jueves, 13 de abril de 2017

El karma conduce a Italia al nirvana eurovisivo

Francesco Gabbani (c)eurovision.tv
Séptima participación de Italia desde su resurrección eurovisiva en 2011 y parece que los dioses nuevos y antiguos se han conjurado para infundirle este año la vitola de gran favorita encarnando en Francesco Gabbani (Carrara, 1982) a todos aquellos representantes italianos que también habían logrado la gloria en el país transalpino pero sistemáticamente ninguneados en el pandemónium  musical europeo. 

El cautivador representante de la tricolore en Kiev nació rodeado de instrumentos musicales ya que sus padres tenían una tienda de música en la localidad de la Toscana donde nació, famosa por sus mármoles.  Así, comenzó practicando de niño con la batería, luego la guitarra, el piano, el bajo... cuando termina sus estudios secundarios a los 18 años ya es un multiinstrumentista completo que inicia un proyecto musical llamado "Trikobalto". En 2010 firman su primer contrato discográfico y comienzan a participar en festivales y hacer giras en Francia e Italia.


Llegan a ser los teloneros del grupo galés Stereophonics y podemos ver en este video como Gabbani ya tenía una personalidad irresistible cantando en francés, haciendo trucos de magia o poniendo su sello a temas tan populares como "Sarè perché ti amo"


Pero Gabbani quiere volar libre, y en otoño de 2010 se desvincula del proyecto que creó de adolescente para comenzar su carrera en solitario. En 2013 saca su primer álbum en solitario, con la impronta humorística que le caracteriza, llamado "Greites Iz" y firma en 2015 un contrato con la disquera BMG en calidad de compositor. 

2016 es el año del despegue del fenómeno Gabbani, entra en la categoría "Nuove Proposte" de SanRemo y su "Amen" arrasa obteniendo casi todos los premios a los que optaba: Ganador, Artístico, Crítica y Letra. Aunque comercialmente no alcanza a los ganadores de la categoría "Campioni" ha dejado huella y en 2017 participa ya como tal junto a otros 21 candidatos en el mítico festival italiano que sirve de preselección nacional a la RAI de cara a Eurovisión.

En Sanremo2017 presenta la segunda noche su "Occidentali's Karma", compuesta por él junto a su hermano. Y sorprende al estar acompañado en el escenario por alguien disfrazado de mono, sin duda una rareza en un festival lleno de elegancia, contención y sobriedad en los participantes. El voto del público presente en la sala Stampa donde se celebra el festival es mayoritario hacia él, pero solo obtiene un cuarto puesto en el televoto. Pasa sin problemas a la final aunque hay dudas sobre si el tradicionalmente conservador público italiano asumirá su propuesta frente a otras más clásicas como Fiorella Mannoia que parte como gran favorita.


En la cuarta noche cantan los 20 'campioni' y se someten a la media de una triple votación: jurado demoscópico, crítica musical y televoto. Gabbani aparece vestido de mono y el mono vestido de Gabbani. Los resultados, conocidos después de terminal el festival, muestran como el jurado le colocó segundo, la crítica quinto y el televoto tercero a gran distancia de Fiorella Mannoia. 

Llega la gran final y en la primera votación para elegir de entre los 15 'campioni' supervivientes a tres superfinalistas, la demoscopica le pone segundo, el jurado experto quinto y ahora sí, ya gana el televoto. Gabbani estaba viviendo lo que ha pasado muchas veces en este tipo de festivales y se llama "momentum": las expectativas crecen y un candidato que había permanecido agazapado entre los demás comienza a destacar bien por cansancio de los otros, bien porque su propuesta va calando y gustando. 

La superfinal está entre la clásica elegancia de la veterana Fiorella Mannoia, el pop moderno de Ermal Meta y la irreverencia simpática de Gabbani. La votación final pone a Mannoia como favorita del demoscopico, a Meta de los críticos musicales y a Gabbani triunfando en el televoto. Por mejor promedio, Francesco Gabbani realiza la proeza de ganar en dos años consecutivos las dos categorías principales de SanRemo y se convierte en la sensación del Festival. El público lo acoge con gran éxito y comercialmente suena y acapara todas las radios y televisiones del país. La mona desnuda bailando se convierte en un icono y su video en youtube suma decenas de millones de visitas.



La letra, hilada de forma inteligente y llena de referencias a filósofos, tratados de ideas y críticas subliminales a la apropiación cultural o postureo de nuestras sociedades, se aleja de la tradición italiana de enviar canciones de amor, dolor y lágrimas. La personalidad de Gabbani, sus movimientos irresistibles y el 'gimmick' del mono rematan un cóctel perfecto que muchos ven como ganador indiscutible de esta edición, y el inicio de un fenómeno internacional. 

Lezioni di Nirvana /En las clases de Nirvana
C’è il Buddha in fila indiana /Hay un Buddha en fila india

Per tutti un’ora d’aria, di gloria (ale!) /Una hora de diversión para todos, de gloria (¡Vamos!)
La folla grida un mantra /La masa grita un mantra 
L’evoluzione inciampa /La evolución tropieza
La scimmia nuda balla /El mono desnudo baila
Occidentali’s karma /El Karma de los occidentales 


Italia ha ganado Eurovisión dos veces: en 1964 con Gigliola Cinquetti y en 1990 con Totto Cotugno. Sin embargo leer su listado de representantes hace palidecer a cualquier otra delegación al haber apostado siempre por artistas consagrados, algo que en Italia hizo perder la credibilidad del festival al observar como sus grandes cantantes no obtenían los resultados, para ellos, merecidos. 

Ese desinterés hizo que en 1994 dejaran de asistir, con la excepción de 1997 y porque nadie había eliminado de las normas de SanRemo el derecho del ganador a asistir a Eurovisión y Jalisse ante el poco apoyo recibido por la RAI decidió acogerse a él como venganza. Con el cambio de dirección en RAI, el trabajo de lobby hecho por Raffaella Carrá y el buen hacer de su jefe de delegación Nicola Caligiore, vuelven en 2011 con la misma fórmula de antaño y esperando en cualquier momento su tercer gran premio. 

Las casas de apuestas han caído bajo el poder de Gabbani y es la gran favorita en todas, con cuotas entre 6/4 a 13/8, es decir poco más de 1€ por cada euro apostado. En las encuestas entre euro fans también aparece como gran favorita. 

Desde que hay semifinales,  los países BIG,  Reino Unido, España, Francia y Alemania  e incorporándose Italia en 2011, solo los británicos con un 5ª puesto en 2009, los alemanes con su victoria en 2010 y los italianos con un segundo puesto en 2011 y un tercero en 2015 han logrado entrar en top5. Más cerca que nunca está Italia de lograr el oro en Kiev. 

Valoración:

Canción: Muy buena
Interpretación: Muy buena
Estadística: A favor

Apuestas: A favor
Posibilidades: Top3





No hay comentarios:

Publicar un comentario