martes, 8 de marzo de 2016

Melodifestivalen 2016: Finalen

(c) svt
Mes y medio de tiempo, veintisiete canciones candidatas, cuatro semifinales, una repesca, siete presentadores distintos y millones de espectadores y votos después llega la final de Melodifestivalen 2016. Polémico, divertido, entretenido, emocionante y con grandes cantantes y canciones, la edición de este año ha logrado reunir de nuevo varias canciones finalistas que podrían por sí mismas representar a Suecia y, con las sobrantes, a varios países más con suficientes garantías como para hacer un papel excelente en la competición internacional.

Los doce finalistas estarán presentados por Gina Dirawi y el jovencísimo William Spetz. Desde el impresionante Friends Arena, 35.000 personas corearán el nombre de su favorito y los estribillos que coparán (o ya lo hacen) los tops de ventas, reproducciones en internet o descargas digitales de Suecia. Uno de ellos será el vencedor, en una de las finales más igualadas de los últimos años.


Melodi nummer ett: Panetoz - "Håll om mig hårt" (Abrázame fuerte)

Clasificados desde la Andra Chansen, los Panetoz han conseguido que su ritmo pegadizo y su coreografía un tanto desorganizada pero simpática vuelvan a hacerse valer como para llegar a la final superando a una desigual Molly Pettersson-Hammar. Es una pena que una idea tan buena y tan bien realizada como la que abre su puesta en escena quede solo en esos breves segundos iniciales. Por lo demás, su actuación termina por resultar un tanto repetitiva. Así, no parecen que una vez en el Friends puedan esperar más que eso: abrir el show con su gracia personal y acabarlo con una discreta clasificación.

Canción: **
Interpretación: **
Show: ***
Pronóstico: [10º-12º]

Melodi nummer två: Lisa Ajax - "My heart wants me dead" (Mi corazón me quiere muerta)

Lisa ha conseguido ser finalista directa gracias a un tema discreto pero con un estribillo pegadizo, moderadamente moderno, sin necesidad de excesos y, sobre todo, bien cantado. Posiblemente, de los jovencitos que pueblan esta final, sea la cantante con mayores méritos vocales. Es, además, elegante y tiene un aire a lo Paparizou descafeinada muy interesante para sus escasos 17 años. Por otro lado, quizás no ofrezca una escenografía capaz de hacer sombra a muchos de sus rivales y puede que vaya a terminar acusando esa sobrepoblación de jovencitos cantarines.

Canción: ***
Interpretación: ****
Show: **
Pronóstico: [6º-10º]

Melodi nummer tre: David Lindgren - "We are your tomorrow" (Somos tu mañana)

Tercera final para David Lindgren, a la que llega con la mayoría de pronósticos en su contra. Nunca en sus anteriores participaciones en ella (2012 y 2013) le ha ido demasiado bien pero esta vez incluso resultó llamativo para algunos que se clasificara directamente. Todo eso a pesar de que tiene una canción muy decente, con un show basado en los efectos bastante conseguidos de un láser y, por supuesto, interpretado con su maestría en el canto y el baile de tantos años de musicales. Incluso ha modernizado su imagen y ha dejado atrás el traje de chaqueta al que nos tenía acostumbrados. Posiblemente, el tema resulte un poco desfasado a estas alturas aunque la veteranía es un grado y parte del público podría acabar hastiado de tanta cara púber y busque en la suya una alternativa más madura. A sus 34 años es, junto a Ace Wilder, el veterano de la final...

Canción: ***
Interpretación: *****
Show: ***
Pronóstico: [8º-12º]

Melodi nummer fyra: SaRaHa - "Kizunguzungu"

La mayor sorpresa de la Andra Chansen fue esta del "Kizunguzungu", que eliminó a la excelente propuesta de Isa. Es un tema insustancial que parece un remake del llorado "Haba-haba" (NO11) que basa su potencial en la diversión que se entiende que provoca el ritmo africanoide de sus arreglos y el show desenfadado en escena. La solista la defiende con soltura suficiente pero cuando uno se para a observar el conjunto queda inevitablemente descolgada del grupo de cabeza. Quizás aquellos amantes acérrimos de este género musical o los que se encuentren cansados de los sonidos electrónicos que reinan actualmente sepan valorarla mejor.

Canción: **
Interpretación: ***
Show: ***
Pronóstico: [9º-12º]

Melodi nummer fem: Oscar Zia - "Human" (Humano)

Segunda final para Oscar a sus escasos 20 añitos. Oscar tiene la suerte de contar con un gran tema pop con un buen estribillo y una apuesta en escena brillante que casi parece un videoclip. En cambio, él es poco convincente en directo. En una final tan competida como esta, el directo puede terminar siendo algo decisivo para que jurado o televoto se decida por una u otra apuesta. Depende de él mismo conseguir un puñado de votos que a buen seguro será decisivo para sus aspiraciones. Aunque posiblemente ya sea un buen triunfo haber llegado a la final y disfrutar desde hace semanas de una gran promoción para su nuevo trabajo, como todos sus compañeros de concurso.

Canción: ****
Interpretación: **
Show: ****
Pronóstico: [6º-9º]

Melodi nummer sex: Ace Wilder - "Don't worry" (No te preocupes)

La subcampeona de 2014 vuelve a probar suerte con su imagen de jovencita (a pesar de sus treintaytantos) y un tema de los autores de su anterior canción y de "Heroes". La de este año sigue el rollo moderno-displicente que tanto le pega y su interpretación va por el mismo camino, aunque vocalmente siga sin destacar. Apoyada en esta ocasión por una puesta en escena excepcional, que dejó boquiabiertos a los espectadores de la primera semifinal, Ace se las prometía felices y partió como la primera gran favorita del año. A ella se han unido varios nombres más pero, efectivamente, ha sido sorteada como la primera gran candidata de la noche a la victoria. Si los jurados/espectadores se decantan por el show más visual, esta será la vencedora. Si, en cambio, los tiros van por otro lado o hay otros factores en juego, podría verse al final por debajo incluso de su anterior resultado.

Canción: ***
Interpretación: ***
Show: *****
Pronóstico: [1º-4º]

Melodi nummer sju: Robin Bengtsson - "Constellation prize" (Premio de 'constelación')

Robin llegó con la imperiosa necesidad de remontar una carrera que no despegaba después de su paso hace varios años por un talent-show televisivo. Y de la mano de los veteranos autores Ljunggren-Wikström está a punto de conseguirlo por la puerta grande: es otro de los favoritos para ganar este Melodifestivalen. Una canción pop con algún toque 'club' bien construida, con el original toque de la armónica y una puesta en escena igualmente sencilla, a base de tonos dorados e impresionantes primeros planos, con él subido en otro pequeño escenario. Es la apuesta de la moderación, un tema bien hecho y de calidad, una interpretación correcta y una sencillez postmoderna, alejada de alardes. ¿Será bastante para convencer?

Canción: *****
Interpretación: ****
Show: ***
Pronóstico: [1º-4º]


Melodi nummer åtta: Molly Sandén - "Youniverse"

Tercera favorita consecutiva de la noche en aparecer en el escenario. Molly era la favoritísima en las apuestas antes incluso de haberse dado a conocer el tema. Una vez oído, y vista la competencia, la cosa se desinfló y la canción ha sido juzgada como un tanto anodina, una hija musical algo tardía de "Euphoria" que parece no ajustarse del todo bien al candor al que nos tiene acostumbrado la solista. La puesta en escena resulta etérea y atractiva pero quizás debería esconder de la vista los ventiladores para mejor efecto. En conjunto, nada chirría, pero tampoco enamora. Arduo será el trabajo de competir con los demás candidatos al triunfo para Molly.

Canción: ****
Interpretación: ****
Show: ****
Pronóstico: [2º-5º]

Melodi nummer nio: Boris René - "Put your love on me" (Pon tu amor en mí)

El tercer repescado es este futbolista-cantante que no lo hace mal a pesar de no dedicarse profesionalmente al mundo de la canción. Su tema es una composición rítmica, alegre y simpática que cuenta con un estribillo bastante pegadizo. Está enfocado con cierta elegancia aunque la puesta en escena quizás peque de básica. Boris, como hemos dicho, no es mal cantante y la interpreta con convicción. Lo malo es que, en conjunto, todo resulta muy visto y poco espectacular, no transmite nada especial y se pierde en una final con otros once duros competidores.

Canción: ***
Interpretación: ****
Show: **
Pronóstico: [8º-12º]

Melodi nummer tio: Frans - "If I were sorry" (Si estuviera arrepentido)

El fenómeno de este año llegó en la cuarta semifinal, con mucha discreción, sin hacer ruido y sin avisar. Cuando todos esperábamos el turno de Molly Sandén, salió el jovencísimo Frans, de apenas 17 años, que protagonizó dos éxitos (grandes pero aislados) en su infancia y que llegaba a Melodifestivalen para convertirse en el favorito. Ha conseguido, con su aire tímido pero convincente, su mirada dulce pero desafiante y su interpretación desgarbada y cautivadora a la vez, llegar a figurar el primero en las apuestas y ser el candidato más firme a la victoria. Hay quien opina que la canción es floja y que él aún está en pañales artísticamente hablando pero está claro que quien tiene gancho es capaz de hacer sentir su arte y conectar con el público por encima de estilos y edades. El tema es una sencilla balada pop con arreglos plenamente actuales con una letra sentida que va al pelo a la interpretación del chaval. Y así lo sabrían sus productores porque la base de su escenografía es él y sus múltiples primeros planos acompañados de un fondo que muestra las palabras clave de la letra de la canción. Sin duda sería una apuesta arriesgada de Suecia, basada más en la esencia de una canción e interpretación que en florituras y adornos externos varios.

Canción: ****
Interpretación: ****
Show: **
Pronóstico: [1-3º]

Melodi nummer elva: Wiktoria - "Save me" (Sálvame)

Otra joven nueva promesa es Wiktoria. La última candidata al triunfo de esta noche, plagada como vemos de posibles ganadores. Wiktoria, se basa en cambio en su puesta en escena, que a través de su vestido (convertido en la base de un mapping) va reflejando imágenes de lo más variadas, con los que consigue algunos efectos curiosos. El tema es una especie de country evolucionado con un estribillo que prácticamente es más de media canción, lo cual puede resultar un hándicap por resultar un tanto repetitiva. Ella tiene una voz bonita capaz de defender con solvencia la canción, poco exigente de todas formas. Como la de Ace, este sería el triunfo de una escenografía espectacular por encima del nivel musical, algo que no se puede dejar de valorar en un espectáculo televisivo como este y como el de Eurovisión.

Canción: ***
Interpretación: ****
Show: ****
Pronóstico: [2º-5º]

Melodi nummer tolv: Samir & Viktor - "Bada nakna" (Nadar desnudos)

Los Zipi y Zape suecos han logrado la peripecia de conseguir cantar en dos finales de Melodifestivalen consecutivas. Este año, la base de su participación está muy relacionada con el peculiar título de su canción: no llegan a nadar desnudos pero sí muestran sus encantos en escena mientras interpretan este himno pegadizo y divertido, aunque quizás menos original que su anterior "Groupie". Ellos no son cantantes profesionales y se nota pero han conseguido que este tema juvenil y entretenido se haga un hueco en la final. Este año no son los únicos jovenzuelos en ella con lo que posiblemente les cueste algo más cazar puntos, con lo que aspirar al 8º lugar de 2015 puede ser su mejor meta.

Canción: ***
Interpretación: **
Show: ****
Pronóstico: [8º-12º]

No hay comentarios:

Publicar un comentario