domingo, 17 de mayo de 2015

¿Qué pasará en las semifinales?

Durante los dos días anteriores, viernes y sábado, hemos podido asistir a los segundos ensayos generales de los semifinalistas de este festival. Os vamos a resumir lo más destacado de esa ronda de ensayos y nuestros pensamientos de cara a la clasificación para la final.

Empezando por la primera semifinal, repasaremos por orden de probabilidad las posibles favoritas tras las pruebas:
Rusia, sin duda, es la más clara favorita de esta gala, y es una más que probable ganadora de la primera semifinal. El show es potente, aporta un punto de modernidad al tono clásico de la canción y, sobre todo, Polina demuestra que sabe y puede cantarla.

Bélgica es otra de las más destacadas, con un show tan desconcertante como moderno, cantada con potencia (a veces demasiada) y con una escenografía bastante impactante. Debe estar llamada para ocupar el top 3 de esta semi y quizás para ser uno de los tapados del año, o lo que modernamente están llamando 'dark horse'.

Estonia: aunque flojeó en los primeros ensayos, ha recuperado tono y el show es muy interesante, aporta y recoge la temática de la canción con gracia y vocalmente es suficiente al menos. De las más competentes de esta semi, para la final veremos donde cae ubicada y cómo puede irle.

Albania: la imagen moderna y el tema actual de Albania pueden conseguir que vuelve a lo más alto de la clasificación. Ha tenido sus dificultades en el directo que parecen ahora totalmente solventadas. Esperemos que la noche de la gala sea igual.

Georgia: una actuación potente y un show llamativo que compensan una canción bastante repetitiva pueden lograr que Georgia retorne a la final. Hace falta saber si en la final podrá mantener su nivel de competitividad.

Finlandia: el único tema rock (punk) del año tiene muchas papeletas de llegar a la final, también por las características de sus cantantes y por la promoción extra ganada en estos meses. A muchos les chirría mucho pero la clasificación debería estar garantizada. 

Armenia: una de las dudosas antes de llegar a Viena pero que han logrado con una interpretación muy lograda y una escenografía cuidada. Puede ser uno de los bendecidos por los jurados.

Rumanía: simple pero bien montado show para una canción con mensaje que debe de calar quizás más entre el jurado. Su aire pop melódico suena muy bien y aunque no parece ser favorita, no tendría que sufrir para clasificarse, a priori.

Grecia: la escenografía ha quedado muy elegante y suficientemente llamativa para ajustarse a una canción clásica y quizás un tanto modesta. Ella la canta bien y la atmósfera general resulta muy fina. Será una prueba para Grecia saber si con un estilo tan distinto al que acostumbra recientemente puede mantener sus buenos resultados.

Hungría: la décima clasificada es una incógnita y varios países optan a ella. Nos hemos decidido por Hungría ya que creemos que será otra de las beneficiadas por el voto profesional. El tema es indudablemente aburrido pero logran presentarlo de una forma que resulta bastante atractiva y gana en escena. El directo no tiene complicaciones por parte de Boogie y sus compañeros.

Entre Moldavia, con su show imparable, y Serbia, con un tema tan eurovisivo, puede estar el rival para ese último puesto de la clasificación. Bielorrusia, que resulta monótona y olvidable, Holanda, con problemas que hasta ahora no se han logrado resolver al 100%, Dinamarca, que aporta poco, y Macedonia, que se ha quedado finalmente atrás sin lograr el punto para destacar lo suficiente, parecen las sentenciadas de este primera semifinal.

Pasando a la segunda semifinal, las posibilidades que hemos pensado para sus participantes son:

Suecia: para nosotros sin duda es la gran rival a batir, porque el show es muy impactante en pantalla, Mans lo resuelve con maestría y el tema es moderno y atractivo. Posible ganador de la semi y top 3 de la final, en condiciones normales.

Letonia: la ejecución de Aminata es excelente y vocalmente lleva la canción a lo más. Resulta un tanto pesada entre el primer y el segundo estribillo pero el conjunto termina convenciendo y puede ser otra de las tapadas del año.

Noruega: la ejecución escénica es muy original, con larguísimo plano-secuencia que abarca casi toda la canción y va reflejando la historia que cuenta el tema con originalidad y bastante belleza estética. La canción es una balada clásica pero tiene bastante calidad y varios momentos brillantes. Vocalmente, mejor siempre Moerland que Debrah.

Azerbaiyán: con un fondo de los más conseguidos por su belleza y por ir en consonancia con la temática de la canción, Elnur consigue defenderla bien a pesar de su enorme dificultad, bien apoyado por el coro. Quizás la coreografía distrae más de lo conveniente, pero el conjunto resulta muy destacable.

Israel: aunque la interpretación vocal de Nadav es bastante defectuosa, el show general y el tipo de canción la hacen una de las posible clasificadas. Es una actuación un tanto complicada y en los ensayos ha costado un poco ponerla en pie pero no debería haber dificultad en verla el sábado de nuevo.

Eslovenia: aunque decepcionó un poco en los primeros ensayos, ha recuperado tono y resulta una de las más modernas y elegantes del año. Quizás no sea una rival para la victoria pero sí estará el sábado. O debería.

Lituania: a pesar de estar bastante manida y resultar un tanto cursi, el efecto happy funciona y la química entre los dos cantantes es pegadiza. 

Montenegro: siendo el enésimo ejemplo de este tipo de canción no le resta bellezza y el veterano Knez, a pesar de su imagen discutible, es un seguro para la interpretación. El conjunto visual se remata por un fondo un tanto oscuro pero eficaz y un bailecito simpático con las acompañantes.

Imposible prácticamente resulta elegir las dos restantes: podría ser República Checa ya que ellos cantan bastante bien y el show es un poco teatral, pero la rémora de una canción tan aburrida puede pesarles; podría ser Irlanda, con una balada preciosa y una escenografía muy conseguida, dentro de lo tradicional; podría ser Chipre, con un tema casi acústico muy bien rematado y carne de jurado; podría ser Islandia, que se ha desinflado enormemente en los últimos días; las más descartables serían, finalmente, Polonia, con un directo solo mediocre y un show poco destacable; San Marino, modesta pero que no deja de resultar tierno en pantalla; Suiza, que ha quedado muy decente pero no parece terminar de convencer; Malta, que es un poco inestable en sus interpretaciones vocales y el show está muy visto; y, por último, Portugal, que no termina de aclarar sus capacidades vocales y la escenografía no despega.

En resumen, la cuestión está abierta, sobre todo en la segunda semifinal: los últimos ensayos serán vitales para muchas de las participantes. Os lo contaremos el martes y el jueves tras ver el directo y por televisión, para poder reflejar correctamente como se ve y se oye en pantalla.



No hay comentarios:

Publicar un comentario