domingo, 7 de abril de 2013

Tal día como hoy: Eurovisión 1973


Tal día como hoy, 7 de Abril, hace 40 años, Luxemburgo celebraba la mayoría de edad eurovisiva organizando el XVIII Eurofestival en el coqueto Nouveau Theâtre. Helga Guitton no pasará quizás a la historia de presentadores eurovisivos pero todos recordaremos su feliz Anmaaarií! tras la victoria de su país.

Había grandes medidas de seguridad y la leyenda urbana que contaba cómo la debutante Israel había provisto de chaleco antibalas a su representante Ilanit duró bastantes años. Sí es cierto que el público tenía prohibido levantarse para no despertar sospechas de posibles actos terroristas ya que el mundo aún contenía el aliento por lo ocurrido en las Olimpiadas de Munich en el verano del 72.

En este 1973 se eliminó la norma introducida en los 60 que obligaba a los participantes a cantar en alguna de las lenguas oficiales de su país e, inmediatamente, los nórdicos se lanzaron al inglés, consiguiendo todos entrar en el top 10. Finlandia consiguió con su divertida "Tom, tom, tom" la mejor clasificación de su historia (6º), que le duraría hasta 2006 en que ganó. Curiosamente, la cantante era Marion Rung, que ya había lanzando a los fineses hasta su anterior mejor puesto (7º) en 1962, con otra onomatopéyica canción: "Tipi-tii". Suecia, por su parte, llegaba a ser quinta con "The Nova", un grupo que sonaba un poco como unos Beatles tardíos pero con una melodía maravillosa y un estribillo que hizo historia en aquel país. Resulta que en la versión original del tema cantaban "dina bröst är som svalor som häckar", que quiere decir "tus pechos son como unos cisnes procreando". Por último, Noruega optó por los Bendik Singers, apodados así por el artífice de la unión del grupo, que dio mucho de sí en años venideros: Anne Karine Strøm volvió en 1974 y 1976 y Ellen Nikolaysen en 1975. Aquí fueron séptimos.

El enemigo a batir era sin duda Cliff Richards, que repetía tras el fiasco inesperado de 1968 con una especie de "canción-mundial": un tema que intentaba unir el pop, el rock y la balada. Pero Anne-Marie David hizo la actuación de su vida, un directo impresionante que, acompañado de su inolvidable vestido rojo, la convirtió en triunfadora desde el momento que se marchó del escenario tras su prodigiosa interpretación de "Tu te reconnaitras".

Lástima que Mocedades y ese himno que perdura en el tiempo -y eso aún vale más que un triunfo en Eurovisión- como es "Eres tú" compitieran contra ella. En cualquier caso volvieron a dejar al británico, con sus compañeros los Shadows, detrás en el marcador.

Puede tratarse del festival con más estrellas de la historia, dado que muchos de sus participantes era muy populares en sus países en esos momentos, como la danesa Gitte, reina del schlager de los 70 que concurría por Alemania (8º), Fernando Tordo, cantautor de prestigio portugués que consiguió un 10º lugar con su original "Tourada", el guapísimo Massimo Ranieri que repetía por Italia con su excelente "Chi sarà con te" (13º) o Patrick Juvet, un afeminado suizo que sería el rey de las pistas de baile en los 70 y que cantó con su escueta voz una poco creíble "Je me vais marier, Marie" (Me voy a casar, María) que sólo pudo ser 12º. También Zdravko Colic era y aún es un importante nombre en la música balcánica, con éxitos que aún perduran y un tono de voz que, en España, seguro recordaría en aquella época a Nino Bravo, o Ben Cramer con su clásica "De oude muzikant" y su puesta en escena tan peculiar por Holanda (14º), o la desaparecida Marie por Mónaco y su melancólica "Un train qui part" (8º), o incluso Maxi por Irlanda que a punto estuvo de ser reemplazada por desacuerdos de ella y su agente con los arreglos elegidos para "Do I dream". Se dice que Tina Reynolds, que estaría en Eurovisión en 1974, llegó a coger el avión rumbo a Luxemburgo para sustituirla si era necesario. Y cómo olvidar a Nicole y Hugo, que fueron rescatados por la televisión belga flamenca tras ser elegidos en 1971 pero debido a una enfermedad de Nicole no pudieron llegar a Dublín y fueron sustituidos. En 1973 pudieron deleitarnos a todos con su clásico del kitsch de los setenta "Baby baby", adornado con una coreografía impresionante. Fueron los protagonistas del "Congratulations" de 2005. Para quien diga que un último lugar en Eurovisión te borra del mapa. Quizás quien menos recorrido tuvo y tendría luego fue la francesa Martine Clémenceau con "Sans toi", acusada de querer parecerse demasiado a "Après toi" y cuya languidez extrema no gustó a los jurados.

Curiosamente, dos mujeres dirigieron por primera vez la orquesta durante las canciones de Suecia e Israel, cosa que solo sucedió un par de veces más en la larga historia de Eurovisión. Las votaciones fueron muy emocionantes. Pero el huracán luxemburgués repitió el triunfo anterior y obtuvo el 81% de todos los votos que podía recibir. Un récord no superado todavía.

Anne-Marie David volvió a Eurovisión en 1979 con otro temazo francés, "Je suis l'enfant-soleil" (3º), y tomó una temprana retirada del mundo de la música en los 80 para dedicarse a la familia y a la vida campestre, pero en los últimos años hemos podido verla de vuelta a los escenarios eurovisivos, primero en el "Congratulations" de 2005, y mucho más de cerca en el congreso AEV de 2010, donde compartió unos momentos estupendos con los fans. Allí acordó hacer la versión de "Algo pequeñito" en francés y poco antes ese año había aparecido junto a Harel Skaat interpretando  juntos el tema ganador de 1973. Recientemente ha presentado candidatura a la televisión francesa para su participación en Eurovisión 2013, aunque no fue seleccionada. Este tema y otros han sido editados en un CD especial numerado y autografiado que la artista ha vendido por internet a sus fans.

No hay comentarios:

Publicar un comentario