jueves, 4 de mayo de 2017

Primer día en Kyiv! Primeras sensaciones!

Ya estamos en Kyiv. Salimos de Barajas en plena madrugada con las expectativas en un limbo entre el temor, la decepción y la reserva  por las incertidumbres creadas por la organización durante los últimos meses y aterrizamos a la hora del almuerzo en un soleadísimo Kyiv, con temperaturas primaverales y con la marca Eurovision bien presente en todas partes. A pesar del cansancio del viaje decidí aprovechar el día para tomar contacto con la ciudad y recoger la acreditación como redactor de Olevision.

La plaza Maidán, símbolo para los ucranios de la Revolución Naranja vivida en 2004 y testigo hace unos pocos años de las violentas protestas durante el Euromaidán en 2013, es también el centro de la ciudad. Una gran pancarta sin firma con unas cadenas que se rompen pone el lema "Freedom is our Religion". Toda una declaración de intenciones. 




Impresiona Maidán por la cantidad de simbolismos y homenajes a caídos de la guerra que tiene un cartel con las letras Eurovisión donde los visitantes y locales se hacen fotos, por la noche se ilumina, al igual que la fuente. Hay un arco enorme sobre la avenida Khreschatyk que están pintando con la bandera arco iris. 

La avenida Khreschatyk que la cruza, una especie de Paseo de la Castellana o Passeig de Gràcia, se ha cortado por completo para albergar el Eurovillage, todavía en pruebas pero que al ocupar una gran avenida es de dimensiones enormes.

Los precios al cambio son irrisorios, haciendo para el visitante con presupuesto ajustado un viaje de ensueño. 10UAH son 0,35€. Restaurantes, transporte, supermercados... Por ejemplo, comida típica ucraniana cocinada al momento con entrante, primero y postre con bebida por menos de 5€ en un restaurante en el centro.   Los taxis, aunque hay apps que permiten pedirlos a un precio fijo, siempre están dispuestos a regatear diciéndoles donde quieres ir. Si les enseñas un mapa, mejor que sea en cirílico. 




La seguridad está presente en toda la ciudad con policías, militares y vigilancia constantemente. Controles de arcos de seguridad en cada acceso a lugares sensibles. Afortunadamente el personal y los agentes no están siendo nada intimatorios ni agresivos, simplemente están y dan sensación de protección, que en esta situación y tiempos no está nada mal. 

Voluntarios de Eurovisión también en cada parada de metro, plaza o lugar emblemático. Hay que decir que muy poca gente habla inglés en Kyiv y en muchas ocasiones entre el cirílico y que usan indistintamente ruso y ucranio es necesario o una App de traducción o alguien que lo haga por ti y los voluntarios se afanan por ayudarte. Todas las interacciones, a pesar de la dificultad del idioma, han sido agradables y hemos sido recibidos muy amablemente siempre. 



El Euroclub luce espectacular por la noche. Es un edificio, antiguo helipuerto reconvertido, de construcción reciente. Decorado al detalle, y con iluminación de producción hollywoodiense. Los patrocinadores tienen su propia zona de photocall y hay servicio de comidas. 

De momento solo está abierta la planta baja y la reverberación de sonido no es la ideal porque el techo no es muy alto. Es grande y también hay doble control de seguridad para entrar. Los precios del bar, populares. Atención a los chupitos Ruslana y Jamala. 




De momento muy buenas impresiones y sensaciones. El ayuntamiento se ha volcado con el evento y Kyiv y sus ciudadanos se muestran como una capital acogedora y abierta en estas primeras horas. Esperamos que siga así y os los seguiremos contando. 





No hay comentarios:

Publicar un comentario