jueves, 5 de mayo de 2016

Las historias detrás de las canciones de Eurovisión 2016

(c) eurovision.tv
Por José A. Seda

Mientras que en España aún nos debatimos entre las posibilidades que, para unos, nos puede dar cantar en inglés y el desprestigio que, para otros, supone esto al castellano, la mayoría de países participantes no dudan en hacer uso del idioma más internacional para acudir a la cita eurovisiva con todas las armas posibles. De hecho, 39 de las 42 candidaturas que finalmente,  tras la expulsión de Rumanía, acuden a la 61ª edición del Festival de Eurovisión el próximo mayo, lo harán con el inglés presente en sus letras, ya sea total o parcialmente. 

No es algo de extrañar si tenemos en cuenta que, con la excepción de “Molitva” en 2007, cantada en serbio, tenemos que retroceder al año 1998 para encontrarnos con la última victoria en un idioma distinto al inglés, concretamente “Diva”, de Dana International, cantada en hebreo. Por otro lado, este año nos da la oportunidad de escuchar en el escenario del ESC, idiomas que nunca antes habían estado presentes en el festival. En concreto el tártaro, en la canción de Ucrania, y el dialecto póntico en la de Grecia. Además, en ambos casos, las letras de estas canciones tocan temas socio-políticos. En el caso de “Utopian land”, un tema actual que hace referencia a la crisis de los refugiados:


"Planitis Ghi 2016 – Oti ki an kaoun I genia mas tha t’ anteksi" 
(Planeta Tierra 2016 – No importa lo que hagan, nuestra generación resistirá). 

En cuanto al tema ucraniano, “1944”, se centra en la deportación que sufrió aquel año el pueblo tártaro de Crimea a manos del ejército ruso: 

“Yasligima toyalmadim, Men bu yerde yasalmadim” 
(No pude pasar mi juventud allí, porque me quitaste la paz). 

Tratar este asunto ha generado polémica, hasta el punto de que ha habido quien ha puesto en duda que la canción cumpla con el reglamento del festival. Y hablando de temáticas, 2016 nos trae un buen ramillete de canciones que tienen el positivismo, el ser uno mismo y el no rendirse, como inspiración de sus letras. Un claro ejemplo es el nuestro, España: 

“You keep on climbing over hills, right now you’re following your dreams” 
(Continúas escalando montañas, ahora mismo persigues tus sueños). 

También lo vemos con Hungría: 

“A million hearts of a million people, be proud, you were born to be real” 
(Un millón de corazones de un millón de personas, estate orgulloso, naciste para ser real). 

Por supuesto no pueden faltar canciones dedicadas al que es, por antonomasia, el tema principal en la música, el amor. Tenemos el ejemplo de Bosnia: 

“Ljubav je sve sto imamo. Svako bira svoj, jedno drugom prastamo"
 (El amor lo es todo, lo mejor que podemos tener. Incluso después de todos tus pecados, te perdonare y olvidaré).

O el caso de Bulgaria: 

“If the love was a crime then we would be criminals locked up for life, but I´ll do the time” 
(Si el amor fuera un delito, seriamos delincuentes encerrados de por vida, pero cumpliré condena).

También hay temas que reflejan problemáticas sociales como en el caso de Serbia, contra la violencia de género: 

“I won’t let you tear my world apart, gonna find a shelter for my heart” 
 (No te dejare destrozar mi mundo, voy a encontrar un refugio para mi corazón). 

No faltan que tratan asuntos menos trascendentales, como Georgia, que nos describe una resaca en toda regla: 

“Ten hours are missing from memory, I vaguely can recall a pain and pleasure mixing in one bowl” 
(Diez horas han desaparecido de mi memoria, vagamente recuerdo dolor y placer mezclados en uno).

Temáticas aparte, es interesante también poner nuestra mirada en la complejidad o no, de las letras de las diferentes propuestas. Hay casos como el de Eslovenia, donde triunfa la lógica aplastante, sin más: 
“Cos blue is blue and red is red” 
(Porque azul es azul y rojo es rojo). 

Otras optan por repetir el mismo fragmento una vez tras otra, como ocurre en “Loin d’ici” (Austria):

“Dans un pays loin d’ici à la recherche du paradis, dans un pays loin d’ici on chante, on chante” 
(En un lugar lejos de aquí buscando el paraíso, en un lugar lejos de aquí están cantando).

Encontramos también quien hace uso de alegorías para trasmitir esperanzas, es el caso de Croacia: 

“Cause there is a light guiding my way, keeping me save when oceans rage” 
(Porque hay una luz guiando mi camino, manteniéndome a salvo cuando los océanos enfurecen). 

La letra de cada canción juega, sin duda, un papel importante en el mensaje que se quiere transmitir, aunque quizás no siempre se les de la importancia que les corresponde. En plena cuenta atrás para que dé comienzo la semana del año que todo eurofan espera ansiosamente, estas letras, merecían también su mención aparte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario