viernes, 15 de febrero de 2013

Österreich rockt den Song Contest: ¡Final en Austria!

La final nacional que la ÖRF, televisión pública de Austria, ha organizado este año se va a celebrar el viernes 15 de febrero y los cinco candidatos a representar al país alpino en Eurovisión 2013 ya tienen canciones. Vamos a hacer un repaso por todos ellos una vez que se han dado a conocer los vídeoclips de presentación. Puedes ver la final en este enlace.




Elija - Give me a sign: el primer tema es un medio tiempo de estilo pop-rock, cantando en inglés como los otros cuatro. Tiene un sonido interesante y destaca por una calidad apreciable, con un estribillo bastante melódico. Por la otra parte, no puede decirse que ande sobrado de gancho.



The Bandaloop - Back to fantasy: esta banda presenta un tema bastante menos habitual que la balada pop anterior. Curiosamente, tiene unas estrofas con unos arreglos electrónicos muy marcados, que se convierten en una melodía bastante más festivalera, a ratos incluso infantil, pero que le ayuda a convertirse en un tema más pegadizo y fácil.


Yela - Feels like home: Yela tiene una voz muy particular que es lo que da personalidad a su tema, que es una agradable melodía, primero solo con un instrumento de cuerda de fondo, al que se le unen luego varios más, conforme alcanza y pasa el estribillo. Es la apuesta apacible de la noche y tiene tanta clase como originalidad, además de aportar un feeling muy peculiar. Realmente, te hace "sentir como en casa", tal y como su título predice.



Falco Luneau - Rise above the night: de nuevo un tema pop-rock, también cantado por una voz masculina. Puede que se pisen un poco entre ellas, aunque este tema está más cerca de la balada que el primero del quinteto. Llegado el estribillo, el ritmo crece y continúa ganando fuerza como un agradable tema de su estilo, interpretado con garantías suficientes por su solista.



Natalie Kelly - Shine: El tema de Natalie es un medio tiempo, con sonidos más actuales a priori que los otros dos temas pop de la noche. Sin ser demasiado original, suena moderno y se deja oír sin mayores problemas.

Posiblemente, sea la cara y la cruz de la final austríaca: no hay temas desagradables pero ninguno destaca por encima del otro como para pensar en una posible Viena 2014, a menos que este año se apueste por las melodías sencillas. Cualquier de ellas, eso sí, será mucho más agradable de oír y ver que la ganadora del año pasado, que llevó a Austria a ser el país con menos votos de los 43. Personalmente, apostaría por la voz personal y el bonito tema de Yela.

No hay comentarios:

Publicar un comentario