martes, 12 de mayo de 2015

Rusia destaca como primera gran favorita de los ensayos

Segundo día de ensayos en el Wiener Stadthalle para Eurovisión 2015. Ayer pudimos asistir a los ocho primeros semifinalistas, así que hoy vamos con los restantes participantes de la primera semifinal: Serbia, Hungría, Bielorrusia, Rusia, Dinamarca, Albania, Rumanía y Georgia.

Ya sabes que todos los vídeos están disponibles en la web oficial.


Serbia: enfundada en un traje plateado con lentejuelas que le hace flaco favor hemos visto a Bojana con sus coristas pseudobailarines que convierten en una discoteca el escenario durante su canción. En el vídeo de muestra vemos la parte del puente, en el que Bojana luce su voz, que en este ensayo grabado no parece afinar del todo.

Hungría: muy al modo de Armenia, los coristas se unen a Boggie para interpretar la canción, como si de un tema israelí de los 80 se tratara. Podemos ver en el vídeo el cambio final de la imagen de fondo del sistema solar a un árbol que termina completamente rodeado de color, al modo también armenio. ¿Se pisarán una a la otra?

Bielorrusia: una de las escenografías menos conseguidas del año, con un show frío y aburrido donde Uzari canta a unos metros de Maimuna, que se limita a concentrarse en su violín. Algún cambio de color de fondo y poco más en esta decepcionante demostración bielorrusa que puede costarle la clasificación.

Rusia: con el intento de dar un toque de modernidad a su tradicional tema himno, Rusia ha planteado la escena como si de una banda pop-rock se tratara, con gran participación del coro. Está bastante conseguido y el trozo que podemos ver destaca por su impacto y la calidad vocal de los intérpretes.

Dinamarca: el grupo de chicos retro hará una interpretación muy similar a la del Dansk Melodi Grand Prix, lo que significa que no aportan demasiado. Precedida de Rusia, quizás el tema danés se quede ensombrecido ya que ni vocal ni musical ni visualmente destacan demasiado.

Albania: aunque en el vídeo no podemos apreciar una escenografía demasiado destacable, parece que en pantalla tanto el tema como la interpretación de Elhaida son muy interesantes. Tendremos que esperar a ver algo más para juzgar correctamente.
Rumanía: usando planos del videoclip como fondo, la banda actúa rodeada de maletas y aparecen mensajes en relación al tema de la canción. Suena bastante bien y la apariencia también es moderna, al igual que se puede decir que aporta un toque interesante al conjunto de la semifinal.

Georgia: visualmente consigue hacer interesante un tema que, a pesar de contar con bastante fuerza musical y vocal, es tremendamente repetitivo. Quizás el vestido y los adornos elegidos por Nina no sean demasiado elegantes, pero puede ir en consonancia con la canción. 

Una vez vistos los primeros ensayos de todos los participantes de la primera semifinal, podríamos decir que hay varios favoritos. Hacemos nuestra propia quiniela, teniendo en cuenta que es muy alterable aún conforme veamos nuevos ensayos:

Por orden de probabilidad (según criterio propio), los finalistas podrían ser:

Rusia, indiscutiblemente con el mejor directo; Bélgica, con el tema más moderno y una escenografía impactante; Armenia, con tema bastante aburrido pero que puede calar en jurados y que está muy bien presentado; Finlandia, más por quienes son que por lo que hacen; Grecia, con un tema modesto pero que convence por su elegancia; Albania, con un tema bien construido y bien interpretado; Georgia, con una escena muy bien adaptada a la canción; Estonia, que es una las favoritas pero parece desinflarse un poco a la espera de nuevos ensayos; Rumanía, muy elegante y moderna, sin caer en nada estrafalario; y Hungría, quizás por el apoyo de jurados y por una interpretación profesional y una apuesta seria aunque aburrida. Macedonia es alternativa a Hungría, a confirmar según veamos más ensayos.

Bielorrusia, Dinamarca, Moldavia, Serbia y Holanda son los que, a priori, vemos más flojos; el propio tema bielorruso, unido a su sosa puesta en escena, pueden dejarles fuera, explicación aplicable también a los daneses. Moldavia es un poco demasiado macarra, Holanda debe mejorar vocalmente y Serbia es un tema desfasado que la presentación en escena no consigue enmascarar.


















No hay comentarios:

Publicar un comentario