domingo, 23 de abril de 2017

El siglo XXI entra en Eurovisión con Kristian Kostov

(c) eurovision.tv
Bulgaria presenta al primer cantante nacido en el siglo XXI que pisará el escenario eurovisivo: Kristian Kostov. El jovencísimo solista nació en Moscú, de padre búlgaro y madre kazaka, y este mes de marzo cumplió los diecisiete años. Su carrera es, por tanto, corta aún, pero no exenta de éxitos en talent-shows: primero en La Voz Kids de Rusia, donde fue finalista de la mano de su coach, el ganador eurovisivo Dima Bilan. Luego, fue subcampeón en el X Factor de Bulgaria. Gracias a la popularidad conseguida en estos programas, firmó con Virginia Records y lanzó su primer single, que se colocó entre los más oídos del año en Bulgaria. La BNT lo anunció como representante del país en Eurovisión 2017 con un tema de los mismos autores de las canciones serbia y macedonia, que también compusieron el exitoso "If love was a crime" del año pasado. 

"Beautiful mess" (Un hermoso lío) es una moderna balada pop con un estilo marcado y un aire muy actual, que habla de un amor invencible a pesar de los avatares de la vida: por mucho que el viento sople en contra, ese amor es intocable. El grupo de autores sueco-balcánico parecen haberle cogido la medida al festival y aspiran a volver a conquistar los puestos de cabeza con este tema que a Kristian le sienta como un guante e interpreta con una solidez y una seguridad pasmosas a sus escasos 17 añitos. 

When the world shakes us (Cuando el mundo nos sacude)
Trying to take us out of line (E intenta sacarnos del camino)
Fear of tomorrow (Tememos al mañana)
Feelings we borrow for a time (Nos prestamos los sentimientos por un rato)
Even in the line of fire (Hasta en la línea de combate)
When everything is on the wire (Cuando todo se tambalea)
Even up against the wall (Cuando estemos acorralados)
Our love is untouchable (Nuestro amor es intocable)


Bulgaria parece estar renaciendo de unas cenizas eurovisivas que la ha acompañado desde su debut a excepción de contadas ocasiones. En 2007 fueron quintos en la final con aquel peculiar "Water" y no volvieron a pisarla hasta 2016, alcanzando el cuarto lugar con el segundo intento de Poli Genova. Aparte de estos dos éxitos, ninguna otra presencia en la final en los restantes diez intentos aunque en dos ocasiones se quedaron a las puertas (2008 y 2012). Lo que resulta curioso es que sus dos únicas finales se cuentan por top 5. 

Este año aparece como una de las favoritas: actuará en el puesto 15º de la segunda semifinal. Podrá contar con los votos de Macedonia, Malta o Francia, tres de los países que más se acuerdan de ella en Eurovisión. Cuenta con el apoyo total de las casas de apuesta, donde figura segunda, solo por detrás de Italia. 

Valoración: 
Canción: Muy buena
Interpretación Muy buena
Sorteo: A favor
Estadística: En contra
Apuestas: A favor
Posibilidades: 85%


No hay comentarios:

Publicar un comentario