martes, 28 de enero de 2014

Los sucesores de Céline Dion (!)

La SRF SSR, radiotelevisión pública suiza, comenzó hace meses su habitual proceso de selección a través de internet y de sus diferentes ramas lingüísticas nacionales. Tras varias eliminatorias, se decidieron los seis finalistas que se enfrentarán en la final que se emite el próximo sábado 1 de febrero.

El largo trabajo de pre-selección abierta no parece ser una garantía para llegar a unos finalistas musicalmente destacables, visto lo que tenemos para este año. A menos que las canciones sean arregladas a fondo (cualquiera de las elegidas) de aquí a mayo, no parece que Eurovisión 2015 vaya a tener sede en Suiza.

(ci) srf
3 for all - Together forever (Juntos para siempre)

Iris, Gisel y Ricardo son tres de los finalistas de The Voice of Switzerland 2013. Por la potencia vocal que demuestran en este tema, entendemos que no son los tres máximos finalistas. Los tres proceden del pueblo de Horw, en Lucerna, y presentan una canción que podría perfectamente haber aparecido en el festival de 2002 y haber luchado por un puesto entre los 10 últimos. Con el poético y trabajado estribillo "Together, forever and ever", la imposible imagen conjunta que forman y su técnica de karaoke, es inexplicable que hayan llegado hasta una final, si no fueran finalistas de un programa de éxito de la propia cadena. No es nuestra intención cebarnos con ningún artista que pretende alcanzar el escenario eurovisivo, pero querer hacer arte del mal gusto no debe quedar impune.



(c) srf
Nino Colonna - La luce del cuore (La luz del corazón)

La única canción en italiano del año la canta un peluquero de Berna que se parece un poco a Tony Leblanc en sus últimos años. El tema es simpático, al ritmo de la guitarra que el propio Nino lleva en mano, que no dice mucho ni transmite casi nada. Sin duda, no es una apuesta comercial para convencer a Europa.



Yasmina Hunzinger - I still believe (Aún creo)
(c) srf

Yasmina vive en Alemania y es profesora de canto en Colonia. Sin duda es la mejor voz de la final y canta, también en inglés, una balada con otro título previsible. El tema es bastante decente, algo monótono, falto de gancho y, sobre todo, que también podría haber participado hace dos o tres lustros. Quizás con unos arreglos que la aproximaran a lo que fue el tema ruso de 2013 lograrían evitar un batacazo en Copenhague de ser elegida el sábado.



(c) srf
Christian Tschanz - Au paradis (En el paraíso)

Balada pacifista que habla de los sacrificios de la emigración y de los bonito que es compartir incluso si el que tienes al lado es de otro color, otro país u otra religión. Lástima que venga de un país que ha votado en referéndum el endurecimiento de las normas de inmigración. El tema, por otro lado, no tiene nada de especial y destaca casi únicamente por su incapacidad de arrancar ninguna emoción. El acento francés de Christian (que es papi de siete hijos) es un tanto extraño.



(c) srf
Natacha & Stéphanie - Une terre sans vous (Una tierra sin ti)

Otra baladita en francés que, a diferencia de la anterior, tiene en la voz de sus intérpretes la base de su encanto. Dos jovencitas ginebrinas cantan en francés muy armoniosamente, aportando una dulzura que quizás no tenga ninguna de sus rivales de la noche. En cambio, el tema adolece de lo que casi todos los demás: que podría haber concursado en Dublín en 1997 y su falta total de fuerza y gancho. Tiene pocas garantías de desenvolverse bien en una competición internacional.



(c) srf
Sebalter - Hunter of stars (Cazador de estrellas)

El único cantante procedente de la parte italiana de Suiza cantará en inglés uno de los pocos temas diferentes de la gala. Bastante más rítmico que cualquiera de los demás y con unos arreglos bastante conseguidos, parece que tiene mucho más gancho a primera audición que los demás. Sin ser una obra maestra, puede que sea una de las pocas oportunidades de Suiza de alcanzar la final del 10 de mayo.

Además, es el guapito de la noche y, por lo general, algún voto por este motivo le caerá.



No hay comentarios:

Publicar un comentario