sábado, 23 de mayo de 2015

El último ensayo, los pros y los contras de Eurovisión 2015

Llegó el momento, llegó el día esperado, el de los pelos de punta, el de los nervios, el de las risas y alegrías y los llantos y desesperación, ... La final de Eurovisión, un año más, está aquí, para deleite de fans e histeria hasta conocer el resultado. Un resultado más abierto que nunca, gracias a varios temas de calidad excepcional, bien cantados y presentados. Quizás finalmente los jurados se decanten por alguno con claridad pero sería genial volver a vivir un resultado emocionante hasta el último momentos.

La realización en general es un desastre: con planos erróneos, partes sin iluminar, momentos claves que no se ven, cámaras saliendo en pantalla, movimentos erráticos, etcétera. Las presentadoras son tan sosas como impersonales, si no fuera por Conchita el show sería un desastre. El incio es tremendamente largo, 20 minutos, y aporta poco. Pero aún aporta menos el intermedio. En este sentido, la ORF peca de falta de originalidad y sentido del espectáculo.

Os contamos lo que apreciamos  como ventajas y desventajas de cada participante de esta final:


Eslovenia: una apertura formidable por ritmo, gusto e imagen musical moderna. Su principal ventaja es que es un temazo, que suena estupendamente, moderno y elegante, con un toque nostálgico que enamora. Ella canta muy bien además. En contra, una escenografía un tanto básica y un vestuario que choca con esa modernidad aludida. 

Francia: A favor: el minuto y medio final es brillantísimo, tanto vocalmente como visual. Los tambores en el fondo y en escena, que convierte a la canción en un verdadero himno, puede darle un empujón definitivo. En Contra: el primer minuto es monótono y lento, y la imagen de Lise es, desafortunadamente, un peso. No resulta elegante ni llama la atención, sin entrar en bellezas por supuesto. El puesto 2 trae ruina para ganar, pero no creo que Francia aspire a tanto.

Israel: A favor: un show único y unos ritmos sin competencia en esta final. Coreografía llamativa y chicos atractivos (menos el cantante). La canción del público menos exigente o de aquellos que colocan al ritmo por encima de cualquier otro valor musical. Simpático el selfie final. En contra: la realización no consigue transmitir toda la fuerza del show y vocalmente, Nadav es muy mejorable. 

Estonia: cuarto temazo para empezar, un comienzo sin duda impresionante que deja sin aliento casi al espectador. A favor: canción original, elegante, bien presentada, con una escenografía pensada para contar la historia en imagen. En contra: no son cantantes de voces espectaculares y sus caras de enfado pueden contrariar a quienes no se enteran bien de qué va la historia. En conjunto, genial.

Reino Unido: Llega el primer bajón. Si la canción ya resulta difícil de defender, el show preparado es poco menos que ridículo, muy pasado, e incluso hortera sin más. Vocalmente son muy mediocres y estéticamente vergonzantes (el traje de neones hará historia). Es increíble que Letonia, por poner un ejemplo, sea capaz de llevar a una Aminata y un tema de su modernidad (gustos aparte) y Reino Unido presente esto. A favor: para algún escaso sector del público puede resultar entretenida.

Armenia: A favor: es un tema bien cantado en general y su iamgen seria podría tener alguna acogida en el jurado. El tema favorecerá que la diáspora se vuelque aun más si cabe. Estéticamente está bien presentada. En contra: es un tema muy aburrido, sin remedio. El puente, donde cantan todos, resulta un tanto complicado y no parece que suene del todo bien.

Lituania: A favor: tema tontorrón y festivalero, con una presentación en consonancia. Momento beso que también quedará para la historia de los vídeos recopilatiores de momentos curiosos. Buena química entre ellos y un resultado simpático final. En contra: lo mismo que resulta simpático resulta ñoña y manida y se hace repetitiva con tanto 'love' y 'round'. 

Serbia: A favor: favorita de los fans incluso por encima de Israel, el show también juega muy bien con el tema de la canción. Aunque es un compendio de tópico eurovisivos, ella tiene una imagen que puede conectar bien con cierta clase de público y caer en gracia. En contra: el tema no da mucho más de sí y no se sale de los ritmos ya muy oidos en Eurovisión. Otros ejemplos anteriores ya demostraron que su potencial es corto. ¿Se confirmará?

Noruega: a favor: la puesta en escena, aun minimalista, es un acierto, con esos planos secuencias tan bonitos. En contra: la sencillez gusta a muchos y disgusta a otros tantos. No obstante, parece que el conjunto termina convenciendo de sobra.

Suecia: A favor: ¿Todo? Sin pecar de optimista, tiene canción (aunque a algunos les suene a poco, cuánto daríamos por tener una similar cada año), tiene imagen, tiene escenografía espectacular, tiene ritmo, tiene presencia y el público se vuelca con ansia. En contra: ¿querrá Europa volver a Suecia tan pronto?

Chipre: A favor: todos aquellos que quieran un tema intimista donde centrarse en una voz y una canción, esta es su canción. La escena está bastante conseguida. ¿Será biena acogida por el jurado? En contra: salir detrás del tanque sueco te deja poco menos que aplastado, por mucho contraste que ofrezcas. No tiene mucha imagen y el conjunto quizás no termine de destacar. Y detrás, otro tanque.

Australia: A favor: es un tema distinto a casi todos y está bien cantado. Tiene ritmo y es pegadizo, sin caer en horteridades ni en una escenografía excesivamente preparada. En contra: suena muy americana y no a todos les gusta esa influencia en Eurovisión. La escenografía con las farolas puede resultar insuficiente y estéticamente no es muy relevante. El efecto invitado agrade y desagrada a partes iguales.

Bélgica: A favor: otro tema distinto a casi cualquiera. Muy bien cantado, mucha fuerza, mucha intención, original (casi vanguardista) puesta en escena. En contra: Sale después de Suecia y Australia y quizás no sea lo mejor. No deja indiferente, o encanta o espanta.

Austria: A favor: un tema elegante y relajado, sin caer en el aburrimiento de otros ejemplos. Es un tema que puede convencer a los jurados. En contra: Quizás demasiado impersonal para el público general.

Grecia: A favor: es un tema elegante y ella también, lo canta con facilidad y el conjunto es correcto. En contra: es eso, solo correcto. Se queda tal como sale, en la mitad de la nada. 

Montenegro: A favor: único tema de su estilo, que puede valerle un buen resultado. Un conjunto equilibrado entre calidad y diversión, bien cantando y bien rematado por la pequeña coreografía del puente. En contra: la imagen de Knez queda rara: a pesar o por razón de estar operado, parece mayor de lo que es.

Alemania: A favor: Ann da bien en pantalla y el tema puede atraer a los más alternativos. En contra: ha perdido la frescura y el buen rollito casi amateur de la final alemana. En escena es un tanto sobria y apagada, no aporta mucho.

Polonia: A favor: es un tema bonito y y la escenografía transmite buen rollo, incluso paz. Ella en la silla posiblemente sea algo que consiga atención. En contra: no es un temazo y puede perderse en un orden que ha juntado varios temas olvidables seguidos.

Letonia: A favor: temazo que, aparte de gustos, demuestra que cuando se queire elegir un tema actual y moderno se puede hacer. Que tome nota el Reino Unido. Vozarrón de ella y del coro, que hacen una exhibición impresionante. Puede recoger de televoto y de jurado por igual. Buenísimo puesto de salida tras cinco temas lentos. En contra: no es para todos los públicos, sin duda.

Rumanía: A favor: es un tema bonito y la temática es conmovedora, apoyada por una escenografía que explica bien la historia. Tendrá sus votos amigos habituales. En contra: después de Letonia, quizás pase un poco desapercibida. No parece que pueda calar mucho en todos los países.

España: Edurne ha cantado bien, sin problema. La realización ha mejorado pero siguen presentes dos tomas que me parecen equivocadas: se ve a Giuseppe irse corriendo cuando acaba de cantar y a Edurne subirse al podio cuando va a terminar. Dos detalles, de todas formas. Quizás Letonia ha obtenido el mejor puesto para actuar, y nos ensombrece un tanto.

Hungría: a favor tiene que es un tema comprometido que puede convencer a muchos jurados. Resulta atemporal y podría jugar un papel importante en ese tipo de canciones. En contra, resulta tremendamente aburrida.

Georgia: a favor, su fuerza y su potencia, tanto cantando como interpretando. En contra: repetitiva al máximo y su imagen de cuerva no es muy elegante.

Azerbaiyán: a favor: preciosa escenografía con unos fondos muy bien conseguidos. Vocalmente correcto, menos de lo esperado a priori. Puede obtener buen resultado en los jurados. En contra: la coreografía no hacía falta, tampoco resta excesivamente. No ha terminado de romper como se esperaba. Rusia la ensombrece bastante.

Rusia: A favor, la itnerpretación vocal y entregada de Polina y la puesta en escena que en pantalla queda muy bien. En contra: tema manido y poco original, aunque pegadizo y bien construido.

Albania: A favor: es un tema bonito y medianamente moderno, que aporta un toque interesante. En contra, sale entre dos monstruos y vocalmente, Elhaida no ha estado en toda la semana al nivel que se le esperaba. Tampoco visualmente aporta mucho.

Italia: A favor: es un remate excepcional de la gala, que anima a estar pedniente hasta el final, a diferencia de otros años. Es un broche que deja con los pelos de punto y eso es un plus de recuerdo para el voto especialmente importante. Vocalmente, como no podría ser de otra forma, excelentes. En contra, una realización mediocre (problemas de iluminación incluidos), que no aprovecha el potencial de presencia de los chicos ni de los cambios de ritmo del tema. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario