miércoles, 7 de noviembre de 2012

Malmö 2013: más por menos

Además de la polémica sobre el sorteo de actuación, la UER y la organización del festival de Eurovisión 2013 ha anunciado más detalles sobre cómo se desarrollará el evento. Y parece que este año quieren que sea evento más que nunca. "Que Eurovisión no sea solo un acontecimiento dentro de un recinto", que salga a la ciudad. Escoger a Malmö, la ciudad más pequeña que lo organiza desde Millstreet (Irlanda) en 1993 ha tenido varios motivos, seguramente aparte de la coincidencia en fechas con el Mundial de Hockey que tendrá lugar en Estocolmo por entonces. 

Expandir la fiesta a todas las partes de la ciudad es la idea que los productores de la SVT tienen para este próximo festival. Están planeando por lo pronto instalar la Eurovision Village, que no hubo ni en Düsseldorf ni en Bakú, en la Gustav Adolfs Torg, donde se colocarían tenderetes de venta, lugares donde tomar un tentempié, escenarios para actuaciones y fiestas, etc... Poco más allá, en el Folkets Park se instalará el Euroclub, concretamente en el Moriska Paviljongen (Pabellón Morisco), un bonito edificio que recuerda a este tipo de arquitectura. También muy cerca, algo que parece que va a repertirse en la ciudad dado su tamaño asequible, como ocurrió en Oslo, está el Amiralen, una sala de baile donde podrían tener lugar las fiestas de después de las galas.

La cuestión clave es hacer de Eurovisión 2013 "una experiencia mayor que un simple show en un estadio". La intención es "crear un superevento que permita a los asistentes sentirse parte de la experiencia entera de Eurovisión. Poder formar parte de todo al pasear en cada calle, al llegar a la estación, al aeropuerto o a través del puente". Y eso será más fácil en una ciudad de tamaño más reducido que una gran capital como es Malmö. También planea por las mentes de los organizadores la posibilidad de que las más de 166 nacionalidades distintas que residen en la ciudad tengan su reflejo en la celebración del show. Y el puente de Öresund tendrá ahí también mucho que ver. De hecho, gran cantidad de fans que se desplazarán allí se alojarán en Copenhague dada la mayor capacidad de su infraestructura hotelera. Interculturalidad y que todo el mundo es igual completan la filosofía de Eurovisión 2013.

En cuanto al show en escena, "se va a priorizar la cercanía sobre el uso de tecnología". Se venderán entradas para dos ensayos de cada show y se colocarán varias pantallas en la ciudad y por toda Suecia para seguir el concurso. En futuros comunicados van a ir desvelando más detalles de este aspecto y nos contarán también cómo quieren que sea el Centro de prensa, que por ahora ya va a intentar considerarlo como de"primera clase mundial".

No hay comentarios:

Publicar un comentario