lunes, 10 de abril de 2017

Francia confía en Alma para prolongar a Amir

Edoardo Grassi y Alma, en Kiev (c)twitter.com/almaofficiel
Cuando Edoardo Grassi se presentó en verano de 2015 en el despacho de la jefa de entretenimiento de France Televisión para sugerirle lo que debía cambiar Francia en Eurovisión tras el fiasco de Lisa Angell en Viena, jamás pensó que saldría por la puerta como Jefe de Delegación.

Y aunque con Amir había calculado que iba a ser llegar y besar el "eurosanto", tuvo que saborear el sexto puesto - mejor posición francesa desde 2002 - de forma agridulce. Y entre experimentar con algo diferente y repetir fórmula ha optado claramente por lo segundo.


Alma (c) eurovision.tv
Así que también internamente fue elegida Alma,  acrónimo de su nombre real Alexandra Maquet, de 28 años, nacida en Lyon pero que por el trabajo de su padre vivió en Estados Unidos su adolescencia. Al volver a Francia lo hizo para matricularse en Comercio en Lille. Sus estudios la llevaron a realizar prácticas en Brasil e Italia.  El trágico fallecimiento de un amigo de la infancia hizo que retomase algo que siempre la había apasionado: la composición.

En 2013 se integra en el programa musical "Les chansons d'abord" de la eurovisiva Natasha St Pier y donde un grupo de cantantes interpretaba medleys de los artistas invitados al plató. El programa duraría una temporada y allí estaban también Lisa Angell y Nazim Khaled.

En 2016 publicó su primer single, "La chute est lente" (La caída es lenta) compuesto junto a Nazim, que compondría para Amir su famoso "J'ai cherché" y que ha escrito ahora para ella  este "Réquiem" con el que acudirá a Kiev.

Réquiem ahonda en los ritmos fusionados que ya visitó Amir el año pasado. Un estilo acorde a lo que suena en Francia y a lo que gusta a los jóvenes de hoy en día. Ese era el objetivo de Edoardo Grassi y podemos comprobar que insiste en ello. Pensada íntegramente en francés en un principio, han caído en la tentación de dotarle de unas estrofas en inglés para hacerla más internacional.


La canción francesa es una historia del amor de una pareja que lucha contra lo efímero del tiempo y quiere ser vivido siendo conscientes de que solo la muerte les separará pero ni siquiera en el réquiem de despedida podrán olvidar lo vivido.

Embrasse-moi, dis-moi que tu m'aimes /Bésame, dime que me quieres
Fais-moi sourire au beau milieu d'un requiem/ Hazme sonreír en medio de un réquiem
Embrasse-moi, dis-moi que tu m'aimes /Bésame, dime que me quieres
Fais-moi danser jusqu'à ce que le temps nous reprenne /Hazme bailar hasta que nos pare el tiempo
Ce qu'il a donné /Es lo que hizo él

Francia llevaba en un réquiem musical varios años hasta que la sonrisa de Amir se coló en el pelotón de cabeza en la clasificación final. Tras votar los jurados, Amir llevaba colgada la medalla de bronce. Sin embargo, el jarro de agua fría llegó cuando el televoto les dejó en la novena plaza y por debajo de la otra canción "francesa" de la noche: Austria. Solo cuatro puntos les separaron del ansiado Top5. Recordar sus cinco victorias, o sus últimos top3, nos hace viajar en el tiempo más de lo deseado. En 1991, cuando Amina empató con Carola y se colgó la última medalla francesa, todavía votaba Yugoslavia.

Francia como miembro del Big5 tiene asegurada una plaza en la final. Y al igual que el año pasado, aparece destacada entre las casas de apuestas, entre los 10 primeros. Sin embargo cada vez que Alma interpreta su canción deja muchas dudas en el aire, y es que, aunque Amir no era el mejor cantante del mundo, su carisma traspasaba la cuarta pared. Alma no transmite esa seguridad y vocalmente ha sembrado más desconfianzas que halagos.

  Valoración 

  Canción: Buena 
  Interpretación: Regular 
  Estadísticas: En contra 
  Apuestas: A favor 
  Posibilidades: Top15

No hay comentarios:

Publicar un comentario