miércoles, 6 de marzo de 2013

No es peligroso cantar a los cuarenta en la final de Melodifestivalen 2013

(c) expressen.se
Louise Hoffsten - Only the dead fish follow the stream (Solo el pez muerto sigue la corriente): Una de las características más interesantes de la final de este Melodifestivalen 2013 es que tiene estilos para todos los gustos y canciones dirigidas a todos los grupos de edad, capaces de gustar a los más variados tipos de público. Louise Hoffsten pertenecería al grupo de espectadores de mediana edad en busca de sonidos que le suenen cercanos, de intérpretes en los que se puedan reconocer. Su tema es un estupendo medio tiempo que suena un poco 'eighties', incluso con arreglos que podrían recordar a algunos ejemplos de los Dire Straits, salvando las distancias obvias, por lo que se adapta perfectamente a quienes va dirigido. Además, está compuesta los ganadores de Eurovisión 2011, Stefan Örn y Sandra Bjurman.

Louise nació en Linköping en 1965 y es hija del músico Gunnar Hoffsten, del que heredó su interés por la música y aprendió gran parte de su arte. Aunque su interés fue ser actriz, pronto se dirigió hacia la música, aparte de lograr la cátedra de Filosofía de la universidad de su ciudad. Formó parte del grupo blues Sky High y fue en los noventa cuando despuntó como solista.  En 1996 le fue diagnosticada esclerosis múltiple pero con diecisiete álbumes en el mercado, no ha dejado de trabajar. Su tema es sin duda acreedor de uno de los títulos más originales de la historia, cosa que se agradece ante la avalancha reciente de títulos breves, banales, fútiles y vacíos.
  • A favor: canción distinta del resto, bien orientada a su público objetivo; perfecta interpretación de Louise y sus acompañantes; atmósfera en escena muy profesional, transmite una sensación de solvencia muy conseguida.
  • En contra: quizás puede quedar algo distante del público más juvenil, a pesar de que su tema tiene gran calidad; actúa entre dos temas que pueden eclipsarla por motivos distintos.
Valoración ENYD:

Canción: ****
Cantante: ****
Imagen: ***
Escena: ***
Pronóstico: 5º-8º



(c) hd.se
Ralf Gyllenhammar - Bed on fire (Cama en llamas): Ralf Gyllenhammar es el otro representante de la cuarentena que participa en esta final. Con un tema mucho más agresivo que el de Louise, aboga por llevarse los votos de este sector del público cuyos ánimos se muestren más rockeros, con un show en escena que es la clave de toda la interpretación.

El cantante nació en Örgyte en 1966 y es el solista del grupo de hard-rock Mustasch (Bigote), de ahí el comentado bigote del caballero. El grupo ganó un Grammy en 2008 al mejor áblum de hard-rock. Se formó en 1998 con base en Göteborg y lanzaron su primer disco en 2001. Hasta ahora acumulan nueve. 'Bed on fire' es un tema rock, a medio tiempo, que comienza como una balada al piano pero que pronto se vuelve agresivo en ritmo, instrumentación y voz. La interpretación de Ralf es clave, volcando toda su fuerza vocal y física en medio de llamaradas. Resulta muy espectacular, aunque también un tanto ruidosa a ratos.
  • A favor: tema potente, muy bien construido y con una fuerza que pocos competidores pueden igualar; Ralf le aporta mucha personalidad y se vuelva completamente, sacando adelante una canción que es bastante complicada de interpretar; puede gustar a jóvenes y mayores casi por igual.
  • En contra: la cierta violencia sonora de la canción puede resultar apabullante en algunos momentos, alejando al público que se decanta más hacia baladas o temas más melódicos; el show en escena puede igualmente resultar cansino por tan llamativo, a pesar de su incuestionable espectacularidad.
Valoración ENYD:

Canción: ****
Cantante: ****
Escena: ****
Imagen: **
Pronóstico: TOP 5

No hay comentarios:

Publicar un comentario