jueves, 14 de mayo de 2015

El nuevo muñeco de Måns y el resto de ensayos de hoy

Último día de ensayos previos de los semifinalistas, con la segunda parte de la segunda semifinal en escena. Israel, Letonia, Azerbaiyán, Islandia, Suecia, Suiza, Chipre, Eslovenia y Polonia toman contacto por primera vez con el escenario del Wiener Stadthalle.

Puedes ver los vídeos en el Youtube oficial.

Abre el día Israel, con una escenografía dominada por la coreografía y la presencia, junto a Nadav, de tres bailarines y dos coristas. Nadav no consigue dominar vocalmente la canción, con problemas similares a los que tuvieron los griegos el año pasado. Su ventaja es la falta de competencia en cuanto a temas del mismo corte. El fondo es en tonos oscuros mezclados con el dorado y el azul dependiendo la momento de la canción. Impagables las botas doras con alas.

Letonia ofrece prácticamente la misma presentación que en su final nacional, con fondos rojos dominando y muy buena combinación de luces que consiguen un efecto excelente. Vocalmente sin ningún problema aunque el vestido no ha gustado demasiado: largo,pomposo, rojo también, junto a un tocado en la cabeza. Si los jurados/televotantes van por lo alternativo, Letonia puede ser su elección.

Azerbaiyán también cuenta con una escenografía llamativa, en este caso gracias a un fondo que combina perfectamente con la letra angustiosa de la canción y el tema general de la misma: eclipse, lobos, bosques... Elnur ha estado vocalmente bien, pero según cuentan parece que ha improvisado alguna parte que podría ahorrarse. Estará acompañado por dos bailarines (y tres coristas) que ensayan una coreografía bastante vanguardista, que no va al ritmo de la música. Está diseñada por la coreógrafa de Loreen y ellos ganadron un talent show de baile en Reino Unido.

Islandia presenta a Maria como una especie de princesa hippi a la vista del vestido, de color rosa, que combina con el fondo elegido. Irá descalza. Un poco de exceso de bucolismo quizás para un tema happy. Vocalmente no parece destacar por nada negativo. 

Suecia ya tiene nuevo muñequito, que simplemente cambia el gorrito por un peto. La actuación es calcada también a la de Melodifestivalen porlo que todos sabemos en qué consiste ya y la potencia que tiene. No defrauda en nada en particular y es el segundo candidato claro a la victoria de todos los que hemos visto ya.

Suiza cuenta con un fondo y una iluminación muy bien rematados que aportan a la canción la fuerza y el atractivo que para muchos no tiene. El vestuario es lo más criticado de nuevo, en la moda del año de las capas oscuras y los tocados de cabeza.Vocalmente, el trozo que se puede oír no me da buenas sensaciones, pero la mayoría de la prensa la considera una buena actuación. Quizás mejoren sus perspectivas.

Chipre, en cambio, apuesta por una escenografía muy simple, en el tono del tema, uno de los más lentos y directos del año. Parece que empieza en blanco y negro para, al poco, cambiar a color; aunque el fondo sigue siendo en tonos oscuros o negros, salpicados por fogonazos en ciertos momentos de la instrumentación. Solo si llega a tocar la tecla de los jurados pasará sin duda.

Eslovenia juega también al menos es más, con una escenografía simple: sin fondo, solo iluminada de diferentes colores según el momento de la canción, y con la misma distribución e idea del EMA: tomas de Marijetka principalmente, alguna de Raay al teclado, y de la violinista fantasma. Sin ver la realización, un tanto decepcionante.

Polonia se ha decidido por presentar a Monika en su silla de ruedas en escena. Con un escenario muy colorido, en contraste con los anteriores temas; el resto, por razones obvias, es bastante estático. La apuesta polaca puede jugar al buen rollo y la esperanza y podría salirle bien al final.

No hay comentarios:

Publicar un comentario