por ella misma como un hit del verano) y, como no, “Neka mi ne svane”. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario