viernes, 26 de abril de 2013

Técnicos y tecnología en Eurovisión 2013

El festival de Eurovisión es uno de los mayores espectáculos musicales del mundo y técnicamente se ha convertido en uno de los centros de prueba, estreno y desarrollo de las más vanguardistas apuestas en ese plano. El director técnico este año es Ola Metzger, un sueco que dirige la empresa M&M Productions y que ya se ha encargado del tema desde 2009. Antes, también se ocupó de ello  en el festival de 2000, aquel que significó un cambio total en la presentación del show.

Mezger está escribiendo un blog casi a diario donde refleja las novedades entorno al montaje del escenario en el Malmö Arena y las cuestiones técnicas más interesantes de Eurovisión 2013.

Él junto a Fredrik Jonsson y Emma Landare (director de iluminación y asistente), Sven Stojanovic (director creativo, que fue director de cámaras de Eurovisión 2003-2005 y 2008), Mikki Kuntlu (director de contenidos, que ya estuvo en 2007) y Daniel Jelinek (director de cámaras) conforman el corazón técnico de este festival.

Algo que no es moco de pavo y ha supuesto muchos viajes a ferias técnicas donde se expone lo mejor y lo más actual, kilómetros de aviones a la búsqueda de lo más reciente y de prueba, comparaciones y miles de quebraderos de cabeza para ajustar la técnica que dará vida al espectáculo de Eurovisión 2013.

A pesar de que Mezger fue uno de los creadores de los fondos con pantallas LED allá por el año 2000, este año decidieron que ya "estaban cansados de ver píxeles detrás de cada cantante" y que "había muchas más cosas que se podían hacer". Y para ello tenían que buscar con qué. Y lo encontraron en Bélgica y se llaman proyectores 3D. Estos elementos proyectan una imagen sobre el fondo del escenario que no exigen que exista el fondo con LEDs, consiguiendo un efecto en tres dimensiones y con una calidad muy superior. Además, el elegido es el que más brillo emite de los existentes, una maravilla a decir del director técnico.

Cada proyector, dice el director, tiene el tamaño de un autobús, el peso de un tanque y el precio de un Ferrari. Pues bien, nada menos que 28 de ellos iluminarán el fondo del escenario del Malmö Arena, a 120.000 euros cada uno. Solo se mantendrá la tecnología LED en el suelo del escenario, similar al modo en que ya vimos en 2003 en Riga, aunque con novedades.

85 camiones llevan varios días descargando materiales para el montaje, ya avanzado, y cada uno de ellos revisado por perros policía para evitar sorpresas. Además, desde la reunión de los jefes de delegación hace dos semanas en Malmö, ya tienen las claves que cada país quiere que la realización refleja en su canción, fondos, iluminación, etcétera. Con esos briefings, los técnicos trabajan a marchas forzadas para crear el mejor show disponible para cada tema. 

Si tenéis un rato cada día, no os perdáis lo que cuentan en este blog porque lo hacen con mucho desenfado y es muy entretenido. Sin duda alguna, Eurovisión está hecho por los mejores profesionales del mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario