jueves, 30 de octubre de 2014

Viena 2015: allá vamos

El camino a Viena 2015 está cada vez más allanado. La carrera para el sexagésimo festival de Eurovisión está a punto de abrirse con el anuncio de los representantes bosnio y montenegrino para el 31 de octubre y las primeras finales nacionales ya en noviembre.

Desde que la capital austríaca fuera elegida como sede, tras dura pugna con la alpina Innsbruck, hemos conocido que 39 países han pedido participar en el festival de 2015, con la opción de Grecia abierta y pendiente de confirmar antes del sorteo de semifinales que tendrá lugar el próximo 26 de enero. La ausencia de Ucrania, obvia por otro lado dado sus emergencias políticas actuales, es lo más destacado, además de la vuelta de Serbia, Bosnia y Chipre y que Croacia se mantendrá fuera (aunque sí irá al Junior). Sorprendentemente, la reincorporación de Luxemburgo suena como posible en los últimos días tras la petición que la propia Linda Martin (ganadora en 1992) realizó a la ministra de Cultura del Gran Ducado cuando fue invitada por OGAE Luxemburgo a su congreso anual. Sería una buena noticia y redondearía la vuelta de Italia en 2011 (que debuta este año en Eurojunior).

Malta será el primer país es organizar su final este año, haciendo del mes de noviembre el más eurovisivo de la historia en la isla mediterránea, al coincidir también la organización del Junior Eurovision. Tras ellos, la vorágine comenzará a ser imparable y Viena 2015 será una realidad cada vez más cercana. Varias de las televisiones participantes van a poner importantes nombres sobre la mesa para dar de sí lo máximo posible: Serbia contará en su retorno con Vladimir Graić (compositor de "Molitva") para escribir el tema; Bielorrusia con Alexander Rybak para producir su tema; Chipre con una macroselección que durará varios meses; por Bosnia se rumorea la vuelta de Hari Mata Hari; los escandinavos volverán a exponer en sus distintos Melodi Grand Prix lo mejor disponible; de Sanremo saldrá muy probablemente de nuevo el representante italiano, etcétera.

Y de España, pocas novedades. Si no recordamos mal, el año pasado a estas alturas ya habían sonado una docena de nombres como posibles seleccionados por TVE, pero este año parecen los ánimos más calmados, quizás aún renqueantes tras la dura lucha que supuso el duelo Ruth-Brequette. Lo único que ha venido a animar las tranquilas aguas eurovisivas españolas es el futuro concurso del canal público "El Hit", versión nacional del talent-show irlandés del que no se ha confirmado si tendrá relación o no con el festival. El cambio en la directiva de la Corporación ha dejado en suspenso muchos planes diseñados por la anterior cúpula y muy probablemente lleve semanas reordenar los organigramas, por lo que no será raro que esto afecte a la decisión sobre Eurovisión. ¿Un nuevo 'dedazo'? ¿Acuerdo con discográfica? ¿Una final rápida? ¿Un año en blanco?

A falta de saber quiénes serán los presentadores (con el comentarista austríaco Andi Knoll como favorito) y si Conchita tendrá algún papel protagonista en el show, lo próximo será el anuncio de venta de entradas, previsto para mediados de noviembre. "Building bridges" es el lema elegido por la ORF, un tanto tópico y que viene a ahondar en el tema de los recientes eslóganes elegidos sobre unidad, eliminación de diferencias y fronteras y sentimientos fraternos. Tras el fiasco económico y organizativo de Copenhague 2014 (con un coste de 45 millones de euros sobre los 15 presupuestados), los organizadores de este año tienen un reto para sacar adelante un show al mismo nivel de espectacularidad sin las carencias del anterior y sin pasarse de un presupuesto de unos de 18 millones de euros. 

Lo que sí sabemos es que en 2015 tendremos dos Eurovisiones dado que la BBC organizará el show que conmemorará los 60 años del nacimiento del festival desde el mítico Royal Albert Hall de Londres, donde nuestra Massiel venció por España. El locutor británico Graham Norton (sustituto de Terry Wogan en la cabina de la BBC desde hace varios años) y la actriz y presentadora sueca Petra Mede (que condujo el festival desde Malmö) serán los encargados de presentar la gala especial, de la que aún no se conocen más detalles.

Hay que comenzar a prepararse para una nueva carrera eurovisiva: ¡Viena, allá vamos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario