lunes, 24 de abril de 2017

Suiza rezará al dios Apollo para conseguir llegar a la final

(c) escreporter.com

Como todos sabemos, Suiza es uno de los países fundadores del Festival de Eurovisión, de hecho todos conocemos su primera victoria gracias a la gran Lys Assia. 

Este país centroeuropeo ha optado para el concurso tanto por procesos abiertos con finales nacionales como por elecciones internas, y al igual que países como Bélgica, normalmente intentan organizar dicha elección entre las diferentes televisiones e idiomas que integran el país. Este año se ha llevado a cabo una selección nacional,“Die Entscheidungsshow” cuyo proceso comenzó el pasado mes de septiembre y tras un total de 8 galas, culminó en una final nacional compuesta por un total de seis candidaturas de la cual salió vencedora la banda Timebelle.
Timebelle es una banda catalogada bajo el género pop, aunque para eurovisión hayan decidido presentarse con una balada pop. Aunque ya no queda ninguno de los miembros de la formación inicial, actualmente está compuesta por tres integrantes: la vocalista Miruna Mănescu (28 de noviembre de 1995), el batería Samuel Forster (2 de mayo de 1996, y un músico multi-instrumentalista Emanuel Daniel Andriescu (16 de septiembre de 1995). Incialmente fue una boyband formada por cinco chicos que eran compañeros de universidad en Berna. Cabe destacar que no es la primera vez que la formación intenta representar a Suiza, ya que fueron segundos en la final nacional de 2015 con el tema “Singing About Love”. Cuentan con un álbum de estudio grabado en 2015 y han comercializado un total de 4 sencillos, el último "Apollo", con el que intentarán reverdecer laureles en Kiev.

Apollo hace referencia al dios griego Apolo, considerado el dios de la música, y se trata de una balada que va cobrando fuerza según se va desarrollando. Aunque es un buen tema, no aporta nada nuevo a lo que pueda haber sonado ya en el concurso, y en esta edición que casi la mitad de los temas que la integran son baladas, puede pasar un poco desapercibida. Está compuesta por Elias Näslin, Nicolas Günthardt y Alessandra Günthardt. Intentará conseguir el pase a la gran final en la segunda semifinal, y lo hará en el puesto 14 entre Noruega y Bielorrusia.

No, I will never let you go (No, nunca te dejaré ir)
All the words won´t make me fold (todas esas palabras no me vencerán)
It is never easy (nunca es fácil)
I follow you Apollo (te sigo Apolo)
No, I will never let you go (No, nunca te dejaré ir)
Give it time and we will grow (Dale tiempo  y creceremos)
Ain´t no fun in easy (No hay nada divertido en lo que es sencillo)
I follow you Apollo (te sigo Apolo)
I follow you Apollo (te sigo Apolo)

Suiza cuenta tan solo con dos victorias en el certamen, la de 1956 y la conseguida por Celine Dion en 1988, por lo que queda bastante lejos ya. Desde 2010, tan sólo han conseguido llegar a la gran final en dos ocasiones: 2011 y 2014. El año pasado fueron últimos en su semifinal con Rikka. 

Este año, las casas de apuestas la sitúan en una vigesimoquinta posición por lo que a priori no cuenta entre las favoritas al triunfo. Quizás entre tanta balada, pueda pasar desapercibida y no conseguir el pase a la final del mismo modo.

Valoración:
Canción: Normal
Interpretación: Buena
Sorteo: Neutro
Estadística: En contra
Apuestas: En contra
Posibilidades: 35%

No hay comentarios:

Publicar un comentario