domingo, 29 de abril de 2018

Rybak nos da su receta para intentar ser el nuevo bicampeón

Alexander Rybak nació en Minsk (Bielorrusia) el 13 de mayo de 1986, por lo que la una victoria en la gran final de este año sería el regalo perfecto para su 32º cumpleaños.
Contando aún con tan solo 4 años de edad su familia se mudó a Noruega y fue allí donde se crió y comenzó su pasión por la música. A esas edades ya empezó a interesarse por los instrumentos; hijo de madre pianista y padre pianista, no es raro que se haya convertido en el virtuoso del violín y el piano que es a día de hoy.


En 2006 ganó un talent show noruego, pero fue en 2009 cuando su nombre pasó a ser conocido por todo el país e incluso el continente. Aquel año tuvo una victoria aplastante para convertirse en el representante de Noruega en Eurovisión, colocándose inmediatamente como favorito para hacerse con el festival. Dicho y hecho, esa victoria aplastante se repitió a nivel europeo. Con "Fairytale" y su violín consiguió batir los records de puntuaciones hasta entonces: 387 puntos (169 más que la segunda clasificada), 16 "twelve points" y un hueco en la Historia de Eurovisión. 
Desde entonces no ha parado de componer y no se ha desvinculado del festival que le dio la fama internacional y pudimos verle alguna que otra vez como invitado sobre el escenario, la última en 2016 durante el interval act "Peace, peace, love, love". 

Este año decidió volver al Melodi Grand Prix de Noruega con "That`s how you write a song". La canción no tuvo una buena acogida cuando fue publicada por considerarse de una calidad muy inferior a la ganadora de 2009. Sin embargo, lo pegadizo de la pieza en cuestión y el gran carisma que desprende Alexander sobre el escenario, hicieron inevitable el triunfo. Y de nuevo Alexander Rybak se conviritó en el representante noruego para Eurovisión, donde compite por una segunda victoria 9 años después.

"That's how you write a song" nos cuenta cómo componer un hit, con una buena idea y un ritmo atractivo puedes tener éxito. Es una canción funky bastante facilona pero muy pegadiza que sin duda no tendría la misma repercusión si no estuviera interpretada por el Rybak. 

Step one, Believe in it and sing it all day long (Paso 1, cree en ella y cántala todo el día)
Step two, just roll with it (Paso 2, deja que vaya rodado)
That's how you write a song  (Así es como se escribe una canción)

Noruega cuenta con 3 victorias en su palmarés (1985, 1995 y 2009), la última de ellas de la mano del propio Alexander Rybak. Por el contrario, tiene el dudoso honor de ser el país con más últimos puestos cosechados (11 veces en total incluyendo cuatro ceros). En general suele tener buena suerte en las semifinales, logrando clasificarse en 8 de las 11 veces que participaron en ellas. En esta ocasión Noruega abrirá la segunda semifinal y parece tener asegurado su pase. Se sitúa en el puesto 7 del ranking total en las casa de apuestas.


Valoración: 

Canción: Regular
Interpretación: Buena
Sorteo: A favor
Estadísticas: En contra
Apuestas: A favor
Posibilidades: 90%

No hay comentarios:

Publicar un comentario