viernes, 28 de diciembre de 2012

La SVT propone Estocolmo como sede fija de Eurovisión para el futuro

Como toca cada 28 de diciembre, esta era la inocentada de Eurovisión Noche y Día de 2012. 
¡Feliz día de los inocentes!

La SVT ha propuesto a la UER ser la televisión organizadora fija de Eurovisión cada año. Este sorprendente anuncio se ha realizado hoy de cara a la próxima reunión del Comité de Referencia del mes de enero. Según declaran desde la televisión pública sueca, su ofrecimiento se debe a "la dificultad que encuentran las televisiones de la mayoría de los países participantes en afrontar la organización del festival tanto técnica como económicamente", dado el formato actual. Entendiendo que este formato (de dos semifinales y final) es irrenunciable en tanto que el número de países participantes siga rondando los 40 anualmente, desean "ofrecer cobertura al futuro más cercano del festival".


La crisis económica actual, que ha obligado a varios países a renunciar a su participación, no tiene visos de solución a un plazo inmediato, lo que podría hacer peligrar la celebración del evento si una desbandada general se produjera en años venideros. Hay que recordar que la financiación depende de las aportaciones que los países hacen por concursar y la SVT dice querer mantener el número de participantes, porque entienden que amplía la base cultural del festival y añade categoría y espectáculo al mismo. Para evitar cualquier otra pérdida de delegaciones cree que ahorrar el supuesto miedo a tener que organizarlo puede animar a muchas de las ya descartadas y a otras futuribles a concursar, poniendo la vista también en que la calidad de algunas canciones mejoraría dado la ausencia de temor por ganar y el coste que supone actualmente.

Como contrapartida, la SVT reclama que "Suecia sea nuevo miembro del BIG", ya que entienden que siendo el organizador debe estar siempre en la final, incluso a expensas de que alguno de los actuales tuviera que cederle el puesto. Baraja la posibilidad de que el Friends Arena de Estocolmo sea el estadio base para las futuras ediciones de Eurovisión e incluso ha propuesto a los propietarios el cambio del nombre a 'Eurovision Arena' si fuera aprobada su propuesta. 

Desde la UER aún no hay respuesta oficial pero las primeras reacciones se muestran abiertas a la posibilidad de aceptar la propuesta, "al menos de cara a los futuros cinco o diez años, hasta que la crisis haya desaparecido por completo". 

¿Tendremos Melodivision a partir de 2014? ¿Será España quién ceda su puesto en el BIG? ¿Merece la pena el cambio de la ancestral norma de "quien gana, organiza" para evitar más abandonos?

No hay comentarios:

Publicar un comentario