sábado, 2 de febrero de 2013

Los finalistas del Malta Song for Europe

Por Carlos García Chozas.

La pequeña isla mediterránea ha dado pistoletazo de salida a su preselección con los 24 temas en liza que tomaban parte de la semifinal. El evento, que comenzó a las 20:45 CET en el Centro de Convenciones y Ferias Ta’Qali, estuvo presentado por Elaine Saliba y los humoristas Gorg y Pawlu. Se ha alargado más de cuatro horas. Destacamos que el nivel de las canciones no fue tan bueno como otros años, destacando las carencias vocales de muchos y su descontrol vocal. Asi mismo, los eternos cortes publicitarios de casi diez minutos que hacían tras los bloques de 3 canciones y un resumen de las actuaciones cada 6 tras las entrevistas a los cantantes en la Green Room.

(c) eurovisionary.com
La gala la abrió Richard Edwards con el tema Fall like Rome. Como en todo concurso que se precie abrir la contienda no es nada fácil y eso lo supo Richard que comenzó algo nervioso pero pronto puso las cosas en su sitio e hizo su canción mucho más grande y potente. Sus tres coristas le ayudaron a crecerse mucho más. Ylenia Vella interpretó a continuación Tides of Illusion con voz temblorosa y descontrolada. Estuvo acompañada de cuatro bailarines y de una corista que la ayudaba en sus carencias vocales. La tercera canción en liza fue la balada que lleva por título Perfect Day interpretada por Janice Debattista. Balada carente de fuerza e interpretación que, en caso de ser la elegida, pasaría desapercibida por Malmö salvo arreglos musicales potentes y mejor voz de la cantante. El siguiente en aparecer en escena fue uno de los favoritos para acudir a tierras suecas. Se trata del rockero Chris Grech que cantó Never walk away. Estuvo acompañado de un pianista, guitarrista y batería. Comenzó algo titubeante e inseguro con acople de voz por parte de la televisión maltesa aunque poco a poco fue entrando en el tema y mejoro mucho más.

Marilena con Overrated nos dio un ejemplo de voz bastante descontrolada en la que no entró en la canción en ningún momento. 1 bailarín y 3 coristas la acompañaron. Tema pop noventero como cualquier otro. Petra con No one’s home interpretó magistralmente este tema de corte blues en el que demuestra grandes dotes vocales y tablas sobre el escenario creando una atmósfera envolvente para todos. Dorothy Bezzina interpretó Starting from the end. Un tema que podría ser del repertorio de Rihanna. Muy bien defendido teniendo en cuenta la dificultad del tema. Dorothy estuvo acompañada de un coro formado sólo por mujeres. El siguiente tema fue una balada envolvente titulada Too Little too late interpretada por Domenique Azzopardi. Acompañada por un pianista y un trio de mujeres coristas hizo las delicias del respetable. Intimista y bonita canción en la que lo único que deslució la actuación fue en el vestido de la cantante. 

Jessika fue la siguiente en tomar partida. Interpretó un tema pop muy fresco y alegre con una melodía repetitiva pero que engancha desde el principio, su titulo, Ultraviolet. Un pianista y cuatro voces femeninas en el coro participaron muy activamente en el tema. Franklin Calleja cantó Let your heart talk. Una balada que bien podría formar parte de un musical o de una película de Disney. Estuvo arropado en todo momento por el grupo mixto de cinco coristas. Es, a priori, otro de los candidatos favoritos para alzarse con la victoria final. Llegó el momento para la omnipresente y talentosa Claudia Faniello que interpretó When it’s time, un tema pop actual. Su estilo vistiendo nos recuerda un poco a la danesa Soluna y estuvo acompañada por cinco músicos que le hacían de coro. Otra de las favoritas que debe luchar por la victoria final ya no por el tema si no por ser quien es. Con la actuación siguiente es de agradecer que alguien se siente al piano para cantar un tema de estas características. Otra balada más en esta semifinal con un encanto especial, intimista, aurea envolvente y voz muy personal. Un coro mixto de tres personas y un guitarrista la acompañan durante sus tres minutos en el escenario. A mitad de canción deja el piano como Lynn Chircop en su actuación en Riga. 

(c) maltastar.com
Kevin Borg, el gran favorito, interpretó otra de las múltiples baladas de la noche. Su título, Needing you, su número, el 13, el cual no creo que le trajera mal fario. Su físico sería el de hermano mayor de Justin Bieber y su estilo musical parecido a Luis Fonsi. Acompañado de su coro mixto de dos chicos y dos chicas defendió de una forma más que correcta su tema. A continuación, en liza, la versión maltesa del mundialmente conocido grupo R.E.M. Se trata del grupo Scar que interpretó Superstar. Tema pop fresco happy y buenrollista que incitaba a pasárselo bien. Llamó la atención la guitarra de su cantante solista con la “S” de Superman. El tema electrónico con mayúsculas fue el de Melanie Zammit que interpretó Loverdose. El premio de cómo cargarse un buen tema en directo se lo darían seguro. Voz perdida y fuera de tono tanto de la cantante como de su coro. Su vestuario estuvo deslucido como su actuación. Destacar a sus dos bailarinas que fueron lo mejor del show. Danica Muscat interpreta Fantasy, un gran tema que en estudio tiene fuerza pero pierde bastante en directo. Un 10 para el coro que está a la altura de las circunstancias. También la acompañan dos guitarristas y un batería. Danica estuvo un poco por debajo de lo requerido para poder interpretar la canción con solvencia. Dos que repiten, Petra & Richard ahora en pareja que cantan Wonderful today. Balada pop muy bien interpretada por ambos tanto en las partes solas como empastando a la perfección sus voces en los estribillos y final de canción. Agradable tanto para los ojos como para la vista. 

Deborah C y su Love-O-Holic invitaban a todos a una gran fiesta y a bailar. Aunque vocalmente no es un gran portento lo sustituye por su presencia escénica. Durante la primera parte de la canción ella está estática al igual que sus tres coristas que hacen coreografía con las manos. En la segunda, un par de bailarines hacen una coreografía detrás de la intérprete. Al final de la misma, el coro se coloca detrás de Deborah y los bailarines hacen malabares con fuego. La canción reivindicativa viene a cargo de Gianni Zammit con su US against the World que nos puede recordar como unas canciones más arriba a otro tema de R.E.M. Gran directo y voz muy personal de su solista. Los altibajos de tonos en el tema la hacen mucho más interesante. Cuidado con este tema que podría dar la sorpresa en caso de llegar a la final. Este tema sería un poco difícil de clasificar en algún género musical en concreto. Raquela canta Keep believing y combina partes electrónicas con partes lentas y otras más bailables. El estribillo básicamente está formado por Aaah y Eeeh. Aceptable canción y correcta interpretación de la artista. Gianluca Bezzina interpreta el tema más feliz de toda la noche. Esta canción de corte indie tiene un comienzo contagioso con ukelele y un estribillo pegadizo y algo repetitivo. Sin duda fue uno de los mejores temas y dará que hablar en caso de pasar a la final. Uno de los mejores temas vino a cargo de Amber con su In control. R&B para una potentísima voz que en algunos momentos se descontroló sobretodo en los agudos. El resto de la canción perfectamente defendida y acompañada por tres grandes voces de coro y un trompetista y un saxofonista que hacían una pequeña coreografía. 

La penúltima actuación corrió del adonis de la noche, Klinsmann con The Remedy. Este tema podría haberse sacado de cualquier preselección del Melodifestivalen sueco. Buen tema, que en la noche escasearon, perfectamente defendido por el rubio cantante. Quizás es la canción pop más destacable de la gala. Llegamos al último tema de esta maratoniana semifinal. Davinia y su Betrayed nos recuerda un poco al estilo músical, aunque algo descafeinado, de la malograda cantante inglesa Amy Whinehouse. Vocalmente justita y presencia escénica escasa. Acompañada de un trio de féminas en el coro y dos guardaespaldas al principio del tema.

Tras una interminable entrevista a prácticamente todos los concursantes a modo de tertulia hubieron unas cuantas actuaciones pesadas y largas que pondrían de los nervios a cualquiera. Tras casi cuatro horas de gala, una más de la prevista, los presentadores con un poco de incertidumbre nombraron a los siguientes finalistas que pelearan por ser el representante maltés en tierras suecas. Fueron los siguientes:

Davinia – Betrayed
Deborah C – Love-o-holic
Chris Grech – Never walk away
Gianni Zammit - US against the World
Janice Debattista - Perfect day
Jessika - Ultraviolet
Domenique Azzopardi - Too Little too late
Dorothy Bezzina - Starting from the end
Petra & Richard - Wonderful today
Gianluca Bezzina - Tomorrow
Richard Edwards - Fall like Rome
Kevin Borg - Needing you
Scar - Superstar
Corazon - My stranger love
Claudia Faniello - When it’s time
Amber – In time

No hay comentarios:

Publicar un comentario