domingo, 30 de abril de 2017

23 años de Eurovisión 94: Entrevista a Alejandro Abad

Hoy 30 de abril se cumplen 23 años del festival de Eurovisión 1994, celebrado aquel día en el Point Theatre de Dublín, primera ocasión de las tres que este teatro acogería el concurso en la capital irlandesa. Los asistentes al pasado Congreso AEV celebrado en diciembre en Toledo, tuvimos la oportunidad de presenciar una amplia entrevista con el representante español en Eurovisión 1994, Alejandro Abad. Allí se pudo hablar con él no solo de su participación como cantautor en aquel festival, sino de sus diversos trabajos relacionados con festivales.

Os dejamos aquí un resumen de la misma además del vídeo con la entrevista íntegra.

Su actividad ‘festivalera’ comienza en 1993 ganando la OTI con “Enamorarse” (en un festival, dijo, extremadamente bien organizado, a diferencia del de Paraguay 95) y en 1994 llega a Eurovisión, tras enviar “Lo que siento por ti” y “Ella no es ella” a la selección interna de TVE. Eligieron la segunda a pesar de que a él era la que menos le gustaba de las dos. En Dublín recuerda que pasó una semana inolvidable y reconoce que le encantaría volver como espectador y pasar una semana rodeado de ese ambiente eurovisivo. Le gustó el tema ganador de Irlanda, por cierto. De ellos copió la idea de presentarse en directo en OTI 95 con músicos en directo sin contar con la orquesta, lo que hizo que sonara mucho más moderna que el resto de competidores.

Tras el mal resultado eurovisivo confiesa que se vio llorando en el camerino sabiendo que había perdido una gran oportunidad, que no obstante le llevó a plantearse su carrera como creador y productor de canciones y para otras personas. Llegó entonces la victoria de Marcos Llunas en OTI 95 y, más tarde, el gran éxito de Raúl en la final española de 2000. Considera que la popularidad de Serafín Zubiri les arrebató la victoria y que quizás ni siquiera el haber presentado el remix de “Sueño su boca” en directo hubiera cambiado el resultado. 

En esa época vio a David Civera en “Lluvia de estrellas”, se fue a Teruel y lo contrató. Quería a alguien que cantara, bailara y se lo pasara bien en el escenario y comenzó a diseñar una estrategia que le diera una segunda oportunidad en el festival. Registró entonces como seudónimo suyo el nombre de Víctor Salvi para poder sortear una especie de veto existente en torno a su persona en relación a Eurovisión y así presentar a Civera a la preselección. Nos narró las muchas y divertidas anécdotas con el fallecido Uribarri hasta llegar a la victoria de “Dile que la quiero” en aquella gala. 

Alejandro defendió la figura del compositor y la del productor como elemento indispensable para el éxito de un cantante y de un tema. Se quejó de la mala imagen que algunos siguen teniendo de Eurovisión y arrancó aplausos al definirlo como el programa musical de más éxito del mundo, donde trabajan los mejores de cada ámbito. Tiene claro que para ir a Eurovisión y tener éxito hay que contar con una estrategia desde un principio y apostar por algo que resulte claramente reconocible al oído de los votantes de otros países, como hacen en Sanremo por ejemplo. 

Os recomendamos ver la entrevista completa ya que contó innumerables anécdotas de su larga trayectoria eurovisiva.

No hay comentarios:

Publicar un comentario