jueves, 21 de abril de 2016

Un crooner, la apuesta estonia para Eurovisión

(c)  wiwibloggs.com
Nacido el 1 de julio de 1994, Jüri Pootsmann se dio a conocer para el gran público tras ganar la sexta temporada del talent show televisivo Eesti otsib superstaari ("Estonia busca una superestrella"). Tras su triunfo, fichó por Universal Music editando varios singles de estilo pop alternativo cantados en estonio con los que obtuvo gran éxito. Jüri se consolidaba como una de las nuevas figuras en el panorama musical del país báltico. De hecho, semanas antes de ganar la octava edición del Eesti Laul celebrada en Tallinn y, con el ello, obtener el billete para Estocolmo, el joven intérprete fue elegido como mejor artista masculino nacional en los Estonia Music Awards.

Play, la propuesta con la que competirá en Suecia, es una balada con aire muy americano y de atmósfera retro que presenta toques intimistas en el inicio de las estrofas. La base musical nos trae ciertas reminiscencias de las bandas sonoras de James Bond. Gran parte del protagonismo de la melodía reside en la particular voz de Jüri a quien podríamos calificar de crooner y que muestra gran elegancia y solvencia escénica. Stig Rästa, que defendió a Estonia el año pasado acompañado de Elina Born,  ha participado en la composición del tema en la que también han colaborado Fred Krieger y Vallo Kikas.La letra de Play transmite un mensaje a la persona amada animándole a dejarse llevar para saber hasta donde llegará su idilio.
"We ain’t got all night (No tenemos toda la noche)To find out what is right (para averiguar qué es lo correcto)
So let’s go undecided till we know (así que dejémonos llevar hasta que lo sepamos)
It’s the only way to see (Es la única forma de ver)
If we were meant to be (si estamos destinados a estar juntos)
Let all your walls come down (derrumba todos tus muros)
And just hit play (y dale al play [actúa])".
Desde la introducción de las semifinales en 2004, Estonia tardó cinco años en clasificarse para una final. Lo lograron de la mano de Urban Symphony, grupo ganador de la primera edición del Eesti Laul, el actual formato de preselección estonia, que llegó a la sexta posición en el festival de Moscú. A partir de entonces, solo en 2010 y 2014 se han visto apeados de la final en la que han conseguido, además, dos top10.
En Estocolmo, Estonia actuará en la segunda mitad de la primera semifinal y, a tenor de lo que dicen las casas de apuestas, no resulta claro si este año el país báltico también obtendrá el pase, dado que actualmente se mueve en posiciones en torno a la 25ª y la 30ª. La presencia de sus vecinos finlandeses y rusos en la misma gala así como el derecho a voto que posee Suecia en esa primera eliminatoria quizá pueda engrosar el casillero estonio llevándole a la final del certamen. Después del séptimo puesto del año pasado, quedarse fuera de la final sería todo un fracaso para la delegación báltica.

Valoración:
Canción: Regular
Interpretación: Muy buena
Sorteo: Regular
Estadística: Buena
Apuestas: En contra
Posibilidades: 50%

No hay comentarios:

Publicar un comentario