martes, 9 de mayo de 2017

Las letras de las canciones, esas grandes olvidadas de Eurovisión

Por José A. Seda 

La LXII edición de nuestro querido festival ya esta aquí. En menos de un mes estaremos inmersos en semifinales. Los participantes ya han pisado el escenario para sus ensayos, se ha desvelado la puesta en escena que cada país tiene preparada para captar nuestra atención… Todo para convencernos de que su canción debe ser la ganadora de Eurovisión 2017. 

Y puesto que esto va de canciones, pensamos que es el momento de repasar que mensaje nos traen las letras de cada una de ellas a su cita en Kiev. 



Comenzaremos con un grupo de países a los que seguro veremos en la final, el Big 5. En este grupo todas las canciones las encontramos en el idioma oficial del país, aunque hay quien, como Francia y España, cuelan alguna parte en inglés. Hay una excepción, Alemania. Levina nos trae lo que ella entiende por “Perfect life”, intentar todo aquello que deseamos sin miedo a equivocarnos, pues esto nos ayudará a hacerlo bien en un futuro. Nos somos perfectos. 

“I’m not afraid of making mistakes, sometimes it’s wrong before it´s right, that’s what you call a perfect life” (No me da miedo cometer errores, a veces estara mal antes de estar bien, eso es lo que llamas una vida perfecta). 

Como decíamos, un par de canciones de este primer ramillete, incluyen partes en inglés. Por un lado Francia, con Alma, que llega cantando un “Requiem” pero no a la muerte, sino a la vida y al carácter transitorio de esta. Por otro lado, España, Manel Navarro, y su “Do it for your lover", nos recuerda que cuando se pasa por momentos duros, todo es más fácil si pensamos en quien queremos y lo hacemos por ellos. En el mismo grupo tenemos también a Reino Unido, desde donde llega Lucie Jones para pedirle al destinatario de su canción que confíe en ella porque nunca le abandonará, como dice en su título, “Never give up on you”, no le importa lo que tenga que perder porque juntos superarán lo que venga. Y por último dentro de estos 5 países de clasificación directa, Italia. Francesco Gabanni critica a través de su “Occidentali’s Karma” la vida moderna occidental, y como los occidentales recurren a la cultura oriental para escapar de ella. La canción tiene continuas referencias al budismo, yoga, cultura griega… 

La folla grida un mantra (La multitud grita un mantra)
l’evoluzione inciampa (la evolución tropieza) 
 la scimmia nuda balla (el mono desnudo baila)
 occidentali’s karma (el karma de los occidentales)

La última incorporación al ESC, Australia, envía este año a Isaiah Firebrace a contarnos que cuando le han hecho daño es difícil volver a amar, por eso el prefiere ir despacio, porque otras veces ha intentado ir rápido para olvidar y no ha funcionado. Lo dice bien claro, “Don´t come easy”. Analicemos ahora el resto de países de la Europa más occidental. Desde Austria llega Nathan Trent “Running on air” dispuesto a no detenerse. Asegura que sabe lo que quiere y va a ir a por ello y no habrá nada que le haga dudar. Si se cae, solo tendrá que levantarse. Por otro lado, Irlanda nos trae un mensaje de ilusión, y es que el joven Brendan Murray con “Dying to try” nos aclara que sabe que en el amor no hay garantías de eternidad pero que promete poner todo de su parte, y es que el chico se muere por intentarlo. 

“Cause no one can promise that love will ever learn how to fly but I’m dying to try” (Porque nadie puede prometer que el amor aprenderá a volar pero me muero por intentarlo). 

 “Lights and shadows” es la canción con la que competirá Holanda y la defienden tres hermanas (O’G3NE) dedicandosela a su madre, que ha estado enferma, a la que le dicen que aunque todos pasamos por malos momentos, lo importante es no rendirse, seguir adelante y pasar pagina. La belga Blanche nos cuenta con “City lights” como se encuentra en un mal momento, se siente sola, pero aunque teme perderlo todo, va a luchar por iluminar su vida. Quienes también están dispuestos a luchar son el grupo Timebelle por Suiza, porque afirman que aunque se tenga problemas, también se tiene amor para afrontarlo y por eso no tienen ninguna duda en seguir a su “Apollo” (dios griego de la música) donde haga falta. 

Y el único de este grupo que se presenta con una canción en el idioma oficial de su país es Portugal. Salvador Sobral, viene con una canción de letra sencilla, elegante, sin pretensiones, todo sentimiento. Con “Amar pelos dois” pretende convencer a un amor perdido de volver a estar juntos y le confiesa que antes de conocerle no era nada. 

Se o teu coração, nao quise ceder (si tu corazón no quisiera ceder)
não sentir paixão, nao quiser sofrer (no sentir pasión, no quisiera sufrir)
sem fazer planos do que virá depois (sin hacer planes de que vendrá después)
o meu coração pode amar pelos dois (mi corazón puede amar por los dos)

Subamos en el mapa y veamos con qué nos vienen los países nórdicos. Todos coindicen en algo: el inglés como lengua para mandar su mensaje. Desde Islandia llega Svala con “Paper” que utiliza el papel como metáfora de la lucha interna con uno mismo. La danesa Anja Nissen quiere dejar claro “Where I am”. Si hasta ahora no mostraba sus sentimientos, eso va a cambiar y va a comenzar a dejarlos salir. 

“I’ve held it in my heart and now I’m letting you know” (Lo tenía guardado en mi corazón y ahora te voy a dejar conocerlo). 

El ganador del Melodifestivalen sueco, Robin Bengtsson, presenta su canción “I can´t go on” usando como la seducción como principal baza la seducción. Sin embargo, a la hora de la verdad le confiesa a la su pareja que está en sus manos y que hará lo que le diga. Sus vecinos noruegos, JOWST, tienen un lema, “Grab the moment” y nos animan a dejar a un lado las dudas e inseguridades para ir a por todos y aprovechar el momento. Y para terminar este grupo tenemos un “Blackbird” desde Finlandia. Norma John le pide a un pájaro negro, que podría representar sus recuerdos, que no le cante porque le hace recordar a momentos en que su corazón era feliz, no como ahora que se siente sola. 

You sang when he was in my bed (Cantabas cuando el estaba en mi cama) 
you sang when my heart sang (cantabas cuando mi corazón cantaba)
Now you remind me of something I’ll never have (ahora me recuerdas algo que nunca tendré) 
So blackbird, don´t sing (Así que pájaro negro no cantes) 

Ahora vayamos a los países del Mediterráneo que nos quedan por ver. Todos tienen en tanto el idioma de sus canciones, inglés, como la temática, el amor. La bandera griega la ondeará Demy, que necesita superar una relación rota para evitar el daño que puede causarle el quedarse en el pasado. Con “This is love” mirará con optimismo hacia el futuro. También mira al futuro Hovig, el chipriota, pero en este caso para pedirle a la persona que quiere que le deje estar a su lado para apoyarle, ayudarle y ofrecerle su protección, ser su “Gravity”. 

“When you’re falling free, let me be your gravity” (Cuando estés cayendo en picado dejame ser tu gravedad). 

Luego tenemos dos paises que nos hablan de un encuentro. En primer lugar Imri Ziv, por Israel, que viene gritando “I’m alive”, y es qe lleva mucho tiempo esperando conocer a alguien que le rompa en pedazos en sentido positivo, y ahora por fin lo ha encontrado y se siente vivo. Por otro lado San Marino, con Valentina Monetta, que repite por cuarta vez, pero en esta ocasión viene acompaña por Jimmie Wilson. Se han encontrado rodeados por el “Spirit of the night” y se preguntan el uno al otro si serán lo que ambos han estado esperando. Han sufrido anteriormente pero quieren intentarlo porque ahora miran al futuro con optimismo. Sin aliento, “Breathlessly”, llega Claudia Faniello desde Malta, para hablarnos de una relación que no ha funcionado, pero reconoce su culpa y afronta la situación. 

Knowing that the storm is about to die (Sabiendo que la tormenta está a punto de acabar) 
Climbing over walls that always felt too high (escalando sobre muros que siempre sentí demasiado altos)
Breathlessly (Sin aliento) 

A continuación el grupo más numeroso, el de los exsoviéticos, cargado de canciones todas en inglés excepto Bielorrusia. Desde aquí viene Navi con “Historya majho zyccia”, en bielorruso, un canto a la positividad y a la unión, a pensar que el mañana solo nos deparará cosas buenas. Un par de países nos traen un mensaje de ánimo hacia el futuro. Ucrania con O.Torvald y su “Time”, nos dicen que es tiempo de parar y reflexionar, dejar de lamentarse por lo no conseguido y mirar hacia delante. Tambien Georgia nos invida a pensar en el futuro, en nuestros sueños, sin redirnos y sin permitir que nadie nos aparte del camino. Tako Gachechiladze trae su canto a la esperanza, “Keep the faith”. Desde Armenia, Artsvik nos cuenta la historia, “Fly with the wind”, de una chica, quizás ella misma, que consiguió volar persiguiendo el amor. 

“Fly with me high, never stop believing that love will take us high” (Vuela alto conmigo, nunca dejes de creer que el amor nos llevará alto). 

Sunstrok Project representa a Moldavia con una canción dedicada nada más y nada menos que a su suegra, aunque le llame mamma, “Hey mamma”. Sabe que no cuenta con su aprobación pero esa noche se llevará a su hija y la traerá de vuelta a casa a su hora. Por supuesto también en este grupo de candidatos hay canciones con el amor como protagonista. Fusedmarc viene desde Lituania para pedir a su pareja que rompan con lo racional y lo establecido para empezar una revolución “Rain of revolution”. No lo tiene tan claro desde Azerbaiyán Dihaj, que con “Skeletons” no se habla de su relación con un chico que cuando están juntos parecen hecho el uno para el otro, pero no es fácil y también hay problemas. Los participantes de Letonia, Triana Park, nos traen “Line”, reconociéndonos que no han superado un desamor y que no creen que lo hagan porque ven ese amor perdido en cualquier parte, aún tienen esperanzas de recuperarlo. Finalmente un amor imprudente, temerario, viene de la mano de Koit Toome y Laura, por Estonia con “Verona”, ciudad que toman como referencia, por el amor vivido entre Romero y Julieta para explicar su historia. 

I was always trying to tell the truth (Yo siempre intentaba decir la verdad)
before the romance turned to drama (antes de que el romance se convirtiera en drama)
I hoped the best in me was always you (yo esperaba que lo mejor de mi fueras siempre tú) 
before we lost our Verona (antes de que perdiéramos nuestra Verona) 

Y de los exsoviéticos nos vamos a los balcánicos. De nuevo predomina el inglés en todas las canciones. Sólo en el caso de Croacia se mezclan partes en inglés e italiano. Jacques Houdek piensa que solo hay dos opciones de vivir la vida, creer o no creer en los milagros. “My friend” insiste en que hay que perseguir los sueños y hacer todo lo posible por convertirlos en realidad. Lindita Halimi llega preocupada desde Albania por la falta de unión en el mundo. Se pregunta a través de “World” si a nadie le importa y cual será el coste de la vida y el amor en el mundo. 

“Almost impossible, just to let the love unite us all”. (Es casi imposible dejar al amor que nos una a todos). 

Tambien preocupada está la serbia Tijana Bogicevic, pero por otro motivo. Pide ayuda porque se ha enamorado profundamente “In too deep” y se ve sentenciada de por vida. Por el contrario, Omar Naber, representante de Eslovenia, se siente solo y apagado, asi que decide dejarlo todo y hacer las cosas a su manera “On my way”. Otras canciones son mas desenfadadas. En “Space”, Slavko Kalezic viene de Montenegro preparado para una noche de desenfreno y avisando que quiere explorar las estrellas en el lenguaje de los cuerpos. Una celebración en si es lo que trae Jana Burceska con su “Dance Alone” por Macedonia. Es feliz y quiere celebrarlo, el ritmo sigue allá donde esté. 

I let the pavement be my catwalk (Dejaré que la acera sea mi pasarela)
I’ll bring the fire and feel the heat (traeré el fuego y sentiré el calor) 
And all I need to keep on moving (y todo lo que necesito para seguir moviéndome) 
is the sound of my heartbeat (es el sonido de los latidos de mi corazón) 

Para acabar, veamos que nos trae el último grupo, formado por los países del este. De nuevo vamos a comenzar con la excepción, es decir el único que no ha recurrido al inglés. Se trata de Hungría y la cacion “Origo”. En ella Joci Pápai trata en húngaro, temas como el racismo y la discriminación. Encuentra la fuerza en su dios y llega a la gente con su música. Rumanía juega sus caras con “Yodle it”, canción con la cual Ilina y Alex Florea nos recuerdan que debemos dejar salir lo que realmente somos y debemos hacer siempre lo que de verdad queremos, ¿cómo? ¡Yodelizando nuestra vida! El jovencísimo Kristian Kostov’s, encargado de dejar alto el pabellón búlgaro, con “Beautiful mess” tiene claro que cuando todo está en contra y la vida lo pone difícil, tenemos el amor para vencerlo todo. 

“I don´t want nothing more, our love is untouchable” (No quiero nada más, nuestro amore es intocable). 

Y de amor también nos habla desde Polonia Katja Mos con “Flashlight”, de un amor que no se puede romper, porque por más que los intenten separar seguirán siempre juntos. Por último, la checa Martina Bárta reclama su turno “My turn”. En esta canción, con una preciosa letra, le dice a su pareja que él siempre estuvo a su lado y que ahora que él tiene problemas estará con él apoyándole en todo. 

Every time that I was down (Cada vez que yo estaba deprimida)
You were ther to fix me up (tú estabas ahí para arreglarlo) 
you were ther to pick me up (tú estabas allí para recogerme) 
Now it’s my turn (Ahora es mi turno)

Un año más el inglés está presente en la inmensa mayoría de las canciones. Estas traen temáticas variadas pero predominan los que encuentran la inspiración en el amor y, este año, también aquellos que nos animan a perseguir nuestros sueños y luchar por ellos hasta el final.

No hay comentarios:

Publicar un comentario