jueves, 22 de noviembre de 2012

La voz (eurovisiva) IV

(c) telecinco
Por Carlos García Chozas 

Ayer comenzaron las galas en directo una semana después de lo previsto debido a la huelga general que azotó todo el país y los trabajadores de Tele 5 no fueron menos. La primera de las dos partes de esta fase contó con 3 de los 4 “eurovisivos” que aún quedaban en liza. La podríamos llamar “encuentros en la tercera fase” (haciendo juego con el número de fase en la que estamos de concurso) o “de cal y arena” por el resultado para muchos polémico de una de las batallas del grupo de Rosario Flores. Hay que decir que el formato de esta fase consta de dos partes, en el primer programa cantan 3 de los 6 participantes de cada coach en los que el público con sus llamadas y SMS salva a su favorito. El siguiente concursante que avance a la siguiente fase es salvado por el coach en cuestión.

El primer equipo en liza fue el de David Bisbal, donde entraba en juego Paco Arrojo. El extremeño ejecutó de manera impecable y sobria el tema “Ahora quién” de Marc Anthony. Sus tablas, su peculiar voz y sus giros vocales, aprovechando la gran tesitura que tiene, fueron determinantes para que el público nos diera la razón salvándole merecidamente y demostrando el por qué es uno de los grandes favoritos no sólo para llegar a la final por parte de David si no para ganar esta edición de la Voz.

Rosario Flores entró en liza con Jorge González y Mónica Guech. Primero fue la catalana que interpretó el tema “Empire state of mind” de Alicia Keys, un tema que se nos antoja dificilísimo debido a los constantes cambios de graves y agudos que tiene la canción. Mónica alardeó de gran voz y de una extraordinaria expresión corporal con un dominio brutal del escenario. De ella, la pequeña de la saga Flores destacó que le había sorprendido, que de garganta no se le podía decir nada y que tenía una voz maravillosa y un timbre de voz precioso, dándole la enhorabuena aunque finalmente no se decantó por ella para seguir en el programa. Su "no importa quien gane"…era el presagio de lo que todos sabíamos que iba a pasar. Jorge González, por su parte, interpretó el tema “Adoro” de David Bisbal. La canción es un bolero al que hay que poner todo el corazón para que suene más intimista y romántico. El madrileño la interpretó fiel a su estilo, aflamencándola y llevándosela hacia su terreno. A mi juicio no aportó gran cosa, ni grandes giros ni grandes alardes vocales pero todos sabemos los objetivos del fenómeno fan y Jorge en este concurso no es ninguna excepción. Rosario le pidió que cantara la canción de la misma forma en la que cantó “Lucía” y así fue. Una poderosa razón para que la sagrada y sabia audiencia le empujase hacia la siguiente fase del concurso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario