miércoles, 20 de mayo de 2015

La quiniela de la segunda semifinal

Llega el turno a los participantes de la segunda semifinal. El primer ensayo general comienza y los 17 concursantes van a limar sus puestas en escena y sus directos. Os vamos a hacer un resumen de lo que puede resultar de este show.

El country happy de Lituania es un buen tema para abrir, transmite buen rollo a pesar de ser un tema modesto y un tanto repetitivo. Ella va vestida con un traje que parece simular estar hecho de pétalos, con una falda con transparencias de dudos gusto. Una más que probable finalista. Posibilidades: 4-8.


Irlanda presenta una escenografía preciosa, como si de un verdadero bosque se tratara. La puesta en escena es bastante tradicional, con coro y músicos junto a Molly, al piano. Vocalmente la chica lo hace muy bien, un poco fría en pantalla quizás. Si los jurados tienen a bien valorar como deben, la podríamos ver de nuevo el sábado. Posibilidades: 7-13.

San Marino ofrece una canción de mayores en la voz de dos chavalitos. Tanto él como ella están acertados vocalmente, mejor Michele. La parte 'pseudorap' es quizás la más bochornosa pero el conjunto no es tan odioso como podría pensarse en un primer momento, sobre todo por tratarse de dos chicos tan jóvenes. No cabe, de todas formas, mucha probabilidad de clasificación. Posibilidades: 11-17. 

Un señor mayor con aspecto de estar operado de estética aparece a continuación. Knez, de Montenegro, da una imagen un tanto grimosa pero defiende el tema con garantías, acompañado del grupo de chicas coristas y de un fondo un tanto monótono. Momento culminante en el puente con el baile, sencillo pero atractivo. No la veo fuera; posibilidades: 7-11.

Malta es la siguiente, con una escenografía demasiado típica. Esta muy visto todo lo que ofrece: diva en medio del escenario, sola, fondos que recuerdan algo a los de Conchita el año pasado, un poco de aire y pata al descubierto. Vocalmente correcta, algún agudo del difícil estribillo suena algo molesto. En el límite. Posibilidades: 8-14.

Conchita entrevista ahora en la Green Room a los niños de San Marino y a Molly.

Primera favorita en aparecer es Noruega. Un larguísimo plano secuencia domina la puesta en escena, con ellos vestidos predominantemente de blanco e interpretando con mucha química el tema. Poca importancia al fondo y mucha a la iluminación, que se encarga de dotar a la canción de la magia que necesita y que realmente transmite, con el momento culmen en el último estribillo. Vocalmente sin detalles negativos. Posibilidades: 1-3.

Mala suerte para Portugal de tener que salir detrás de Noruega. Definitivamente sin sombreros, todos de negro y Leonor con sus particulares movimientos convulsivos. El tema no destaca en nada a pesar de tener una melodía agradable y aportar algo de ritmo. La puesta en escena no ayuda tampoco. El coro apoya bien loss extraños giros vocales de la solista, que no me convence como cantante. No creo que este sea el año de Portugal. Posibilidades: 11-17.

República Checa con otra balada, en el estilo de la Noruega, pero más clásica y con un toque rock añadido. La voz de él contrasta con la de ella y el conjunto puede ser bien valorado. La escena no queda mal, un tanto monótona, peor con garra. Eso sí, con fondos predominantemente oscuros. Marta tira los zapatos hacia el final, un gesto cuanto menos curioso. Una de las incógnitas de esta noche. Posibilidades: 8-14.

Israel llega con el toque festivalero de la noche. Aunque aún les cuesta que la realización concuerde con la coreografía y Nadav no sea el mejor cantante de ninguna parte, el show es simpático y tiene detalles curiosos como el 'selfie' final. Segura finalista, incluso con las dudas del jurado. Posibilidades: 4-8.

Aminata y su traje rojísimo por Letonia aportan un toque de modernidad, como pudo hacerlo el belga en la primera semi. Vocalmente, tanto ella como el coro son excepcionales. La escenografía también es principalmente en rojo y negro con muy buen juego de iluminación y fondos, simples pero efectistas. Se puede convertir en una de las sorpresas del año. Posibilidades: 1-5.

Azerbaiyán cuenta con unos fondos espectaculares y que reflejan muy bien el sentido de la canción. Elnur hace una interpretación muy buena, ayudado por el coro. Quizás la coreografía no era necesaria, pero está bien hecha y es bastante vanguardista. Posibilidades: 3-8.

Islandia juega la carta de la canción sencilla y del buen rollo, aunque con menos trucos que Lituania. Vocalmente, Maria llega justa a algunos tonos. Los fondos pegan bien con el espíritu del tema y los coros suenan un tanto apagados, pero no desentonan. A priori no debería tener problemas, pero ha perdido algunos apoyos en los últimos días. Posibilidades: 6-13.

Conchita luego con los noruegos y la portuguesa.

Llega Mans. El show sigue resultando espectacular y la televisión lo recoge muy bien, a excepción de algún plano cenital algo defectuoso. A él se le ve cómodo, sonriente, divertido, convencido, convincente y muy seguro y domina su escenografía como pocos. Sin duda, rival a batir junto a Rusia. Posibilidades: 1-3.

Suiza en cierta manera recuera a Letonia pero en una manera mucho más modesta. Resulta más pobre y la estética indie no está tan conseguida. Vocalmente sí está bien resuelta, aunque no está al nivel de Aminata. No parece confirmar clasificación. Posibilidades. 10-17.

Chipre ha conseguido una puesta en escena muy intimista y acorde con el tono de la canción. Si es suficiente para convencer al televoto no está claro, aunque quizás lo tenga mejor con los jurados. Luces repartidas por la grada completan una atmósfera muy lograda que puede darle el empujón final para llegar al sábado. Posibilidades: 7-13.

Eslovenia es otr de los temas sin fondo en ela escenografía. La iluminación debe encargarse de darle atractivo a la presentación. El tema es bastante bueno en sí como para clasificarse pero nunca se sabe. El vestido de ella (de croché ¡?) no es el mejor del año sin duda, tampoco el de la falsa violinista. Tanto Marijetka como Raay llevan cascos, él sentado al piano (no electrónico). No será la tapada que algunos esperaban pero no tendría que sufrir para pasar. Posibilidades: 6-11.

Polonia cierra. Primaveral fondo con ella vestida de blanco, como su silla. En las pantallas laterales de las gradas se reflejan imágenes de antes del accidente. Vocalmente correctos ella y el coro, sin alardes. El conjunto no es malo, pero sí quizás algo insulso. Posibilidades: 9-15.

Con muchas dudas en una semifinal tan abierta, vamos a dar nuestra quiniela. Por orden de probabilidad incluimos a: Suecia, Noruega, Letonia, Azerbaiyán, Israel, Lituania, Eslovenia, Montenegro, Islandia e Irlanda. Al borde Rep. Checa y Chipre, con oportunidades para cualquiera de las dos. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario