domingo, 26 de enero de 2014

Camino hacia el precipicio

France 3 ha presentado hoy por primera vez los tres temas al completo que competirán el 2 de marzo en la final nacional para ser la representante francesa en Eurovisión 2014. Durante la emisión del programa "Chansons d'abord", presentado por la eurovisiva Natasha St-Pier, hemos podido oír las tres canciones.

Puedes ver los vídeos a continuación:

Destan - Sans toi (Sin ti)

Tres jovencitos muy guapitos cuyo fuerte no es la afinación presentan "Sans toi" que es una balada pop en inglés y francés no demasiado actual pero tampoco desagradable. No aportan nada nuevo realmente.



 Joanna - Ma liberté (Mi libertad)

Joanna es una joven negra de aspecto frágil que trae otra balada pop, de un estilo un poco menos banal que "Sans toi" y unos arreglos algo más conseguidos, sin que logre destacar ni tenga posibilidades apenas en una competición internacional. Vocalmente no es nada excepcional.



Twin Twin - Moustache (Bigote)

Es el tema alternativo de los tres y el único que logra despertar al público. No es que sea interesante y sigue siendo del montón pero posiblemente ser el único con un cierto ritmo le da algo de ventaja. Ni estéticamente ni artísticamente valen mucho la pena.



Ciertamente, Francia no sabe encontrar su sitio en el mundo eurovisivo actual. Ni la elección interna siguió un camino hacia alguna parte ni parece que la selección abierta vaya a colocarle en ningún puesto de gloria. El espejismo de Patricia Kaas en 2009 (que solo fue a Eurovisión por ser popular en Rusia y coincidir con el lanzamiento de su disco por entonces) fue solo eso, un oasis en un desierto musical que contrasta con la historia de cantantes y canciones que el país del hexágono supo crear no hace tanto tiempo. Ha habido años que la calidad de la elección ha sido alta, aunque la comercialidad del tema no estuviera a la altura de lo que  un concurso musical puede exigir, pero todo apunta a que este año la comercialidad no existe y a la calidad ni se la espera.

El 11 de marzo los responsables de France Télévisions mirarán unos índices de audiencia que a buen seguro languidecerán por la elección de una canción olvidable y unos músicos ya olvidados que le reportarán de nuevo un resultado ínfimo. Y de nuevo habrá preguntas de si merece la pena seguir en tal concurso en el que Francia no levanta cabeza desde hace tantos años. Sin mirarse en el espejo y analizar el porqué, claro está.

No hay comentarios:

Publicar un comentario